x

Nos gustaría enviarte las notificaciones para las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Tarragona
28.89 º
11.16 Km/h
Comercio
El vestíbul a la sortida del Mercadona acull tres dels sis locals buits

La planta inferior del Mercat Central no resulta atractiva para los empresarios

El vestíbulo en la salida del Mercadona acoge tres de los seis locales vacíos.

La planta inferior del Mercat Central no resulta atractiva para|por los empresarios

Seis locales comerciales permanecen vacíos y sólo tres empresas ocupan los espacios de la planta inferior

Actualizada 14/02/2019 a las 08:17

Cada mañana de cualquier día laboral, el Mercat Central registra una intensa actividad comercial entre las diferentes paradas. El trasiego de clientes, proveedores y paradistas contrasta con la calma que se respira en la planta de abajo, donde descansan los locales comerciales. Un gran almacén y dos negocios son las únicas empresas que ocupan estos espacios. Dos años después de inaugurarse el nuevo Mercat Central, seis locales permanecen vacíos a la espera de que alguien se interese por aquella zona y quiera establecer su negocio.

Desde la concejalía de Comerç, Elvira Ferrando, asegura que ha habido «posibles interesados» y que el Ayuntamiento trabaja en «posibles candidatos». «En todo mercado de reciente apertura siempre hay una posible espera para ver cómo funciona», justifica Ferrando para quién el mercado es un éxito. «Nadie lo discute», afirma tajante.

A diferencia de las paradas, que se licitan y adjudican a través de un concurso público, en el caso de los locales, Espimsa, la empresa municipal gestora del mercado, negocia con la compañía interesada un contrato privado. Las licencias para ocupar los locales pueden ser de 15, 25 y 50 años.

Sheila Santana trabaja en una de las tres empresas instaladas en la parte inferior del mercado, justo delante del Mercadona. «La gente viene directamente a comprar y no se paran en ningún sitio», comenta esta mujer, que recuerda que un negocio de sushi sólo duró tres meses. La empresa para la que trabaja Santana se dedica casi exclusivamente para los puestos del mercado. Reparan la maquinaria, los frigoríficos y venden envases de plástico para guardar comida.

Los precios para adquirir un local en el mercado son variados y se fijan en función de los metros cuadrados que ocupa y los años de la licencia. Hay locales que cuestan unos 80.000 euros durante 15 años y de otros que tienen un precio aproximado de 200.000 e incluso 700.000 euros. Después de que quedara desierto un primer concurso para intentar adjudicar los locales, estos se adjudican a través de un «negociado», donde el precio ya está tasado y no puede bajar de un límite marcado por Espimsa.

Bajo el porche del acceso posterior del mercado, trabaja Sílvia González, encargada de una tienda de frutas y verduras, que abrió hace dos años, poco después de inaugurar el majestuoso mercado. González se muestra satisfecha por el volumen de negocio que ha ido aumentado desde la apertura de esta tienda de productos ecológicos.

La concejala de Comerç valora muy positivamente los dos primeros años del mercado, aunque trabaja para conseguir que los locales estén operativos. «Nos gustaría tener lista de espera. Estoy ocupada en qué estén llenos», explica Ferrando. «Podría haber cafeterías», propone Santana. La concejala coincide con esta idea y considera que se pueden instalar cualquier tipo de negocio; desde una floristería a una tienda de ropa, un bar o una chocolatería. La falta de negocios, añade, «no actúa como freno de la evolución propia del mercado».

Las ventas suben un 30%
Ferrando, que es la presidenta de Espimsa remarca los grandes cambios que también ha experimentado la plaza Corsini con la incorporación del reloj carillón. «La transformación de la zona en 23 meses ha sido espectacular», afirma. En la última campaña de Navidad, que Ferrando califica «fantástica», las ventas de los paradistas del mercado ha aumentado entre un 30 y 35%, según los datos que gestiona la concejalía de Comerç. Cada día pasan por el mercado unas 10.000 personas. El Ayuntamiento prevé que el atractivo añadido del carillón sea un reclamo importante para los cruceristas, el tipo de turista más numeroso que visita la ciudad.

Los puestos del mercado sí registran una alta ocupación con 43 ocupadas de un total de 47. Tres paradas se resisten todavía a encontrar propietarios. La última licitación del Ayuntamiento fecha de septiembre de 2017 y quedó desierta. El consistorio abrirá una nueva licitación en las próximas semanas.
Comenta el contenido : La planta inferior del Mercat Central no resulta atractiva para los empresarios
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43

diari.mes es un medio
auditado por OJDInteractiva
Diari Mes

Con la colaboración de:
Diari Mes