x
Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Tarragona
17.49 º
24.12 Km/h
Bernat Boré Reguant De Altafulla a Koh Tao (Tailandia) Sociedad
Boré a Koh Tao, on treballa a l'empresa de busseig IHASIA.

«Las clases teóricas son a la arena y con vistas a la bahía»

Boré en Koh Tao, donde trabaja en la empresa de buceo IHASIA.

Cedida

«Las clases teóricas son en la arena y con vistas a la bahía»

Bernat Boré Reguant estudió marketing y, ahora hace un año, decidió ir a vivir a Tailandia, donde ha trabajado como guía de buceo

Actualizada 23/01/2020 a las 21:33

Bernat Boré Reguant es un altafullenc de 28 años que, después de graduarse en marketing en Barcelona, decidió marcharse a Tailandia, concretamente a Koh Tao, que traducido al catalán significa isla tortuga. En un principio, Boré fue de viaje, pero sin billete de vuelta. Ya había estado viajando por otros países de Asia. Al llegar estuvo recorriendo el país, conociendo las diversas regiones de Tailandia, pero hasta ahora ha estado trabajando de guía de buceo en la empresa española IHASIA.

—¿Cómo ha sido su trayectoria profesional hasta ahora?
—Vine a Koh Tao a hacer un curso de buceo recreativo. Después de tres meses viajando por el país decidí volver a hacer el curso. El Dive Master son tres meses de prácticas de buceo (acompañando al instructor, ayudándolo y aprendiendo) y también de estudio de teoría para los exámenes. Son tres meses totalmente prácticos. En este sentido, estoy agradecido con mi escuela, ya que su política es formar buenos profesionales que puedan trabajar con ellos y estén bien preparados. Eso da mucha confianza. Una vez estás certificado, se trata de seguir haciendo lo que llevas haciendo tres meses.



—¿Qué motivos lo llevaron a ir a Koh Tao?
—Yo no iba a trabajar, ni siquiera lo tenía entre mis planes. Me marché a hacer un viaje sin billete de vuelta y sin planear nada, fue improvisando que acabé aquí. De hecho cuando empecé el curso, la idea era acabarlo y marcharse, pero fui alargando la fecha de vuelta.

—¿Cuál fue su primera impresión a llegar?
—Ya había viajado bastante por Asia, así que ya sabía un poco en lo que venía. Tailandia es de los países más preparados por el turismo del sureste asiático, en así que es un sitio muy fácil para viajar. Koh Tao es una isla muy turística, donde no te falta nada, es un lugar muy fácil para vivir por ser Asia. En el trabajo sí que te puedo decir que se nota más diferencia; mi aula para las clases teóricas es con los pies en la arena y vistas en la bahía, el trabajo es bucear y en el tema de satisfacción de los clientes es mucho más fácil, me refiero al hecho que la gente, cuando la llevas a bucear, es muy agradecida. Sin embargo, no es que estamos aquí viviendo un sueño, al final estamos trabajando y tenemos que ir al agua te apetezca o no, te encuentres bien o no, etc.

—¿Fue muy sorprendente el cambio o fue, más o menos, tal como se lo había imaginado?
—El que a todo el mundo sorprende cuando llegas es como tienen llenos de cables los palos de electricidad, y muy enredados. Además la gente es muy diferente según la zona: si vas a sitios poco turísticos, son muy amables y te transmiten mucha energía positiva, en cambio, si vas a un sitio más turístico, se les nota mucho que están cansados de los turistas y te intentan sacar hasta el último baht (moneda de Tailandia), que puertas encima. Incluso los monjes budistas te intentaban vender pulseras.

—¿Cuáles son las principales diferencias entre Koh Tao y su casa?
—Son tantas que es difícil de enumerarlas, estás en la otra punta del mundo. Pero, sin embargo, aquí está lleno de gente de Europa que hace que parezca que no estás tan lejos.

—¿Cuáles son los lugares más característicos de su nueva ciudad de acogida?
—La bahía de Chalok, con la naturaleza típica de Asia y los puntos de buceo. Los que tienen más renombre serían Chumpon Pinnacle, Sail Rock y Southwest Pinnacle.

—¿Qué destacaría de la manera de trabajar del país?
—Al final trabajo en una escuela española, pero aquí cobras por trabajo hecho, no tienes un sueldo fijo, en así que podemos decir que, si no vas al agua, no cobras.

—¿Desde que llegó ha vivido o le ha pasado algo curioso que no se hubiera imaginado nunca?
—Quizás me gustaría destacar una cosa más general, conoces a mucha gente, personas que empiezas a apreciar rápidamente, casi tan deprisa como se marchan. Es una isla con mucho tráfico de gente, muchos despidos. Es algo que se hace duro. Hablando de buceo, siempre es bonito cuando te encuentras con los tiburones ballena, que es una experiencia brutal.

—¿Qué es lo que más echaba de menos de casa?
—Aparte de la familia y los amigos, que supongo que ya lo dice todo el mundo, yo diría que sobre todo mi cama y comida. Si venís, traed fuet...

Temas relacionados
Comenta el contenido : «Las clases teóricas son en la arena y con vistas a la bahía»
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43

diari.mes es un medio
auditado por OJDInteractiva
Diari Mes

Con la colaboración de:
Diari Mes