Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Tarragona
20.54 º
27.72 Km/h
Ramon Descarrega Gerente de la Regió Sanitària del Camp de Tarragona Salud
Ramón Descarrega al balcó del seu despatx de l'Agència de Salut Pública a Tarragona abans de l'entrevista amb 'Diari Més'.

«Si se contacta con la CABEZA|CABO|JEFE a través de WhatsApp, al menos se recibirá respuesta»

Ramón Descarrega en el balcón de su despacho de la Agència de Salut Pública en Tarragona antes de la entrevista con 'Diari Més'.

«Si se contacta con el CAP a través de WhatsApp, al menos se recibirá respuesta»

Descarrega dice que desde la atención primaria se trabaja al ofrecer otras líneas de comunicación más eficientes que el teléfono entre el profesional y el paciente

Actualizada 13/08/2020 a las 08:05

Ramon Descarrega se convirtió, en septiembre de 2018, en el gerente de la Regió Sanitària del Camp de Tarragona, después de haber sido médico de familia en Reus, Mont-roig del Camp y Vilaverd. Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Barcelona y especialista en medicina familiar y comunitaria, Descarrega fue también director de equipo de atención primaria en el Reus 3 y gerente de Atención Primaria Alt Campo SLP, EBA Alcover. Además, es profesor asociado de la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud de la Universidad Rovira i Virgili (URV) y ha colaborado con el Institut d'Estudis de la Salut. Ahora sigue al frente de la región en uno de los momentos sanitarios más complicados en Tarragona.


— ¿Cuál es la situación actual en la región del Camp de Tarragona?

— Estamos en una situación de estabilidad. Van apareciendo una media de 30 casos y 5 brotes diarios, entendiendo como brote tres casos o más de un mismo foco. De momento tenemos once personas ingresadas en planta, tres en el Hospital Sant Joan de Reus y ocho en el Hospital Joan XIII, y seis personas en la UCI, tres en Reus y tres en Tarragona. Aunque tenemos situación de estabilidad, el número de pacientes graves no crece, y eso nos permite tener el sistema hospitalario en buenas condiciones.

— ¿Y la atención primaria, cómo se encuentra?
— La atención primaria está más tensada porque trabaja con todos los casos leves de coronavirus y además hay trabajadores de vacaciones, a los cuales recomendamos que las hicieran antes del 30 de septiembre por si hay otra oleada en otoño.

— Hay muchas quejas con respecto a como funcionan los CAP.
— Estamos en una situación de excepcionalidad y eso nos obliga a limitar al máximo el contacto presencial. Entendemos que la población quiera un sistema de fácil acceso y de total disponibilidad, pero ahora nuestra responsabilidad es velar por la seguridad de la gente por delante de la comodidad. La idea es que el paciente contacte con el CAP y explique que le pasa sin acudir. Eso ayudará a que el profesional pueda gestionar la situación de cada paciente sin su presencia y decidir qué necesita y este sistema hará que la atención primaria sea más eficiente. Se estaba haciendo mucha actividad presencial sin que fuera necesario.

— Pero la mayoría de llamadas de pacientes a los CAP no reciben respuesta.
— Para que este sistema funcione la accesibilidad tiene que estar bien resuelta. Estamos trabajando para mejorar la comunicación entre el profesional y el paciente a través del contacto asincrónico, como correos electrónicos, Whatsapp o la web de lamevasalut.cat . Si sólo podemos trabajar con una comunicación de respuesta al momento, fracasamos. Así al menos se contestará al paciente, que ahora cuando este llama y el CAP está saturado no recibe respuesta. Además, todo el mundo que utilice estas vías de contacto dejará de utilizar el teléfono, que quedará reservado para las personas mayores, que en muchos casos no domina las nuevas tecnologías.

— El CAP de Torreforta es uno de los que más quejas recibe.
— Me consta que en el de Torreforta están valorando la línea de Whatsapp, se está haciendo obra civil para ampliar las líneas telefónicas y trabajan en qué manera establecen este registro de llamadas entrantes no respuestas para poder contactar posteriormente con el paciente.

— ¿Y las residencias, en qué situación se encuentran?
— Las estamos protegiendo. Ahora mismo las del Camp de Tarragona se encuentran también en una situación muy estabilizada, sólo hay algún caso en trabajadores. Sabemos que el virus sólo puede entrar a través del personal. Es un colectivo que tiene que ir más con cuidado por el contacto que tiene con gente vulnerable.

— ¿Cuántas pruebas PCR se han hecho en el Camp de Tarragona desde el inicio de la pandemia?
— Más 46.000 desde el día 2 de marzo hasta el 2 de agosto. En julio empezamos con 2.000 PCR semanales y lo acabamos con 3.340 pruebas a la semana, y en el mes de mayo hubo semanas que hicimos más de 4.000. Ahora estamos haciendo unas 600 o 700 diarias.

— ¿Cómo se hace el seguimiento de los casos?
— Lo que hacemos es un rastreo cuando aparece un caso. Dentro de este, tenemos diferentes actores que intervienen. En primer lugar, los profesionales de la atención primaria, que prestan la PCR y un seguimiento de los casos sintomáticos que les llegan. Después hay los gestores covid-19. En el territorio hay 33 que se incorporaron hace dos semanas. Cuando la atención primaria sospecha de un caso, el gestor recoge toda la información de aquella persona e incluso explora sus contactos estrechos en las 48 horas anteriores a los síntomas, y también informa al paciente sobre el procedimiento que tiene que seguir a partir de aquel momento. También tenemos los que llaman, que van haciendo el seguimiento de los contactos estrechos. La cuarta pata son los profesionales del servicio de vigilancia epidemiológica, que son los que hacen un seguimiento más experto y esmerado de cada uno de los casos.

— ¿Cree que nos volveremos a confinar aquí en el Camp de Tarragona?
— Nosotros estamos trabajando para evitar, por todos los medios, tener que volver a medidas estrictas de confinamiento domiciliario. Nuestro objetivo es que se pueda hacer una vida normal en un entorno de pandemia.

— ¿Pero habrá restricciones?
— Restricciones habrá, ya sean parciales, por zonas, de movilidad, etc. Una de las cosas que ya está vigente es que, si la incidencia de casos aumenta mucho en un municipio, se vuelvan a prohibir las visitas a residencias, por ejemplo. Somos conscientes de que la vida tiene que continuar, eso como la economía, estamos trabajando también para que se pueda empezar de la mejor manera posible y que los hospitales puedan seguir formando parte de su actividad normal en un entorno covid-19. Por eso, una de las medidas que cogimos aquí al territorio es que, de momento, los pacientes ingresados por coronavirus se concentren en el Hospital Sant Joan de Reus y en el Hospital Joan XXIII. Eso quiere decir que estos centros ya tienen preparados estos dispositivos y nos permite que el Hospital Santa Tecla, Pius de Valls y el del Vendrell trabajen en un entorno sin covid-19 y ser más eficientes y avanzar con el resto de actividad.

—¿ Cómo cree que avanzará la pandemia?
— El objetivo es que las curvas sean cuanto más planas mejor, aunque ya tenemos asumido que estaremos mucho tiempo en esta situación, que en otoño tendremos algún rebrote, pero evitando que haya otro confinamiento total.

— ¿Y cuándo devolveremos a la vieja normalidad?
— Pensamos que estaremos en esta situación actual al menos durante un año. Igual nos equivocamos y en el mes de enero sale una vacuna magnífica, pero de momento trabajamos en este escenario.

— Cree que la condición para volver a la situación previa al coronavirus pasa por la vacuna.
— Sí, o por la inmunidad colectiva. Si el virus al final se vuelve tan contagioso que lo acaba pasando un porcentaje importante de la población que queda con defensas suficientes para no poder infectarse de nuevo durante una temporada larga, la enfermedad infecciosa queda muy disminuida. Por eso se hacen las vacunas, para que la gente tenga defensas. Uno puede tenerlas porque le vacunan o porque pasa la enfermedad.

— ¿Pero es más arriesgado, no?
— Mucho más. Porque quiere decir que mucha población pasaría la enfermedad y mucha gente es vulnerable. No queremos este escenario.

— Hay mucha gente que desconfía de la vacuna por la poca experimentación si se crea muy rápidamente.
— Las vacunas tienen un proceso de investigación, de elaboración, de validación hasta que llegan a estar en el mercado. Primero se tiene que conocer bien el virus, que parece que ya está hecho, pero se tiene que testar y ver si es efectiva y durante cuánto tiempo. También hay que ver cuántas dosis de vacunas se necesitan. Y también asegurarse de que no tiene efectos secundarios. Eso tiene un proceso y por eso se dijo que difícilmente la tendremos antes de un año y medio.

— ¿Lo ideal sería que, para volver a la vieja normalidad, se la pusiera todo el mundo?
— Claro, pero aquí ya entra la decisión de las personas. Si la gente mantuviera más las medidas de distancia, mascarilla y lavado de manos, los casos actuales seguramente no los tendríamos, pero si tenemos una vacuna efectiva y la gente no se la quiere poner, tendremos una situación, como sociedad, complicada. No obstante, mi sensación es que la mayor parte de la población la está esperando.

Comentarios
  • #2 Montse Ronera Hernández
    (13/08/20 16:11)

    Holaaaa me podría decir como poder contactar con wasapapp para los caps...les van a dar a cada médico de familia un mobil?? Es super difícil contactar con la meva salud con el mobil...no creo que sea la mejor asistencia el teléfono...sobre todo para los ancianos. Espero una respuesta gracias

    Denunciar Responder
  • #1 Dominica
    (13/08/20 15:18)

    Suposo que si

    Denunciar Responder
Comenta el contenido : «Si se contacta con el CAP a través de WhatsApp, al menos se recibirá respuesta»
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43

diari.mes es un medio
auditado por OJDInteractiva
Diari Mes

Con la colaboración de:
Diari Mes