Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Tarragona
19.03 º
14.76 Km/h
Carles Pellicer Punyed Alcalde de Reus Política
L'alcalde de Reus, Carles Pellicer, al palau municipal, ahir.

«Pagaríamos menos impuestos si no hubiera el incivismo que hay»

El alcalde de Reus, Carles Pellicer, en el palacio municipal, ayer.

«El pleno de este septiembre validará el primer paso de la piscina cubierta»

El curso político se inicia con la elaboración de los presupuestos 2021 y mantiene la lucha contra el incivismo que «nos cuesta dinero a todos»»

Actualizada 16/09/2020 a las 22:27

—El sábado finaliza la prórroga de las medidas excepcionales por la covid-19 en Reus.
—La tendencia es buena y veremos el sábado cuál es la situación que hay y qué dice el Departament de Salut. Es peculiar porque hasta el 15 de agosto íbamos muy bien y el 15 se dispara y sube hasta puntos muy altos. Nuestra obligación era intentar bajar la curva y lo estamos consiguiendo. Por lo tanto, espero que las medidas excepcionales se acaben ahora.

—Los cribados identificaron 23 positivos, pero también han repercutido en la economía. ¿Fueron contraproducentes?


—La salud y la economía son cuestiones diferentes, y se tiene que buscar un equilibrio. Es importante que se hayan hecho los cribados, les determina a la Generalitat y son positivos, y no nos ha dicho más sobre ningún barrio más. Creo que se excedió sencillamente al recomendar a la gente que no saliera de casa, yo no lo hubiera dicho porque la base es la mascarilla, la distancia y el lavado de manos.

—¿Cómo ha impactado la pandemia en los planes del Ayuntamiento? ¿A qué proyectos habrá que renunciar?
—Los planes de inversión continúan. Algunos, de cara a futuro, miraremos si se pueden llevar a cabo pero sí que están previstos. Trabajamos para que la Hispania sea una realidad y estamos abriendo consultas por si hay operadores que quieran construir vivienda y que el Ayuntamiento haga el aparcamiento. En el barrio del Carme estamos haciendo gestiones con Salut por el nuevo CAP en la plaza de Sant Benet. La Boca de la Mina se acabará en breve. En el Centro Social El Roser se ha finalizado la obra principal. El poliligero Joan Rebull abrirá a finales de año. Algunas obras tendrán retrasos pero no renunciamos.

—Ha liderado la reclamación para liberar los remanentes. ¿A qué los quiere dedicar?
—Hemos reclamado un trato justo en la situación que la covid ha generado. Delante del decreto del gobierno central de quedarse los remanentes y hacer una operación extraña, dijimos que no los daríamos. Ahora plantean destinarlos a inversiones. Todavía no hemos analizado el documento. La pretensión nuestra es disponer libremente para las necesidades del Ayuntamiento e invertir los 1,9 millones al Plan de Reactivación que hemos hecho rascando del presupuesto.

—¿Se está trabajando en el presupuesto 2021? ¿Se negociará con la oposición?
—Sí, ya ha habido alguna reunión de trabajo para los presupuestos. Y claro está que sí que se hablarán con la oposición. Antes vendrán también las ordenanzas. Entraremos ahora en este proceso.

—¿Se bajarán los impuestos de cara al próximo año? Este año se subieron un 9,7%.
—En función el presupuesto, aplicaremos los impuestos. Estamos analizando y estudiando ahora todo este tema y no hay nada decidido. Evidentemente, ya los subimos el año pasado.

—El incremento se justificó por la mejora de los servicios a la ciudadanía.
—Un caso muy claro es la contrata de la recogida de la basura. Hay una situación compleja porque estamos en una prórroga excesiva, pero hemos incrementado la partida del contrato para que haya mejor servicio. Yo confío en que a mediados del próximo año podamos tener el nuevo contrato con más contenedores, más islas, vehículos nuevos. Los impuestos se tienen que pagar pero pagaríamos menos si no hubiera el incivismo que hay con la basura. Pagaríamos menos si no hiciera falta un servicio extra para sacar pintadas, o para limpiar cuando personas o perros orinan en la calle. El incivismo nos cuesta dinero y hace subir los impuestos.

—¿Es una de las luchas importantes de este gobierno?
—Me preocupa y no acabamos de salir. La gente tiene que entender que lo que no hacemos en el pasillo de casa, no lo tenemos que hacer en la calle.

—También hay quien puede ver afán recaudatorio. Por ejemplo: multan para dejar la basura fuera pero algunos contenedores están llenos.
—Si el contenedor está lleno, no se puede poner la bolsa dentro. Pero hay muchas personas que ni abren el contenedor, lo he comprobado. Hemos visto bolsas de la basura volando por los balcones y no lo podemos admitir de ninguna manera. No es que la ciudad esté sucia, es que hay gente que la ensucia. Nosotros recogemos la basura y barremos cada día.

—¿Cómo puede ser que pasen los años y los barrios reclamen siempre policía y limpieza?
—Estamos incrementando la cantidad de agentes de policía. La Guardia Urbana pasa por todas partes. ¿Que querrían que pasara más? Sin duda. Y lo conseguiremos a medida que ampliemos la plantilla. En la limpieza, notaremos la mejora cuando tengamos el nuevo contrato. Y en octubre, recuperaré los Lunes con el alcalde.

—¿Preocupa que la Sardana se convierta en un punto conflictivo?
—Ahora tenemos cámaras y con ellas la tensión ha bajado. La Guardia Urbana está presente. Es una buena zona y ahora haremos una remodelación de la plaza del Comte de Reus. También tenemos que repensar, en consenso con los vecinos, la plaza de la Sardana.

—En el Carme, en julio, dos edificios se hundieron. ¿Que hay previsto en el barrio?
—Tenemos fecha de reunión con los vecinos en octubre. El Carme cambiará cuando en torno a Sant Benet podamos poner el CAP, el parking subterráneo, el edificio de vivienda protegida. No se hace de hoy para mañana pero está planificado. Ha habido hundimientos, pero es que es el barrio más antiguo de Reus. Urbanismo está al caso y ha hecho la revisión en las casas.

—También se da un problema de ocupas.
—El gobierno central no puede mirar a otro lugar en el tema de los ocupas. Nos hace falta una legislación que nos ampare, porque no hay. Una normativa que ayude a los ayuntamientos y los vecinos. El Ayuntamiento ya prevé más viviendas, pero la ocupación no puede ser una libertad. Tenemos en el juzgado un montón de pisos.

—Aunque el Mercat del Carrilet recoja más de 9.000 firmas para seguir, ¿se cerrará?
—La decisión está tomada, me sabe muy mal y respeto la reivindicación de los paradistas. Si estas 9.000 firmas hubieran ido a comprar en el Carrilet, seguramente no cerraría. Hemos dado muchas oportunidades puedan trasladarse en el Mercat Central en muy buenas condiciones. El Carrilet no tiene las condiciones para seguir y no hay demasiado.

—¿Reservar el arrabal Santa Anna para peatones funciona?
—Está funcionando. Es una acción valiente que no tiene marcha atrás. La reticencia a los cambios de status no va a ningún sitio. El mundo va hacia los centros sin vehículos. El mismo descalabro fue la calle Llovera o el Monterols. El mundo no se puede detener.

—¿Se acabará construyendo la piscina municipal cubierta?
—Se hará, sí, y se hará bien. La obra de construcción se licitará antes de que acabe el año. En el pleno de este septiembre pasará el primer paso, que es el plan de viabilidad. El centro acuático avanza bien y será un buen equipamiento.

—Es probable que el Aeropuerto afronte un invierno sin ningún vuelo.
—Esperamos que haya. Reclamamos siempre que sea un complemento del de Barcelona y eso llegará cuando haya una masa todavía más importante de turismo y de movimiento de personas. El invierno será difícil con la covid pero la covid es circunstancial y pasará.

—¿Y la futura estación de Bellissens?
—La próxima semana tengo reunión con los socialistas, en la comisión de infraestructuras que tenemos, para hablar de la estación, que tiene que estar a los presupuestos de este año. Y hace falta que hablemos si tenemos que insistirle al gobierno del Estado para que sea así. Siuge adelante pero quiero ver las máquinas.

—El CMQ continúa pendiente de traslado a dependencias del antiguo hospital.
—A finales de año abriremos y entonces esperamos que la segunda fase sea posible a partir del 2022 seguramente. Esta fue una decisión bien tomada.

—¿En año y medio de mandato, qué promesas electorales puede decir que ya ha cumplido?
—Trabajamos en muchas. La Hispania, Reus Energia... No está chupado. El PALM contempla un volumen de actuaciones y la mayoría se harán. Una cosa es lo que se dijo en campaña, pero después hay un acuerdo de gobierno. Cuando pactas con alguien, tienes que consensuar lo que se hace. Y las tres formaciones hemos consensuado un programa de gobierno, que también quiere decir renuncias.

—Trabajadores de policía local, Reus Transport o el Ayuntamiento reclaman mejoras.
—Entiendo las reivindicaciones aunque algunas no se adecuan al momento ni a la norma. Este gobierno tiene todo el interés en llegar a acuerdos, si es posible. Pero evidentemente tiene que ser posible, no sólo por las circunstancias sino por el plan de gobierno.

—Se han incorporado tres gerentes en diferentes áreas. ¿Por qué son necesarios?
—Las gerencias son instrumentos para mejorar la gestión de los servicios a la ciudadanía. Somos un Ayuntamiento con unos 107.000 habitantes, una ciudad grande, y organizarla es muy importante.

«El Partit Demócrata es mi casa y no pienso moverme»
En medio del alud de alcaldes y cargos del Baix Camp y del territorio que han optado por incorporarse al proyecto de Carles Puigdemont, el alcalde reusense Carles Pellicer continúa en el PDeCAT. Lo hace, tal como explica, porque «soy del Partit Demócrata, es mi casa, y siempre he dicho que no me pienso mover hacia otro lado». «Estoy donde estoy porque vengo de donde vengo», expresa, y apunta que «me siento contento, tranquilo y convencido por la decisión». El alcalde de Reus considera que «hubiera sido mejor un acuerdo, la unidad» sin embargo «si no ha sido posible, me siento liberado de la presión de estos últimos meses». «Lo que tenemos que hacer ahora es reconstruir este país hacer ser mayores después», añade, y recuerda que «estoy imputado por el 1-O, y si hubiera otro 1-O volvería a hacer lo mismo, pero eso no quiere decir que yo no piense que este país, ahora, primero necesita una reconstrucción». Pellicer había anunciado, durante su segundo mandato, que no optaría a un de tercero pero finalmente lo hizo y vuelve a gobernar. Caras importantes de su equipo, como la concejala Montserrat Vilella o Teresa Pallarès, sí que han dado el salto a Junts per Catalunya. Sobre si contribuirá de nuevo a los comicios del 2023, el alcalde no se pronuncia: «No responderé. Ahora no toca», dice.

Temas relacionados
Comenta el contenido : «El pleno de este septiembre validará el primer paso de la piscina cubierta»
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43

diari.mes es un medio
auditado por OJDInteractiva
Diari Mes

Con la colaboración de:
Diari Mes