x
Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Tarragona
20.98 º
5.544 Km/h
Juicio atentados 17-A
Driss Oukabir, a l'inici del judici dels atemptats de Barcelona i Cambrils el 10 de novembre del 2020.

Driss Oukabir, juicio de los atentados de Barcelona y Cambrils, 17-A

Driss Oukabir, en el inicio del juicio de los atentados de Barcelona y Cambrils el 10 de noviembre del 2020.

Un testigo protegido sitúa a Driss Oukabir en la casa de Alcanar y dice que dormía por las noches en la terraza

Afirma que conducía un Audi A3 negro con matrícula francesa

Actualizada 02/12/2020 a las 14:28

Un testigo protegido ha situado al segundo principal acusado en el juicio del 17-A, Driss Oukabir, en la casa de Alcanar donde la célula de Ripoll fabricaba explosivos. En la sesión de este miércoles en la Audiencia Nacional, el testigo ha recordado verlo «cada día» durante un periodo del verano del 2017. El testigo no ha concretado las fechas exactas, pero ha dicho que él estuvo en Alcanar entre julio y principios de agosto, aproximadamente. Driss Oukabir conducía un Audi A3 negro con matrícula francesa, según el testigo, que ha afirmado que «no hacía nada en particular». «Llegaba y se encerraba en la casa. Las noches dormía en la terraza de la casa», ha dicho.
 
El testigo ha explicado que se lo cruzó varias veces por la mañana y por la tarde. Lo veía dormir en la terraza cuando se marchaba hacia la playa por la mañana. Recuerda que Driss Oukabir iba «a menudo» acompañado de otra persona. El testigo, que ha declarado en francés, ha dicho que el Audi A3 estaba delante de la casa «todos los días» y que tenía visibilidad del chalet desde su residencia.


También había una motocicleta, un Peugeot 306 y una camioneta alquilada. Recuerda ver la camioneta el último día de su estancia en Alcanar, pero no ha podido concretar qué día fue. El testigo ha explicado que vio una descarga en furgoneta en la casa, pero que los ocupantes de la casa la situaban de una manera que hacía imposible ver qué transportaban.

El testigo ha explicado que la única persona que no evitaba el contacto con los vecinos de la urbanización de Alcanar era el conductor del Audi A3. Al resto los veía, pero «no hablaban con nadie». El testigo se ha mostrado seguro de la persona a quién reconoció.

El abogado de Driss Oukabir ha preguntado por detalles de la fisonomía del chalet de Alcanar -como el material de la barandilla o su altura- para contraponerlos con la fotografía de la casa. El testigo ha dicho que tenía una barandilla metálica con una altura inferior a la de un coche lo que no corresponde con la imagen que se ha mostrado.

El presidente del tribunal, Félix Alfonso Guevara, ha dicho que no se tiene «que examinar» al testigo ni se pueden poner «trampas». El testigo hizo un reconocimiento fotográfico el año 2018, un año después de los hechos, pero ha explicado que cree que también hizo otro antes.

Entre las personas que han declarado este miércoles hay una pareja, vecinos del chalé de Alcanar que explotó. Precisamente Enric A. se había interesado por comprar el edificio que ocupaban los yihadistas. Ha explicado que había cuatro o cinco personas, entre las cuales el acusado Houli Chemlal, pero que no recuerda cuáles de estos había la noche de la explosión. Enric A. ha explicado que «eran discretos». Ha dicho que una vez vio un hombre con barba blanca, pero no lo ha podido identificar.

Su pareja, Martine M., ha hablado del momento de la explosión. «Se me pone la piel de gallina. Con la primera explosión quedamos un poco sordos. Me encontraba mal. Tuve miedo». Ha dicho que los chicos de la casa, todos de menos de 35 años, a veces llegaban andando, en bici o con vehículo. La pareja ha sido indemnizada por los daños de su edificio a causa de la explosión, pero no por las lesiones psicológicas sufridas, ni han sido reconocidos víctimas del terrorismo.

Otro testigo, encargado de mantenimiento de una casa de la urbanización de Alcanar, Joan P., recuerda ver gente joven en la casa que explotó y un Audi A3 con matrícula española. Recuerda ver a Mohamed Hichamy, con quién habló y de quien recuerda que hablaba catalán con acento gerundense. Dice que era él quien normalmente conducía el coche, pero afirma que vio otra persona conducirlo. El testigo recuerda ver uno de los chicos acompañado de una chica hacia septiembre del año anterior a los atentados.

Marc G., vecino de la zona, también recuerda cruzarse con Mohamed Hichamy, que llevaba una toalla colgada del cuello. No le devolvió el saludo. Se dio cuenta que había gente en el chalé durante la Semana Santa del 2017 y recuerda un Audi A3 aparcado dentro. La tarde de la explosión el testigo se marchó de la urbanización y no vio la explosión.

Relato de la explosión
Una testigo de la explosión del chalé de Alcanar, Carmen M., ha explicado que vio una «gran explosión y seguidamente otra» con «bolas de fuego» la noche del 16 de agosto. Resultó herida en la cabeza y en el brazo izquierdo. Su casa sufrió daños. «Media casa se fue al suelo» así como rejas de una parte de su finca. «Mi hermano hacía cinco minutos que había pasado por allí, se salvó de milagro», ha relatado.

Carmen M. ha explicado que no ha sido indemnizada por las lesiones ni físicas ni psicológicas y que sí que recibió una indemnización por los daños materiales en la casa, pero afirma que fue «una miseria».
Comenta el contenido : Un testigo protegido sitúa a Driss Oukabir en la casa de Alcanar y dice que dormía por las noches en la terraza
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Llovera, 18. 1r 1a. 43201 Reus

977 32 78 43

diari.mes es un medio
auditado por OJDInteractiva
Diari Mes

Con la colaboración de:
Diari Mes