x

Nos gustaría enviarte las notificaciones para las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Tarragona
20.65 º
9.36 Km/h
Sílvia Llauradó Salvadó: De Reus a Inglaterra
La Sílvia amb el seu fill en un acte dels Catalans a Manchester.

«Los ingleses son muy educados, pero a veces les falta espontaneidad»

Sílvia con su hijo en un acto de Catalans a Manchester.

Cedida

«Los ingleses son muy educados, pero a veces les falta espontaneidad»

Sílvia nació en Reus, hace años que vive en el extranjero y ahora ya se considera británica, ya que tiene familia y la vida montada en Inglaterra
  • Marta Bros

Actualizada 06/09/2018 a las 19:40

— ¿Cuáles son los motivos principales que la llevaron a marcharse a vivir al extranjero?
— Pues la primera vez que me marché a vivir al extranjero fue cuando tenía 21 años, nada más había acabado los estudios de Turismo y Empresa en Madrid, y me salió la oportunidad de ir a trabajar de camarera a un hotel de Baviera. Allí viví un año y medio, cambiando de trabajo. Después volví a casa, pero poco tiempo después me volvió a salir trabajo en un hotel de Alemania. También he trabajado en Francia, Luxemburgo y Grecia, aparte de otros puntos del Estado español, pero desde el 2010 vivo en Inglaterra de manera estable.


— ¿Cuál fue la primera impresión de vivir en el extranjero?
— Al principio se hace extraño, eres joven y te añoras de casa, y al ser el primer trabajo también se te hace difícil adaptarte. Sobre todo notas la diferencia con la comida, los horarios y el clima. Mi primer invierno en Alemania se hizo muy largo y duro, y todavía ahora se me hace pesado el clima frío y húmedo del Reino Unido.

— ¿Hace mucho tiempo que vive en Inglaterra, piensa volver?
— En 2010 fui a trabajar a un hotel de Londres y me quedé. Hace poco más de un año que cambié de trabajo para ir a hacer de subdirectora de un hotel en Crewe, y ahora vivo en un pueblo del norte del país, Cuddington, después de haber vivido unos meses en Manchester. Ahora ya me considero inglesa, tengo pareja de aquí y tenemos un hijo de tres años, Thor. Aunque sigo añorando cosas de Reus y de Cataluña, de momento no tengo intención de volver.

— ¿Cómo concilian las diferencias culturales en casa?
— Intentamos que haya una mezcla de las culturas catalana e inglesa, y que Thor aprenda que las dos son suyas. En casa hablamos mayoritariamente en inglés porque mi pareja no habla catalán, de momento. Pero intentamos que el niño aprenda las dos lenguas, por eso hemos ido contratando Au pairs catalanas que interactúen con él en esta lengua. Además, en casa procuramos celebrar y mantener las tradiciones, tanto inglesas como catalanas; en otoño hacemos la Castanyada y celebramos el Halloween, y la noche de Guy Fawkes, conocida como la noche de las hogueras en Inglaterra. Por Navidad hacemos cagar el tió, pero también esperamos a Papá Noel y los Reyes Magos, con estas tradiciones Thor no tiene ningún problema, porque significan más regalos.

— ¿Cómo afronta la puesta en funcionamiento del Brèxit, prevista para el año que viene?
— Pues de momento no me preocupo demasiado, hace muchos años que vivo y que trabajo en el Reino Unido y tengo la posibilidad de pedir la nacionalidad británica o la residencia permanente, pero es un tema del cual ya me preocuparé cuando sea el momento. De hecho, sufro más por como afectará al precio de algunos productos de importación que recibamos en el hotel, que de si afectará a mi situación de residente en el país.

— ¿Hay algún aspecto del carácter británico o alguna costumbre en el cual todavía no se ha adaptado?
— Pues sí, la falta de espontaneidad. Los ingleses son gente de costumbres, su idea de ocio principal es ir un rato al pub después del trabajo, y les cuesta mucho romper su rutina. Los domingos, por ejemplo, es tradicional comida Sunday Roast, un plato de asado de carne, y a veces parece que sea su único recurso para las ocasiones especiales, no salen de la norma. O en el tema de las relaciones familiares, o con los amigos, es muy extraño que alguien te haga una visita o proponga algo si no se ha planeado con antelación. Son muy formales y educados, pero a veces, un poco aburridos.
Comenta el contenido : «Los ingleses son muy educados, pero a veces les falta espontaneidad»
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43

diari.mes es un medio
auditado por OJDInteractiva
Diari Mes

Con la colaboración de:
Diari Mes