x
Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Tarragona
12.12 º
9.36 Km/h
Xavier Sanmiguel Rius Presidente de la Associació Down Tarragona Sociedad
El president de l'entitat la setmana passada a Tarragona.

«Un niño con síndrome de Down aporta muchos valores en un aula ordinaria»

El presidente de la entidad la semana pasada en Tarragona.

«Un niño con síndrome de Down aporta muchos valores en un aula ordinaria»

La coordinadora Down Catalunya, a la que está adherida Down Tarragona, organiza una gran jornada solidaria en PortAventura el sábado 5 de octubre

Actualizada 24/09/2019 a las 10:35

—¿De dónde viene su vinculación con la asociación?
—En casa siempre hemos ido empujando, porque tenemos una hija con síndrome de Down. De pequeña fue a una escuela ordinaria, a la escuela Montsant de Reus, en un aula inclusiva. Pero cuando acabó nos encontramos con que no tenía dónde ir, si quería seguir estudiando teníamos que buscar un centro de educación especial.  Así que fui a ver al director de Serveis Territorials de Ensenyament y le puse esta cuestión encima de la mesa. Él me dio la razón, y me dijo que si le llevaba a cuatro directores de centros de la provincia de Tarragona que hicieran la solicitud para tener aulas inclusivas, él se comprometía a sacarlo adelante. La semana siguiente ya los tenía, y finalmente nuestra hija pudo estudiar en el ins Domènech i Montaner. Más o menos en aquella época nació la asociación, y nosotros nos adherimos.


—Detálleme los objetivos fundacionales.
—Nuestra asociación fue de las últimas en surgir. Así como en Lérida están muy adelantados y tienen proyectos muy robustos, igual que en Barcelona, Gerona, Sabadell... la última de las grandes que nació es la de Tarragona. Y lo hicimos con una misión: que todas las personas con síndrome de Down y otras discapacidades intelectuales desarrollen un proyecto de vida, y que ellos mismos dictaminen cómo tiene que ser este proyecto. Por eso se necesita una asociación como la nuestra, que empuja y pone los recursos profesionales.

—¿Esta tarea no correspondería, primordialmente, a la administración?
—Nosotros ofrecemos un servicio integral. De entrada, cubrimos aquello que podríamos decir la primera noticia, que es una etapa más informativa. Después entramos en la etapa educativa, donde hacemos un apoyo muy potente a fin de que las personas con síndrome de Down y otras discapacidades intelectuales se integren en la escuela ordinaria. En tercer lugar también trabajamos en la inserción laboral, y finalmente tenemos un proyecto de ocio. Cuando arrancamos no hubo demasiados problemas para encontrar apoyos en la demarcación, y como se picó mucha piedra, ya no se fue a la administración. Pero hace dos años hubo una bajada de ingresos muy importante. Cuando me puse e hice la comparativa, vi que, comparados con otras entidades que ofrecen un servicio idéntico, no recibíamos lo mismo por parte de la administración. Ahora ya tenemos bien cubierto el proyecto de inclusión en el mundo laboral, pero todavía tenemos problemas con el programa de la etapa educativa. Y queremos seguir trabajando fuerte por el reconocimiento de este proyecto, porque cuando nosotros llevamos a un niño con síndrome de Down u otras discapacidades intelectuales a un aula de una escuela ordinaria, también aportamos muchos valores: esfuerzo, compañerismo, atención... es un valor añadido para la sociedad. Cuando lo tengamos cubierto con bastante robustez financiera, nos platearemos otros proyectos de continuidad, como la vida independiente, la vida en pareja y el envejecimiento.

—¿Cuántos socios hay, a día de hoy?
—Somos unos setenta, pero usuarios que hacen uso de la asociación son unas cuarenta personas. El balance de todo el trabajo hecho hasta ahora es muy positivo, porque se ha hecho el mismo que otras asociaciones similares, pero sólo a través de la tarea asociativa. Además, tenemos seis miembros que ya trabajan con contratos indefinidos.

—La inserción laboral sigue siendo un caballo de batalla.
—Sí, pero tenemos claro que estas personas también aportan un valor añadido muy importante. No hace mucho, el presidente de la Cambra de Comerç de Lleida explicaba en un programa de TV3 que el hecho de tener una persona con síndrome de Down en su empresa había hecho mejorar la calidad humana de su equipo, con lo que el rendimiento había pasado a ser más alto. Habló de valores como el esfuerzo, el compromiso o la honestidad. Todo eso es lo que hay detrás de estas personas.
Comenta el contenido : «Un niño con síndrome de Down aporta muchos valores en un aula ordinaria»
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43

diari.mes es un medio
auditado por OJDInteractiva
Diari Mes

Con la colaboración de:
Diari Mes