x
Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Tarragona
17.67 º
14.832 Km/h
Navidad
Un grup de nens conversant amb el rei Melcior al campament reial de Reus

Un grupo de niños conversando con el rey Melchor en el campamento real de Reus

Cabalgata «estática» en Reus con un campamento real abierto a las visitas guiadas

El Ayuntamiento prevé que más de 12.000 personas visitarán el espacio, previa reserva y en grupos limitados

Actualizada 02/01/2021 a las 20:22

Un campamento real a modo de cabalgata de Reyes estática. Las restricciones impuestas por la pandemia de la covid-19, con la suspensión del tradicional desfile por la ciudad, ha llevado al Ayuntamiento de Reus a idear una alternativa que permita mantener la ilusión de los más menudos en un año especialmente duro. Fruto de este planteamiento ha sido la instalación del campamento en el parque de Sant Jordi donde, desde el pasado día 28, se ofrecen visitas en grupo previamente concertadas y guiadas. Allí, los niños pueden conversar y dar la carta directamente a los Reyes, guardando siempre las distancias y protocolos de seguridad, además de conocer el trabajo de la comitiva. El consistorio prevé más de 12.000 visitantes a lo largo de ocho días de campamento.
 
Una vez superado el control de acceso, los astrólogos reciben los diferentes grupos, limitados a seis personas, para guiarlos por todos los rincones del campamento. Allí se puede ver como se enredan los regalos, como descansa la Estela, como se organizan las cartas, como se ponen a punto los vehículos, actuaciones musicales y de danza o la fábrica de carbón. En la plaza de Anton Borrell, una rampa mujer acceso en la tarima con los truenos elevados de los tres Reyes Magos, que reciben a las chiquillas. Los invitan a dejar la carta en los pies de la escalera y son obsequiados con caramelos que el rey tira barandilla abajo. La visita dura en torno a unos 20 minutos.


«Teníamos claro que la magia y la ilusión no se podía perder y que los chiquillos tenían que tener la oportunidad de un momento tan especial», ha apuntado al concejal de Cultura de l'Ajuntament de Reus, Daniel Recasens. Con la posibilidad de utilizar un espacio verde del centro de la ciudad lo bastante grande para acoger el campamento real y poder aplicar en diferentes grados las posibles medidas de seguridad sanitaria, el campamento se plantea como una alternativa «estática» a la tradicional cabalgata.

La necesidad de limitar la movilidad a la calle que requieren los acontecimientos culturales se encuentra en la base de esta idea. Recasens asume que las dos dinámicas de movimiento, de la misma cabalgata y del público, resultaban inviables en el actual contexto de pandemia. Por eso, y desestimando la posibilidad de celebrar el desfile desde un primer momento, optaron por una opción estática donde también están presentes «todos los puntos de la cabalgata representantes», pero non este dinamismo «viniera del espectador».

Aunque no existían instrucciones específicas por este tipo de actos, el consistorio ha actuado adaptando la normativa para acontecimientos de cultura tradicional y al aire libre, trabajando con el aforo, diseñando los grupos participantes y los de espectadores. La iniciativa, que moviliza diariamente a 80 personas en dos turnos, de diez de la mañana en nueve de la noche, ha requerido la implicación activa de varias entidades y colectivos de la ciudad. Aparte de las medidas básicas de lavado de manos, mascarilla y distancia, se ha diseñado una tarima real que permita interactuar con los chiquillos con seguridad. El hecho de que se desarrolla al aire libre y con un espacio amplio, apunta a Recasens, permite garantizar la seguridad de los grupos reducidos de seis personas.

Inicialmente, el consistorio había planteado abrir el campamento del 2 al 5 de enero, con un volumen inicial de entradas disponibles de 3.000, que se agotaron en una hora, y que posteriormente se ampliaron en 6.000. Finalmente, se acabó optando por los ocho días. Hubo de dudas sobre las entradas, si todo el mundo cabría. Pero todos encuentran el espacio mágico y salen con la sensación de organización, de trabajo cuidadoso y de magia», apunta al concejal.

Guiados por los pajes astrólogo
La opinión de las familias participantes corrobora su apreciación. «Es mol gratificante. Nos ha sorprendido mucho porque para los niños es un momento muy importante y haber perdido la cabalgata sabía mal. Está muy bien organizado», ha apuntado a Laia Nebot, acompañada de su familia. Le ha impactado positivamente, sobre todo, la distribución espacial, las explicaciones y la atención personalizada que los astrólogos, o pajes, han dispensado a las criaturas. «Se han sentido muy protagonistas. Este contacto tan próximo con los pajes no lo habíamos tenido nunca», ha reconocido, apostando para que el campamento se pueda mantener también cuando se recupere la cabalgata.

A pesar de estas reacciones positivas, Recasens no ha querido ir tan lejos. «Podría pervivir pero no nos lo planteamos», a asegurado el concejal, remarcando el protagonismo y carácter único de la cabalgata en el contexto de la fiesta de Reyes.
Temas relacionados
Comenta el contenido : Cabalgata «estática» en Reus con un campamento real abierto a las visitas guiadas
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Llovera, 18. 1r 1a. 43201 Reus

977 32 78 43

diari.mes es un medio
auditado por OJDInteractiva
Diari Mes

Con la colaboración de:
Diari Mes