x
Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Tarragona
9.4 º
14.76 Km/h
Judicial
Imatge de l'acusada d'intentar matar l'exparella, d'esquenes, a l'Audiència de Tarragona.

intento matar pareja, piso, reos, tarragona, audiencia

Imagen de la acusada de intentar matar la expareja, de espaldas, en la Audiencia de Tarragona.

La acusada de prender fuego a un piso de Reus para intentar matar la expareja niega los hechos

La fiscalía rebaja de quince a diez años la petición de prisión porque la mujer sufría una afectación grave por el alcohol

Actualizada 08/11/2019 a las 17:47

La mujer acusada de prender fuego a un piso de Reus para intentar matar la expareja ha negado los hechos en el juicio que se hace en la Audiencia de Tarragona. La procesada, que sólo ha respondido a las preguntas de su abogado, ha dicho que ella no acudió al domicilio cuando pasaron los hechos y que en ningún caso rompió el cristal de una ventana que daba a la escalera ni encendió unos colchones mientras el hombre dormía. La fiscalía ha mantenido la acusación porque hay testigos que la vieron en el lugar de los hechos poco después de que empezara el incendio. Sin embargo, ha rebajado de quince a diez años la petición de prisión porque ha quedado acreditado que, en el momento de los hechos, la mujer sufría una afectación grave por consumo de alcohol. La defensa ha pedido la absolución.

La mujer ha asegurado que hacía un mes que vivía en el piso y no dos días, tal como sostuvo la víctima el miércoles. La mujer ha confirmado que, previamente al incendio, la Guardia Urbana acudió al lugar porque ella estaba gritando desde el rellano al hombre para que le abriera la puerta. Teniendo en cuenta los episodios conflictivos que ya habían protagonizado antes y que la mujer mostraba síntomas de haber ingerido bebidas alcohólicas, los agentes le pidieron que se fuera y la acompañaron hasta la calle.

La acusada ha negado la versión de la fiscalía, que sostiene que al cabo de un rato ella volvió a subir al segundo piso y, «con la intención de atentar contra la vida del hombre, o siendo consciente que su acción podía ocasionarle la muerte», rompió el cristal de la ventana enrejada que daba al rellano y aplicó una llama directamente sobre unos colchones y unas telas que había apoyados en la pared para prender fuego en la casa mientras el hombre dormía.

La fiscal ha recordado que un agente de la Guardia Urbana declaró que, cuando se iban con el coche, vieron que la mujer volvía a entrar en el inmueble. Además, una vecina relató al tribunal que había oído la rotura de cristales y que, al salir al rellano, vio que había fuego en el piso y que la acusada estaba bajando por las escaleras en dirección a la calle.

Según la versión de la mujer, sin embargo, ella no volvió al piso de la avenida Mossèn Ramon Muntanyola hasta el día siguiente al enterarse del incendio. Fue en aquel momento cuando los vecinos la retuvieron a raíz del testimonio de la vecina de la puerta de al lado, que aseguraba que era ella quien había ocasionado el fuego. Posteriormente, los Mossos d'Esquadra acudieron al lugar y la detuvieron.

El hombre sufrió quemaduras graves
El hombre quedó colgado de unos cables de la fachada hasta la llegada de los Bombers. Resultó intoxicado por el humo y sufrió quemaduras de segundo grado a las orejas, las manos y la espalda que requirieron de un tratamiento quirúrgico rehabilitador. Pasó dieciocho días hospitalizado en el Hospital del Vall d'Hebrón -tres de ellos en la UCI- y tardó cerca de medio año en recuperarse de las heridas.

La fiscalía destaca que, si no hubiera sido por la rápida intervención de los servicios de emergencia, el fuego se hubiera podido propagar por el resto del bloque, con cinco pisos de altura y doce viviendas por planta. En el momento de producirse el incendio, la mayoría de vecinos del edificio dormían a los respectivos domicilios. Según el escrito del fiscal, el SEM atendió a tres personas por inhalación de humo -entre los cuales un bebé de nuevo meses-, a pesar de que hubo una quincena de afectados.

Este viernes se han reproducido, a petición de la fiscalía, las numerosas llamadas que los vecinos hicieron al 112 de madrugada, y que han demostrado la gran situación de angustia y pánico que se vivió al inmueble.

La fiscalía rebaja la pena
La fiscalía ha rebajado de quince a diez años de prisión la pena por un supuesto delito de incendio con riesgo para la vida o la integridad física de las personas, en concurso ideal con un delito de asesinato en grado de tentativa, además de los tres delitos leves de lesiones por los cuales pide 630 euros de multa, y el pago de las costas judiciales. El ministerio público aprecia el atenuante muy cualificado de consumo de bebidas alcohólicas, puesto que la mujer presentaba una afectación grave en el momento de los hechos. Además, las analíticas hechas a la mujer también presentaba una adicción moderada al cannabis y consumía cocaína.

En cuanto a la responsabilidad civil, la fiscalía pide que la mujer pague una indemnización de 17.340 euros a la expareja por las lesiones, y de 60 euros para cada uno de los tres vecinos intoxicados por humo. Además, quiere que abone 31.023 euros a la entidad propietaria del piso y 13.500 a la aseguradora de la comunidad de propietarios por los daños ocasionados por el suceso.

La defensa pide la absolución
or su parte, el abogado de la defensa, Ramon Martínez, ha pedido la absolución de la mujer por falta de pruebas que puedan confirmar que ella fuera la autora del fuego y ha insistido que solo hay pruebas indiciarias. Alternativamente, el letrado solicita 3 años y 8 meses de prisión por un supuesto delito de asesinato en grado de tentativa en concurso con un delito de incendio, con el atenuante muy cualificado de consumo de alcohol y drogadicción, dado que la mujer había bebido y había tomado cannabis y cocaína en el momento de los hechos. El caso ha quedado visto para sentencia.

Se da el caso que la mujer, de nacionalidad marroquí, ya había sido detenida en 2016 por su participación en un intento de homicidio de su hija menor de edad, que en el momento del incendio estaba en un centro de menores.
 
Temas relacionados
Más información
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43

diari.mes es un medio
auditado por OJDInteractiva
Diari Mes

Con la colaboración de:
Diari Mes