x

Nos gustaría enviarte las notificaciones para las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Tarragona
26.78 º
11.16 Km/h
Universidad
Josep Antón Ferré somriu a l'entrada del Rectorat, ubicat a l'edifici de l'Antic Escorxador de Tarragona.

Josep Antón Ferré sonríe en la entrada del Rectorado, ubicado en el edificio del Antiguo Matadero de Tarragona.

Josep Anton Ferré: «Nos gustaría que el territorio fuera más dinámico con los planes de futuro»

Ferré volverá a presentarse para ocupar el cargo de Rector y señala las infraestructuras y la renovación del plantel como asignaturas pendientes

Actualizada 14/03/2018 a las 20:48

—Este año acaba su mandato como rector, pero tiene claro que volverá a presentarse el mes de mayo. ¿Qué le ha quedado por hacer?
—Hay dos ámbitos donde queda trabajo por hacer. Por una parte, el tema de infraestructuras, que es muy urgente. El traslado de la facultad de Educación al Campus Catalunya el año 2010 no se hizo efectivo por muy pocos meses, y eso es prioritario. Y, por otra parte, también ha quedado trabajo en hacer en el tema del plantel de trabajadores. Hemos visto que ha habido desbloqueo de la tasa de reposición, que hemos podido empezar a sacar concursos de promoción de catedrático, estabilizar lectores que hacían de agregados, pero todavía falta mucho. Donde no hemos podido hacer nada de nada es con el crecimiento. Cuando nos pararon todavía estábamos creciendo, nos obligaron a bajar y ahora hay que volver a subir.


—La nueva facultad de Educación empieza a construirse esta semana, pero todavía no tienen presupuesto para acabarla.
—La nueva Facultad son dos edificios y tenemos financiación asegurada para hacer el primero. Este primer edificio prolongará el aulario de Campus Cataluña para tener más espacio y, el otro, la zona de departamentos. Confiamos en que pronto recuperaremos la interlocución con el gobierno para poder hablar de eso.

—¿Cuánto hace que la interlocución con la Generalitat es inexistente?
—No tenemos gobierno. Tuvimos interlocución cuando empezaron estas gestiones con el conseller Baiget hace cosa de un año, pero cuando dejó de estar al frente de la conselleria de Educación, la interlocución desapareció. A él, le dijimos que había que recuperar el plan de inversiones, que teníamos dinero para empezar las obras pero no para acabarlas. Era una muestra de buena voluntad por nuestra parte, nos queremos gastar el dinero y lo hemos hecho porque nos importa.

—¿La facultad de Educación de Sescelades se ha olvidado entre los años 2010 y 2018? Ha habido quejas constantes del alumnado por su situación.
—No. Hemos seguido haciendo mantenimiento y dando servicio a la facultad. Está bien ubicada, en un buen campus y con la misma biblioteca que los grados de Ingeniería. Lo que pasa es que es un edificio viejo, por lo tanto, es normal que los alumnos estén incómodos. Y, si comparas sus aulas con las de la facultad de Química o de Ingeniería, los alumnos ven que son mejores. Es normal que los alumnos reclamen mejoras. Es un edificio viejo y, por mucho que lo quieras revitalizar, no puedes. No tiene horizonte.

—¿La vieja facultad quedará obsoleta cuando se construya la nueva?
—Cuando esté construida la nueva facultad trasladaremos todas las enseñanzas de Educación, pero no de Psicología, porque en los dos nuevos edificios no cabe toda la actual facultad. Psicología se quedará donde está. Lo que queremos hacer, tan pronto como se pueda, es tirar al suelo el edificio Ventura Gasol, donde se encuentran las enseñanzas de maestro. Allí irá, en un futuro, el aula magna del Campus Sescelades.

—La URV ha cumplido 25 años. Los trabajadores que la fundaron deben estar a punto de jubilarse. ¿Hay que renovar el plantel?
—Llegará un momento, dentro de cinco o diez años, que habrá una renovación de plantel muy importante. Queremos que entre gente joven y haremos los programas necesarios para conseguirlo.

—¿Qué se ha hecho hasta ahora para que la renovación sea gradual?
—Las personas que entraron hace 20, 15 o 10 años han hecho vida profesional y una buena parte con acreditaciones de niveles superiores. Nos pedían acceder a las plazas de catedrático, y eso lo hemos podido cumplir. Por otra parte, cuando vino la crisis, no echamos a ningún profesor de los que acababa de entrar. Ahora, han cumplido su ciclo de lector y se les ha dado contrato de agregados interinos y algunos de ellos ya son permanentes. En un futuro, tendríamos que poder, en algunos departamentos con muchos asociados, intercambiarlos por|para contratos permanentes.

—¿Qué peso tienen los profesores asociados a la URV?
—En el cómputo general es de un 40%. Nosotros decimos que con un 30% tendríamos bastante, el problema es que no los tenemos distribuidos de manera uniforme.

—El próximo año sale un nuevo grado de Aplicaciones Móviles y Desarrollo y Aplicaciones Web. ¿Este es el camino a seguir para adaptar la URV a los nuevos tiempos?
—Estamos haciendo este desarrollo. Hace un par de años iniciamos un proceso de revisión sistemática de todos los títulos y lo mantenemos vivo. Cada año lo miramos. El próximo año, por ejemplo, también saldrá un master de Vehículos Eléctricos. Cambiamos cursos antiguos por demandas nuevas.

—Según avanza la industria tarraconense, avanza también la URV?
—La URV avanza más que la industria. A veces, nosotros tenemos más planes para adecuarnos al futuro que las industrias para renovar ciertos sectores productivos. Desconozco si todos los sectores industriales están pensando qué seremos dentro de una década. Eso no es que nos preocupe, pero nos gustaría ver un territorio más dinámico en este sentido...

—La URV tiene el presupuesto congelado desde el 2011. ¿Cuánto más tiempo podrá seguir así?
—No mucho más. Ahora ya estamos rascando de todos los lados. Lo sabré cuando se cierre el ejercicio de este año. Cada año habíamos cerrado con un cierto colchón en tesorería. El año pasado pusimos en marcha un programa de post doctorado gracias a los remanentes, pero este año cerraremos las cuentas a cero.

—¿Cuánto tendría que aumentar el presupuesto para cumplir las expectativas?
—Tendríamos que poder, durante tres años consecutivos, aumentar un 10% el presupuesto de la universidad y reducir un 10% el precio de las matrículas. Eso nos dejaría como estábamos antes de la crisis. También me gustaría que el master no fuera más caro que el grado. Tendríamos que recuperar un 30% la subvención y disminuir los precios un 30%.

—Las políticas de becas seguirán igual?
—Durante todo el periodo de crisis no las hemos tocado y no pensamos hacerlo, incluso nos gustaría ampliarlas.

—Las elecciones llegan en mayo. ¿Tiene confianza llena al volver a salir escogido?
—Haremos un buen programa y explicaremos a la comunidad que hemos hecho buena trabajo y que queremos seguir haciendo. Sin embargo, si hay confianza o no, lo sabré el día después de las elecciones. Lo que puedo asegurar es que por mi parte, hay compromiso lleno de renovar el segundo mandato para continuar con las cosas que hemos hecho y para empezar de otros.

—¿Tiene algún proyecto a destacar para los próximos cuatro años?
—Lo que me gustaría más es consolidar una marca diferencial de la URV. Ya somos diferentes, pero quizás los estudiantes todavía no tienen la percepción de por qué vale la pena venir a estudiar aquí. Tenemos que hacer saber que tenemos a un modelo diferente de investigación y de interacción, y hay que explotarlo.
Temas relacionados
Comenta el contenido : Josep Anton Ferré: «Nos gustaría que el territorio fuera más dinámico con los planes|planos de futuro»
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43

diari.mes es un medio
auditado por OJDInteractiva
Diari Mes

Con la colaboración de:
Diari Mes