Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Tarragona
18.12 º
5.544 Km/h
Inés Solé Consejera de Cultura y Fiestas Política
Solé remarca que la conselleria ha de ser un servei públic que escolti les propostes de la població.

Solé remarca que la consejería tiene que ser un servicio público que escuche las propuestas de la población.

«¿Qué valor das a la cultura si tienes los equipamientos de Tarragona que se caen a trozos?»

La concejala de la CUP asegura que las prioridades son actuar en los teatros Metropol y Tarragona, en el Teatro Auditorio Camp de Mart y en la Casa de la Festa

Actualizada 08/08/2022 a las 20:29

— Después de dos años de pandemia, vuelven las fiestas de Sant Magí i Santa Tecla con todo el esplendor. ¿Había ganas?

— La gente tiene muchas ganas de calle, de aquellas fiestas populares como las teníamos entendidas. Eso es lo que pretendemos que pase, no sólo con Sant Magí i Santa Tecla, sino también a lo largo del verano. A medida que hemos vuelto a la normalidad, hemos ido adaptándonos para recuperar el hecho cultural como lo teníamos entendido.

— ¿La población tenía ganas de salir de casa?

— Cuesta mucho la recuperación. A través de la pandemia, se ha generado cierto miedo a la ciudadanía y eso tiene una repercusión a la hora de volver a los actos. La gente todavía tiene un poco de resistencia a participar o a ir. Progresivamente, se irá recuperando la ocupación. Hemos notado las ganas de fiesta, de calle, pero no a los mismos niveles que teníamos antes porque se tiene que romper un marco mental.

— ¿Cuál es la idea que tiene Tarragona como ciudad de cultura?

— La idea es conjugar participación ciudadana, colectividad, espacio público y una mirada para proyectos, que no sea excluyente. A partir de aquí, ir sumando patitas, porque está el tema de los equipamientos. ¿Qué valor das a la cultura si tienes los equipamientos que se caen a trozos? Se trata de establecer un calendario en el que se vayan encabalgando las programaciones, que no haya vacío, sino que construyamos un relato continuo. También, ser facilitadores de lo que se vaya gestando en la ciudadanía.

— Ha dicho que algunos equipamientos «se caen a trozos».

— Todos, casi.

— Es el caso del Teatro Metropol. ¿Hay alguna actualización?

— Ya han empezado las actuaciones. Las personas que ocuparon los pisos se marcharon una noche y, al día siguiente, ya entraron para hacer la fumigación. Han estado fumigando todo el fin de semana. Ayer, ya entraron los operarios para apuntalar, tapiar y hacer las acciones de emergencia que marca el informe, para después seguir con las de urgencia, la segunda fase.

— ¿Hay informes para actuar en otros equipamientos?

— Ahora mismo, la prioridad es el Metropol. Cuando tú tienes un informe de estas características con cuestiones de emergencia, eso pasa por delante de todo. También tenemos el Teatre Tarragona, que estamos a las puertas de instalar un ascensor. Era una carencia muy grave. Después, tenemos la Casa de la Festa, con el inicio de las obras y la próxima abertura, aproximadamente, el 8 de septiembre, para poner de relieve todos los elementos del seguici y dignificar este espacio que estaba generando desde hacía muchos años muchos problemas. Tenemos el proyecto de recuperación como sede de cultura del antiguo Ayuntamiento y, también, el Teatre Auditori Camp de Mart, donde se harán una serie de arreglos, como puede ser en la parte interior de la pasarela, que realmente está muy estropeada. Estas son las prioridades, cuando menos, las que tienen nombre, apellido y dotación económica, y que esperamos poder ejecutar pronto.

— Las del año pasado fueron sus primeras fiestas como consejera. ¿Cómo las vivió, vistas las restricciones?

— Creo que hacía dos meses que era consejera. Me encontré un departamento de Cultura bastante peor de lo que yo me imaginaba. Tuvimos que articular una reestructuración del área. Eran unas fiestas a medio gas. Cualquier cosa generaba controversia. Además, yo había participado en las fiestas desde otra vertiente, y eso me supuso un gran cambio, teniendo en cuenta, pero, que nosotros no disfrutamos de las fiestas propiamente como consejeros. De hecho, yo sólo participo en los actos que son obligatorios por protocolo. El resto, lo vivo desde mi colla castellera. Notas el cambio, pero, en el fondo, todavía vives la fiesta desde la calle, desde el pueblo.

— ¿Este año seguirá viviéndolas desde la colla?

— Sí, y tanto. Yo haré los actos que toque como consejera y el resto lo viviré como castellera. Haré castells con camisa y, si tengo que recibir a los grupos, me pondré la camiseta de las fiestas. Iré cambiando. De hecho, la cercavila la viviré con mi familia. Creemos que eso es lo que no se tiene que perder nunca, vivirlo. El hecho de tener el privilegio de estar al servicio de la ciudadanía no saca el hecho de que puedas vivirlo con tu gente.

— Se volverá a celebrar el concurso de castells. ¿Qué espera?

— Creo que los resultados del ranking avalan que nos espera un concurso donde la gente irá a concursar, porque es una cosa intrínseca de los castells. Por mucho que sea el concurso de la recuperación, del reencuentro, de las emociones, de las sensaciones... Lo será, pero todo el mundo está apretando el acelerador. Nadie habría dicho que al nivel que estamos de temporada veríamos tantos castillos de 8, de 9, pilares con folre y manillas...

— A pesar del reencuentro, todo el mundo querrá ir a ganar.

— No tengo ninguna duda. Como castellera, lo voy a hacer lo mejor que pueda. Y si me tengo que romper la espalda para que salga, me la romperé. Y creo que este es un sentimiento mayoritario en el mundo casteller.

Temas relacionados
Comenta el contenido : «¿Qué valor das a la cultura si tienes los equipamientos de Tarragona que se caen a trozos?»
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Llovera, 18. 1r 1a. 43201 Reus

977 32 78 43

diari.mes es un medio
auditado por OJDInteractiva
Diari Mes

Con la colaboración de:
Diari Mes