x
Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Tarragona
17.4 º
5.4 Km/h
Judicial
Imatge d'arxiu de l'autobús accidentat a Freginals el 20 de març del 2016.

Imagen de archivo del autobús accidentado en Freginals el 20 de marzo del 2016.

Imagen de archivo del autobús accidentado en Freginals el 20 de marzo del 2016.

Indignación por la parálisis del caso del accidente de Freginals, pendiente de juicio cuatro años después

Hace medio año la Audiencia de Tarragona instó al juzgado de Amposta a abrir el procedimiento abreviado previo

Actualizada 20/03/2020 a las 13:10

Este viernes se cumplen cuatro años del fatídico accidente de autobús de Freginals (Montsià), donde murieron trece estudiantes de Erasmus que volvían de las Fallas de Valencia y una treintena de personas resultaron heridas. También ha pasado medio año desde que el Audiencia Provincial de Tarragona ordenó reabrir el caso -archivado tres veces por el juzgado de instrucción- y enviarlo a juicio. Las acusaciones particulares se muestran «indignadas y desconcertadas» porque, seis meses después del auto de la Audiencia, no se haya avanzado. Hace unas semanas presentaron un escrito para pedir a la jueza que dé impulso a la causa, pero ahora asumen, resignados, que el paro judicial por la crisis del coronavirus todavía lo retrasará más.
 
Sobre las cinco y media de la madrugada del 20 de marzo del 2016, un autobús de una expedición de tres vehículos donde viajaban estudiantes Erasmus que volvían de las fallas de Valencia, sufría un grave accidente en la AP-7, en el punto kilométrico 333, en el término municipal de Freginals. El conductor efectuó una maniobra brusca hacia la izquierda, después de tocar la valla de la parte derecha, el autocar volcó y cruzó la media, y chocó con un turismo con dos ocupantes que circulaba en sentido sur. Trece jóvenes de diferentes nacionalidades murieron y 23 resultaron heridos de diversa consideración.

La instrucción de este caso se ha archivado en el juzgado de Amposta hasta tres veces, en estos cuatro, entre recursos de la Fiscalía y las defensas de las víctimas. El 30 de octubre del año pasado se conocía el último auto de la Audiencia de Tarragona que volvía a revocar el sobreseimiento de la causa del accidente de Freginals e instaba al juzgado número 3 de Amposta a reabrirla e iniciar el procedimiento abreviado previo al juicio oral por trece supuestos homicidios imprudentes y lesiones. Los magistrados señalaban «los indicios evidentes» de una posible imprudencia grave por parte del conductor del autocar. El chófer habría reducido los descansos los días anteriores y los magistrados no descartan que la somnolencia y la fatiga hubieran llevado al accidente.

Medio año después pero el abogado de uno de los ocupantes del turismo contra el cual se tropezó con el autocar, Joaquim Fibla, se ha mostrado «indignado y desconcertado» por la impasibilidad de la jueza ante un auto del ente provincial «severo e imperativo». «Parece que la jueza no ha encontrado el momento adecuado para hacer lo que le piden», ha lamentado el letrado. «Estamos en un impaso total y una paralización por la poca iniciativa de la jueza de la instrucción», ha añadido.

Los abogados han presentado escritos de impulso a la causa, para pedir celeridad a la magistrada, pero la preocupación se agrava ahora ante el paro judicial que comporta el estado de alarma por la crisis de covid-19. «Hasta que no se levante el estado de alarma, como no es un tema preferente porque no es causa en preso, aunque hay 13 homicidios imprudentes y una treintena de heridos, la causa seguirá parada hasta que se vuelva a la normalidad. Es indignante porque el juzgado está parado y la jueza instructora tendrá tiempo, desde casa, para redactar el auto que la Audiencia le ha señalado que haga», ha pedido el abogado.

La instrucción había sido declarada como compleja pero Fibla ha señalado que ya está finalizada y hay que redactar los hechos que ocasionaron el accidente y lo presentaron. Temen, además, que uno de los escenarios posibles a prever es que la defensa del conductor, la empresa de autobuses y la aseguradora, presenten recurso al escrito de la jueza y que eso dilatará la posible celebración del juicio, uno o dos años más. «Iremos a juicio cuando se haya cumplido el sexto o séptimo aniversario del accidente», ha lamentado.

Indicios de fatiga
La Audiencia de Tarragona había reabierto la instrucción para que se comprobara el sistema de frenazo del autocar siniestrado y el envío a Inspección de Trabajo de un expediente sancionador contra la empresa de transportes donde prestaba servicio el conductor investigado. No se apreciaron deficiencias en la electrónica de control del sistema de frenazo o del sistema de gestión del motor pero la empresa de autocares recibió una sanción por no haber suscrito un Servicio de Prevención de Riesgos Laborales: el conductor los hacía anualmente por su cuenta.

En el último auto del octubre pasado, los magistrados también señalan «la existencia de indicios evidentes» que la conducta del investigado fue «de imprudencia grave». Se basan en los relatos de los pasajeros que habían testificado que el chófer pisaba la línea del arcén de forma continuada; bajaba la ventanilla para que entrara aire fresco; o que el autobús iba haciendo eses, moviéndose suavemente de derecha a izquierda dentro del carril, entre otros. Otros testigos explicaron que el investigado parecía cansado o que se durmió y despertaron de golpe cuando el vehículo se empezó a desplazar a la derecha y dio un volantazo a la izquierda.

Según el informe del tacógrafo elaborado por los Mossos, el autocar circulaba a 100 km/h y tenía activado el sistema de control de velocidad automático. Durante los últimos kilómetros se produjeron 77 desaceleraciones superiores a los 2 km/h, mientras que los otros dos autocares que iban por delante y que hacían el mismo trayecto sólo hicieron entre cinco y doce.

El auto también señala que en 28 días de conducción, sólo se constataron dos descansos semanales reducidos del chófer, la semana del 11 al 19 de marzo. La Audiencia descartaba que el impacto del autocar contra un turismo que circulaba por la otra calzada en sentido sur de la AP-7, que el siniestro hubiera tenido lugar en uno considerado como punto negro o que había víctimas que no llevaban atado el cinturón de seguridad, no es causa para el sobreseimiento.
Temas relacionados
Comenta el contenido : Indignación por la parálisis del caso del accidente de Freginals, pendiente de juicio cuatro años después
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43

diari.mes es un medio
auditado por OJDInteractiva
Diari Mes

Con la colaboración de:
Diari Mes