x
Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Tarragona
18.08 º
7.56 Km/h
Administración
Imatge del conseller de Territori de Tarragona, Xavier Puig, durant la roda de premsa.

ERC de Tarragona cambia de opinión y apuesta por parar el proyecto urbanístico de Mas d'en Sorder

Imagen del conseller de Territori de Tarragona, Xavier Puig, durante la rueda de prensa.

El gobierno municipal frena la operación urbanística en Mas d'en Sorder

ERC y ECP quitan del orden del día del plenario que se celebrará el próximo viernes la aprobación definitiva del proyecto

Actualizada 18/02/2020 a las 21:19

El gobierno del Ayuntamiento de Tarragona (ERC-ECP) hará todo el posible para que el proyecto urbanístico de Mas d'en Sorder no prospere. La primera medida ha sido retirar del orden del día del pleno municipal del próximo viernes el punto que proponía la aprobación definitiva. El concejal de Territori, Xavi Puig, argumentó la medida en el hecho de que «no es el plan de ERC y ECP, porque ataca nuestro objetivo de un urbanismo sostenible y, por lo tanto pensamos que se tiene que replantear». Puig añadió que «muchos ciudadanos y entidades ecologistas nos han trasladado su preocupación, así como otros partidos políticos». «Hay margen para revertir la situación», remarcó. Puig afirmó que «nuestra voluntad es parar el proyecto tal como está ahora y siempre que tengamos el suficiente apoyo de los partidos políticos, porque, urbanísticamente, no es sostenible.»

El cambio de opinión sorprendió, ya que ERC, junto con PSC, Ciutadans y PP, votó a favor del proyecto en el transcurso de la comisión de Territori celebrada el jueves de la semana pasada.

La medida afecta, de entrada, a la construcción de 237 viviendas, distribuidas en dos sectores, no tanto en el hotel que se quiere hacer en el inmueble, declarado Bien Cultural de Interés Local (BCIL), que «tiene valores a muchos positivos, ya que se recuperaría el edificio». «También lo dejamos a criterio de todos los partidos políticos», dijo el concejal de Territori, para destacar que la apertura del establecimiento hotelero incidiría «en el arreglo de caminos y sería positivo con respecto a la protección del ámbito forestal».

Puig, manifestó que los informes presentados por los promotores «son favorables, el proyecto presentado es impecable y no se los puede recriminar nada». «Hemos estado en contacto con los promotores y me consta que están preocupados», apuntó a Puig, quien considera que «tienen sus derechos y sabemos que la decisión puede ser dolorosa porque ellos tienen un interés particular». No obstante, «pensamos que hay que repensarlo», dijo.

PSC, Cs y PP critican el gobierno
Los partidos de la oposición reaccionaron de manera radicalmente diferente delante del anuncio hecho por el equipo de gobierno. PSC, Ciutadans y PP se mostraron a favor del proyecto y cuestionaron la decisión adoptada por ERC y ECP, mientras que JxTarragona y CUP celebraron que esta iniciativa privada haya saltado del orden del día del pleno del viernes y, por lo tanto, de momento no será aprobada.

Begoña Floria, concejala del PSC, el principal partido de la oposición, criticó la paralización del proyecto y afirmó que «es un ejemplo más del caos de este gobierno». Florecía, añadió que «el replanteamiento de este plan  parcial es la constatación de que este es un gobierno débil y sin criterio, que se deja llevar por presiones externas y que está sumiendo la ciudad en un caos». La concejala socialista añadió que la ciudad «está con una parálisis constante, que comportará que en Tarragona no se quiera invertir por la improvisación y la falta planificación urbanística.»

Por su parte, el portavoz de Ciutadans, Rubén Viñuales, también se mostró bastante crítico y lamentó que «ERC haga demagogia con un asunto tan importante como es el urbanismo». «A la comisión de Territori, ERC votó a favor del proyecto y ahora lo quiere suspender, cuando es un tema del cual hace más de veinte años que se habla y siempre que los promotores han presentado informes han sido favorables», dijo. Viñuales, quién estuvo presente en la rueda de prensa que ofreció Puig, destacó que «ERC intenta engañar a la gente y hace estas cosas de cara a la galería porque piensa que le dan rédito político».

En términos similares se expresó José Luís Martín, portavoz del grupo municipal del PP. En declaraciones a esta redacción, Martín dijo que «es una muestra que el gobierno de la ciudad no tiene un modelo, que improvisa y toma decisiones sobre la marcha.» «A la comisión de Territori votó a favor y, poco después, dice que lo quiere frenar», indicó. «En una semana ha pasado de darle apoyo a retirarlo del orden del día del pleno», subrayó.

CUP y JxTarragona, a favor


Una opinión del todo contraria a la de PSC, Ciutadans y PP es la que expresó a la CUP, que afirmó que «la retirada de la aprobación definitiva del plan de Mas d'en Sorder es una victoria de las entidades ecologistas que velan por la salvaguardia de la Anilla Verde». Esta formación comentó que «celebra» que el gobierno municipal «haya retirado la aprobación definitiva del plan urbanístico de Mas d'en Sorder del orden del día del próximo consejo plenario». La CUP expresó su «temor» y añadió que «lo más lógico habría sido que el gobierno de Ricomà hubiera empezado a trabajar la modificación del plan de Mas d'en Sorder desde el inicio de su mandato, buscando las alianzas necesarias, tanto para este proyecto como para el resto del POUM». En cambio, «el debate se inicia a tres días de su aprobación definitiva, con los previos votos a favor de ERC y ECP de este punto a la comisión informativa del jueves, en la cual sólo la CUP votó en contra».

Dídac Nadal, portavoz de Junts per Tarragona, mostró su apoyo a la decisión del equipo de gobierno. Nadal manifestó que «este proyecto no cohesiona la ciudad, la disgrega». «Se quiere construir en un punto alejado del núcleo urbano», concretó. Además, dijo que «no responde a la actual demanda de viviendas, a las necesidades actuales de la población» y, en caso de ejecutarse, «perderíamos una importante parte del pulmón verdadero de nuestro término municipal».

Los promotores defienden que el proyecto constructivo ha recibido todos los informes favorables
Delante del anuncio de suspensión de la tramitación del proyecto inmobiliario de Mas d'en Sorder, la empresa promotora hizo público un comunicado donde decía que «este proyecto ya fue aprobado a la comisión informativa con los votos de todos los partidos políticos, incluidos aquellos que forman el actual equipo de gobierno, con la abstención de Junts per Tarragona y el voto en contra de la CUP». Recuerda que «el proyecto ha recibido todos los informes favorables, tanto de los servicios técnicos y jurídicos de la Generalitat, como del mismo Ayuntamiento de Tarragona y que, tal como reconoció en rueda de prensa el portavoz del gobierno municipal, nuestro proyecto es escrupuloso en el cumplimiento de la normativa vigente. Es un proyecto que, además de ser respetuoso con el medio ambiente, promueve la recuperación del patrimonio arquitectónico y potencia un complejo deportivo que atrae turismo deportivo. Se trata, por lo tanto, del proyecto en el cual cualquier ciudad daría apoyo como generador de actividad para el municipio».

En un tercer apartado, los promotores insisten en el hecho que «el proyecto de viviendas está fuera de la Anilla Verde y, además, es contiguo y limítrofe con otras edificaciones de urbanizaciones ya existentes, situándose junto a zona urbana consolidada».

Por otra parte, los promotores afirman que «nos produce inquietud la decisión de suspensión de la tramitación del Pla Parcial, anunciada por el equipo de gobierno municipal, por la carga de inseguridad jurídica que comporta para empresas y ciudadanos. Más todavía cuando ha superado abastecimiento los controles técnicos y jurídicos de la Generalitat y del Ayuntamiento, así como ha recibido la aprobación previa de la mayoría de los partidos políticos del Ayuntamiento». «En una sociedad de derecho y democrática –añaden–, los derechos de las empresas y de los ciudadanos están regulados por las leyes, así como la tramitación de los proyectos empresariales y, cuando una institución no respeta los plazos de aprobación de los proyectos, genera en la sociedad el peligro de que empresas y ciudadanos tengan el miedo a que sus derechos puedan ser conculcados en cualquier momento y que estos derechos estén supeditados a los intereses de grupos de presión y que, por lo tanto, la institución pueda incurrir en arbitrariedad».

Por último, en el comunicado se remarca que «la empresa promotora confía que el equipo de gobierno reconsiderará esta decisión repentina de suspender la tramitación y aprobación del proyecto inmobiliario de Mas d'en Sorder, que se ajuste a derecho y que, dentro del plazo legal que tiene para hacerlo, someta al pleno la aprobación del proyecto, ya realizada en comisión». Los promotores destacan el hecho de que el proyecto está al margen de la Anilla Verde y que el acceso es por el término municipal del Catllar.

Temas relacionados
Comenta el contenido : El gobierno municipal frena la operación urbanística en Mas d'en Sorder
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43

diari.mes es un medio
auditado por OJDInteractiva
Diari Mes

Con la colaboración de:
Diari Mes