x
Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Tarragona
15.22 º
5.4 Km/h
Agricultura
Pla general d'un helicòpter buidant la càrrega d'insecticida biològic BTI al riu Ebre, a l'alçada de l'assut de Xerta (Baix Ebre), contra la mosca negra.

La Generalitat garantiza que asumirá el coste de los tratamientos de este año contra el mosquito y la mosca negra en el Ebro

Plano general de un helicóptero vaciando la carga de insecticida biológico BTI en el río Ebro, a la altura del azud de Xerta (Baix Ebre), contra la mosca negra.

El COPATE consigue iniciar en invierno el tratamiento contra la mosca negra por segunda vez en catorce años

El Consorcio insiste en cerrar un convenio a medio plazo que blinde la financiación y la efectividad de los tratamientos

Actualizada 05/02/2020 a las 16:43

Por segunda vez en catorce años, el Consorci de Polítiques Ambientals de l'Ebre (COPATE) ha conseguido iniciar en invierno el tratamiento contra la mosca negra. Es un hito importante para que los tratamientos sean efectivos y no se vivan veranos de auténtico calvario en los pueblos de la ribera del río Ebro. El Consorcio insiste en cerrar un convenio a medio plazo, de cuatro años, que blinde la financiación y deje de depender el calendario de procedimientos burocráticos y administrativos así como poder incidir en la gestión de los caudales del Ebro para garantizar la efectividad del biocida que se utiliza. Este año el coste de los tratamientos se cofinancian entre Generalitat, Diputación de Tarragona y ayuntamientos. El segundo tratamiento se hará en tres semanas.

Había sido una reivindicación de los técnicos cada año. Los tratamientos contra la mosca negra en el río Ebro se tenían que empezar a hacer en enero pero sólo había sido posible una vez por trabas administrativas y burocráticas. Este miércoles se ha rociado con BTI el río, con 2.100 litros de biocida en siete puntos diferentes. Hacerlo ahora, ataca la primera generación de larvas que pasa el invierno a los macròfits y que son las moscas que se empezarán a desarrollar con el aumento de las temperaturesa la primavera, para dar paso a la segunda generación de mosca. Se aplica el biocida al río, el río lo distribuye aguas abajo y las larvas que están fijas en el macrófito, filtran el agua y mueren. Es el único método que se conoce para atacar la plaga, sobre todo por las dimensiones del río Ebro.

Este año estaba previsto hacer el primer tratamiento en enero y se ha pospuesto dos semanas, por el temporal. Así y todo se confía en que la plaga no tenga las poblaciones del verano pasado, cuando se convirtió en un problema de salud pública, sobre todo entre junio y en julio. La situación se ha ido repitiendo los últimos años porque en algunas campañas no se empezó a tratar hasta el mes de abril. Desde el verano pasado, los alcaldes y una plataforma cívica han presionado perque se aborde el problema como toca. «Estamos muy contentos porque han tenido en cuenta nuestras reivindicaciones y se ha hecho caso a los técnicos que insistían en que había que hacer el primer tratamiento muchos meses antes de lo que se hacían», ha señalado Roger Avinyó, alcalde de Xerta.

Los alcaldes y el COPATE insisten pero que hay que cerrar un convenio, de un mínimo de cuatro años, «para que las actuaciones no se tengan que negociar cada año». «Necesitamos recursos y un convenio que sea una garantía contra la incertidumbre que han producido los procedimientos administrativos», ha defendido al presidente del Consorcio, Joan Alginet. En catorce años, sólo ha existido uno y expiró en 2017. Como administración técnica, reclaman garantías de financiación y de calendario porque el biocida que se utiliza «no es fácil de encontrar en cualquier lugar», se tienen que abrir licitaciones internacionales para comprarlo a los Estados Unidos. «Sin convenio regulador, no tenemos financiación blindada y ha sido uno de los principales problemas para hacer efectivos los tratamientos estos años», ha recordado Alginet. «Es un problema muy grave para el territorio y hay que verter todas las fuerzas para poder paliar sus efectos contra la población que la sufre», ha dicho Avinyó.

El COPATE también exige tener «incidencia directa en la gestión hídrica del Ebro» porque dependen de los suplicatorios para que los caudales sean los adecuados – entre 200 y 300 metros cúbicos para segundo- cuando se tienen que hacer los tratamientos o muestreos. «Tenemos la extrema necesidad y urgencia de hacer una gestión esmerada y correcta del Ebro», ha reivindicado al presidente del COPATE.

Este año, la lucha contra esta plaga tendrá un presupuesto de 300.000 euros. La mitad de los costes los pagará a la Generalitat, una cuarta parte la Diputación de Tarragona y el resto los ayuntamientos, para los que busca ayudas públicas para poder hacer frente. El segundo tratamiento se hará en unas tres semanas.
Temas relacionados
Comenta el contenido : El COPATE consigue iniciar en invierno el tratamiento contra la mosca negra por segunda vez en catorce años
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43

diari.mes es un medio
auditado por OJDInteractiva
Diari Mes

Con la colaboración de:
Diari Mes