x
Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Tarragona
23.43 º
7.416 Km/h
Política Municipal
Dídac Nadal (Junts) signa el pacte d'entrada al govern municipal mentre s'ho miren Eva Miguel (CUP) i Pau Ricomà (ERC).

Juntos y la CUP entran en el gobierno de Tarragona y los comunes quedan fuera

Dídac Nadal (Junts) firma el pacto de entrada en el gobierno municipal mientras se lo miran Eva Miguel (CUP) y Pau Ricomà (ERC).

Junts y la CUP entran en el gobierno de Tarragona y los comunes quedan fuera

Esquerra Republicana protagoniza un giro de última hora e incorpora a dos nuevos socios y cinco concejales en el equipo ejecutivo para la segunda mitad de mandato

Actualizada 16/06/2021 a las 07:26

El gobierno del Ayuntamiento de Tarragona sumó ayer a los tres concejales de Junts por Tarragona y las dos de la CUP en el equipo ejecutivo de la plaza de la Font, pero perdió la presencia de En Comú Podem. Después de meses de tanteos y negociaciones lideradas por Esquerra Republicana con el fin de conseguir una ampliación muy buscada, la modificación del gobierno se cerró la noche del lunes al martes con un giro inesperado de última hora y se materializó ayer, día en el cual justamente hacía dos años que Pau Ricomà fue investido alcalde de la ciudad. Ante la espera en los comunes que los republicanos no estaban dispuestos a alcanzar más tiempo, Esquerra Republicana decidió dar luz verde en la entrada de Junts y la CUP y trasladar a los dos concejales de En Comú Podem la decisión de sí querían continuar o no en el gobierno. Un par de horas más tarde, los comunes declinaron públicamente la opción, tal como ya habían avanzado en anteriores ocasiones si finalmente se accedía a la entrada de Junts per Tarragona en el ejecutivo. A pesar de eso, hoy por hoy la continuidad de Hermán Pinedo no está del todo descartada, según confirmaron diversas fuents al Diari Més.

Con todo, el nuevo gobierno pasará de nuevo a 12 consejeros –13 en caso de que Pinedo continúe–, muy cerca de los 14 que conforman la mayoría al plenario. El cartapacio del Ayuntamiento de Tarragona ha sufrido una sacudida importante. Mientras que Junts asume áreas destacadas como Comerç, Seguridad Ciudadana o Contratación, la CUP pasará a gestionar consejerías de peso como Vivienda o Cultura y Fiestas. En la versión presentada ayer, la reordenación todavía contaba con Carla Aguilar-Cunill i Hermán Pinedo, por lo que los próximos días se tendría que conocer el reparto de carteras definitivo una vez se confirme la salida de uno o de los dos concejales de En Comú Podem. El gobierno no contaba ayer con una opción B en caso de una negativa de los comunes. Con respecto a la nueva distribución de los tenientes de alcalde y la presidencia de empresas municipales, también se tendrá que esperar a la confección del cartapacio definitivo.

La ampliación de gobierno anunciada ayer por la mañana todavía tenía la esperanza de mantener los comunes en el equipo, aspiración que se disolvió poco después. En este sentido, el alcalde Pau Ricomà aseguraba que con esta ampliación «queremos que participen todos los partidos». «Todo el mundo es necesario. Queremos los cuatro partidos en el gobierno, los consejeros de En Comú Podem han hecho un trabajo muy positivo y tienen la oportunidad de acabarla», detallaba Ricomà, que expresaba que «sumar más agentes nos facilitará llegar más deprisa a más sitios», en un momento en el cual «todavía queda medio mandato por anticipado y hay muchísimo trabajo por hacer».

Cuando menos, Esquerra Republicana decidió no seguir esperando la decisión de En Comú Podem con el fin de incorporar sólo a la CUP al gobierno municipal, tal como relataba Ricomà: «No podíamos eternizar las negociaciones». «Sus tempos son agotadores y teníamos que sumar fuerzas. No había agilizado en los mecanismos y teníamos que buscar otros planes», lanzó el alcalde tarraconense, que aseguraba que «antes de las elecciones al Parlament del 14 de febrero había un acuerdo de ampliación de gobierno, que se esperó a cerrar del todo cuando hubieran pasado.» Ante el paso a la oposición de los comunes, Ricomà descartaba que se pudieran prestar a una moción de censura conjuntamente con el grupo municipal socialista, explicándolo en un contexto estatal: «Este fin de semana estuvo la manifestación de la derecha en la plaza de Colón de Madrid. El PSC está alejadísimo de estas posiciones. Que en Tarragona encuentren normal alinearse con el PP y Ciutadans no es normal».

Aparte del entonces incógnita sobre la continuidad de los comunes, Ricomà celebraba la entrada de Junts y la CUP, hasta ahora «una oposición exigente y responsable, que han sumado en momentos en que la ciudad necesitaba solidaridad. Sumamos en clave de ciudad». El alcalde recalcó que «la incorporación de manos y de intelecto hará el gobierno más útil y eficaz». Los nuevos consejeros de Junts y la CUP han provocado que haya también cambio de carteras entre los republicanos. Así, Ricomà dejará de ser el responsable de Cultura y Fiestas, pero pasará a dirigir el Patronato de Turismo, que hasta ahora era en manos de Cinta Pastó: «El turismo es un tema transversal, que afecta al comercio, la limpieza, la cultura o el patrimonio. Es un sector que necesita esta visión y apoyo», decía Ricomà, que recordaba que sus estudios de Geografía podían ayudar al área.

Una incorporación sorpresiva
Hasta la noche de lunes a martes, parecía claro que tarde o temprano la CUP entraría al gobierno de Tarragona, pero no Junts. La incorporación de Dídac Nadal, Elvira Vidal y Cristina Guzman significó una sorpresa de última hora. Nadal, líder de la formación independentista, destacaba el «esfuerzo inmenso y delicado» que ha llevado a cabo a Esquerra Republicana los últimos días. «Pedimos una pizca más de tiempo, hemos seguido hablando. La relación personal es buenísima, y por aquí se ha empezado y ha venido el resto, con encajes a ambos lados», confesaba Nadal, que añadía que «no fijamos discrepancias definitivas y pedimos más tiempo para pulir matices de gestión y de bueno hacer». El portavoz de Junts y nuevo consejero de Comerç aseguraba que materias como el urbanismo no han sido finalmente un impedimento para poder compartir gobierno con las cupaires: «Nunca ha sido un problema para el encaje. El urbanismo voló por los aires con la sentencia del Tribunal Supremo. Estamos en un contexto de pandemia y de accidente químico. El urbanismo empieza desde cero».

La CUP y las áreas sociales


La entrada de las anticapitalistas en el gobierno de Tarragona –el primero de los cuatro ayuntamientos de capitales catalanas donde estará al ejecutivo– estará marcada por la asunción de consejerías clave en materia social. «Es un reto importante que asumimos con toda la fuerza del mundo», aseguraba la portavoz, Eva Miguel, que confirmaba que el acuerdo había recibido el visto bueno de la asamblea local la noche del lunes. Miguel recalcaba que «la CUP nunca ha mercadeado y tampoco hemos vetado siglas», recordando que hasta ahora habían ejercido «una oposición proactiva, siendo verdaderos garantes de la transformación de la ciudad,» con «dos años de fiscalización con acuerdos de gobernabilidad que han incidido de manera positiva, y ahora toca asumir desde dentro». Miguel ponía énfasis en el hecho de que «hemos aportado partidas relevantes, poniendo encima de la mesa necesidades imperiosas en materia de vivienda, servicios sociales, medio ambiente y educación.» A partir de ahora, la CUP quiere hacer «una clara apuesta para sacar adelante todas las partidas presupuestadas, pero que todavía no se han podido llevar a cabo».

EL NUEVO CARTAPACIO
Pau Ricomà asumirá la presidencia del Patronato Municipal de Turismo y liderará los proyectos de Tabacalera, Tecla 700 y Semana Santa.
Maria José Lopéz, a la concejalía de Deportes, le suma la relación con las entidades.
Dídac Nadal , aparte de continuar con la presidencia de Espimsa, asume las competencias de la concejalía de Comercio.
Elvira Vidal llevará las competencias de Contratación, Parques y Jardines y Accesibilidad.
Cristina Guzman será la nueva responsable de Seguridad Ciudadana, Protección Civil, y de la Oficina Municipal de Atención Ciudadana (OMAC).
Eva Miguel asumirá las competencias de Medio Ambiente y Vivienda.
Inés Solé será la responsable del área de Cultura, Fiestas, Cooperación y Juventud.
Carla Aguilar-Cunill (*) continuará con las competencias de Servicios Sociales, Bienestar Animal, Centros Cívicos, Feminismos y LGTBIQ+.
Hermán Pinedo (*) seguirá siendo el coordinador de Patrimonio histórico-artístico, Tarraco Viva i Bienes, Patrimonio y Bienes y Patrimonio.
Jordi Fortuny mantiene la coordinación del área de Servicios Centrales, Gobierno Abierto y Limpieza Pública.
Xavier Puig seguirá siendo el coordinador de Territorio, Sostenibilidad, Movilidad y Espacios Públicos.
Manel Castaño preservará la concejalía de Educación, Empleo, Desarrollo Económico, Memoria histórica y Europa Direct.
Paula Varas seguirá siendo la responsable de Nueva ciudadanía, Consejos de Distrito, Presupuestos Participativos y Licencias.
Cinta Pastó mantiene Dominio Público.
(*) se presentó esta versión a la espera del movimiento de los comunes. Se actualizará los próximos días.
Comenta el contenido : Junts y la CUP entran en el gobierno de Tarragona y los comunes quedan fuera
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Llovera, 18. 1r 1a. 43201 Reus

977 32 78 43

diari.mes es un medio
auditado por OJDInteractiva
Diari Mes

Con la colaboración de:
Diari Mes