Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Tarragona
26.11 º
11.16 Km/h
Municipal
Noemí Llauradó, Carles Pellicer i Dani Rubio a la plaça del Mercadal amb l'Ajuntament de fons després de fer el balanç de mandat.

El gobierno de Reus saca pecho de un equipo «fuerte» en un primer año «extraño y duro»

Noemí Llauradó, Carles Pellicer y Dani Rubio en la plaza del Mercadal con el Ayuntamiento de fondo después de hacer el balance de mandato.

El gobierno de Reus saca pecho de un equipo «fuerte» en un primer año «extraño y duro»

Junts per Reus, ERC y Ara Reus hacen un balance positivo del mandato muy marcado por la crisis del Coronavirus pero con mayoría y «estabilidad económica»

Actualizada 02/07/2020 a las 20:24

El gobierno del Ayuntamiento de Reus hará el viernes, día 3 de julio, un año que inició el mandato 2019-2023 formado por Junts per Reus, Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y Ara Reus con Carles Pellicer al frente, por tercer mandato consecutivo. El gobierno ha hecho balance hoy de este primer año de mandato que ha sido «extraño, complejo y duro», pero con un pacto «estable, sólido y cohesionado», tal como ha detallado el alcalde, Carles Pellicer, quién ha añadido que «es un mandato centrado en las personas, que mira hacia el futuro y que, desde diferentes puntos de vista ideológicos, mantiene una coherencia en el planteamiento de la política de ciudad, que es nuestro objetivo».

Pellicer ha celebrado hoy que este mandato, el tercero que encabeza él, tiene la mayoría absoluta, hecho que ha permitido aprobar los presupuestos «por primera vez después de muchos años», unos años en los cuales «hemos estado trabajando para reducir la deuda del Ayuntamiento y ahora podemos decir que somos uno de los ayuntamientos más saneados de Cataluña», ha afirmado el alcalde. En concreto, según ha dicho Pellicer, el consistorio ha cerrado en el 2019 con 184,92 millones de euros de deuda, la cual arrastra desde 2012 cuando tenía 405 millones de euros. «El 1 de enero aprobamos los presupuestos del 2020 y eso nos permite sacar adelante proyectos importantes de ciudad», observación Pellicer.

Unos proyectos establecidos en el Pla d'Acció Municipal (PALM), del cual la vicealcaldesa de Reus, Noemí Llauradó, asegura que «está más vigente que nunca,» quien también ha destacado el trabajo coordinado entre todas las concejalías. «Actuamos como un todo», ha dicho, una afirmación que el tercer socio de gobierno, Dani Rubio, ha secundado añadiendo que «sabíamos el Reus que queríamos dibujar». De hecho, la mayoría de los grandes proyectos pretenden reformular la capital del Baix Camp haciéndola más «moderna» y «abriéndola a la ciudadanía». Eso pasa, entre otros proyectos, por la vianalización del Raval de Santa Anna, que estará terminado este año, según anunció el alcalde reusense, y por una movilidad sostenible, con la reducción de la velocidad por el interior a 30 kilómetros por hora y la red de carriles bici y los itinerarios seguros para peatones que ha recordado Llauradó, quien ha puntualizado que «hay que darle una visión feminista porque todo aquello que comporta favorecer la igualdad es beneficioso para todas las personas».

Ciudad verde
«Queremos desarrollar urbanísticamente el entorno más verde y sostenible para dar más importancia en esta parte medioambiental del municipio», explicaba Rubio, quién señala que «cada uno de los proyectos y partidas presupuestarias están enmarcado dentro de los Objectius de Desenvolupament Sostenible (ODS)». En el marco de este desarrollo de ciudad verde que tiene presente el consistorio, toman relevancia las placas fotovoltaicas, «uno de los proyectos más importantes del mandato», para Rubio. Los proyectos más próximos son la instalación de placas fotovoltaicas en centros escolares que servirán para autoabastecerse y no se descarta la instalación de islas energéticas para acabar creando la empresa municipal Reus Energia. Una entidad que tendrá la función de «marcar el camino cabe en una ciudad más sostenible». «El ciudadano de Reus pasará de consumidor a productor, incluso, puede confiar en esta empresa como suministrador energético y que pueda hacer el seguimiento de sus propios consumos», ha anunciado el concejal de Medi Ambient, sobre uno de los proyectos que tienen que ver la luz en este mandato.



Un plan para frenar las consecuencias de la COVID-19
La crisis de la COVID-19 ha provocado, entre otras cosas, la paralización de algunos proyectos importantes de ciudad, aunque continúan programados, y también que el consistorio creas el Pla de Reactivació Econòmica i Social. «Este es un plan de ciudad para salir de esta crisis», ha remarcado Llauradó, quién decía que «pusimos todos los esfuerzos, sumamos a todos los agentes y grupos del consistorio, tanto del gobierno como de la oposición, porque hacían falta medidas excepcionales ante esta situación». De hecho, Pellicer, Llauradó y Rubio han coincidido en agradecer a todos los grupos políticos y los diferentes agentes de la ciudad su compromiso con este plan. El objetivo de este es corregir la desaceleración económica y dar respuesta a las necesidades básicas como los alimentos o no caer en la pobreza energética. Para hacerlo posible cuenta con una partida de 4.5 millones de euros para ayudar a todas las personas afectadas, como por ejemplo, dando apoyo a la construcción y rehabilitación de viviendas de alquiler social porque «una de las problemáticas de ahora será la dificultad para pagar el alquiler», ha anunciado Llauradó. Entre las políticas del gobierno sobre la COVID-19 también recuerdan la exención de pago de tasas como la recogida de la basura o de las terrazas.

El traspaso de la gestión del Sant Joan culminará a finales de este mes
El traspaso de la gestión del Hospital Sant Joan de Reus culminará a finales de este mes de julio «siempre que no haya ningún impedimento», según ha adelantado el alcalde Carles Pellicer, a quien celebraba «esta buena noticia». De esta manera, después de que el pasado 1 de junio se iniciara el expediente administrativo de cesión gratuita del edificio del Sant Joan de Reus al CatSalut y se abriera un periodo de 30 días en el cual se podían presentar alegaciones, el traspaso será definitivo hacia el 22 de julio que es la fecha prevista que la nueva entidad de derecho público Salut Sant Joan de Reus-Baix Camp asuma los créditos del Ayuntamiento vinculados al Hospital. Una vez consumado el traspaso, el consistorio tendrá que completar la disolución de la Fundació Sagessa que agrupa la atención primaria y los aceleradores lineales, una parte de la cual irá al CatSalut. Este traspaso, establece que durante, como mínimo, 30 años, se tendrá que destinar el inmueble principal del Hospital Sant Joan a finalidades sanitarias o de servicios sociales.

Pellicer: «La zona del Carrilet tiene que ser un punto de entrada potente»
En el balance del primer año de mandato, también hay que recordar que el gobierno ha decidido cerrar el Mercat del Carrilet de manera definitiva porque «no hay ningún operador que quiera hacerse cargo». Con el cierre de este espacio de comercio, el consistorio no descarta establecer un nuevo punto de comercio de proximidad y km0, todo y que no en el formato actual. «La zona del Carrilet tiene que ser un punto de entrada potente», ha señalado el alcalde reusense, quien ha detallado que «tiene una centralidad importante, el mercado se ha hecho viejo y no todo lo que hay se tiene que mantener siempre». El objetivo del gobierno es hacer una remodelación «diferente» de aquel espacio porque «la zona no puede seguir así, tenemos que hacer un cambio, estamos aguantando un edificio sin capacidad de tirar adelante», exclamaba Pellicer. Por su parte, la vicealcaldesa Noemí Llauradó, ha indicado que «podemos establecer una nueva centralidad, ofreciendo una entrada a la ciudad que se merece, sin el mismo edificio ni con la misma funcionalidad, todo y que sí una cosa parecida».

El Ayuntamiento quiere hacer valer su «centralidad» para tener la intermodal
El gobierno ha recordado que Adif ya ha confirmado que el estudio del apeadero de Bellissens es positivo y que, por lo tanto, continúa adelante con su proyecto que ahora se encuentra en la fase del estudio funcional que concluirá en otoño. «Este es un proyecto que viene de lejos, se tiene que ser justo, pero las grandes actuaciones traspasan los gobiernos», ha recordado Pellicer, quién ha señalado que «nosotros estamos en el centro del Camp de Tarragona, y tenemos que aprovechar esta centralidad». Este es el as en la manga que el gobierno de Reus quiere utilizar para conseguir que la estación intermodal se ubique en el Aeropuerto de Reus. «Tenemos que poner el máximo posible de nuestra capacidad negociadora, si no hacemos el esfuerzo por poner la estación intermodal en el Aeropuerto, será un error histórico», ha avisado el alcalde reusense. En una línea similar se expresaba la vicealcaldesa, quien ha añadido que «este gobierno no mira hacia adentro, amplía la mirada en el Camp de Tarragona». El alcalde ha señalado también que el acuerdo y las relaciones con Tarragona, Vila-seca, Salou y Cambrils son «buenas».

Temas relacionados
Comenta el contenido : El gobierno de Reus saca pecho de un equipo «fuerte» en un primer año «extraño y duro»
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43

diari.mes es un medio
auditado por OJDInteractiva
Diari Mes

Con la colaboración de:
Diari Mes