x
Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Tarragona
23.07 º
7.56 Km/h
Carles Pellicer i Punyed Alcalde de Reus Política
L'alcalde Carles Pellicer, l'endemà de la investidura, als Jardins de la Casa Rull.

«Las izquierdas querían hacer su proyecto pero la gente ha votado otra cosa»

El alcalde Carles Pellicer, el día siguiente de la investidura, en los Jardins de la Casa Rull.

«Las izquierdas querían hacer su proyecto pero la gente ha votado otra cosa»

Pellicer (Junts per Reus), que negocia el cartapacio con ERC y Ara Reus, abre un tercer mandato «lleno de oportunidades» dispuesto a «captar opiniones y sumar»

Actualizada 17/06/2019 a las 08:11

—Con los apoyos de ERC y Ara Reus, afronta su tercer mandato. ¿En qué pensó, el sábado durante el pleno, cuándo recibió de nuevo la vara?
—Pensé en tanta gente que hemos trabajado para llegar donde estamos, empezando por las personas que nos votaron el 26-M, el equipo y el director de campaña, mi mujer, toda la candidatura. Y en las personas que no han podido continuar de concejales porque no han salido. Pensé, en definitiva, en las personas. Y en que ahora vienen cuatro años ilusionantes, que es el tercer mandato y que serán cuatro años llenos de oportunidades que tenemos que aprovechar. También pensé que no ha sido nada fácil, no sólo llegar hasta aquí en estos ocho años sino que no ha sido fácil reeditar el pacto con ERC y Ara Reus y, por lo tanto, volver a ser alcalde.


—¿Cómo ha vivido estos días de negociaciones?
—Han sido unos días difíciles pero Junts per Reus nos hemos mantenido, desde el primer momento, en que queríamos un gobierno de 15 y un acuerdo de 21 para el siglo XXI. Hemos insistido en eso siempre. Han sido semanas de muchas reuniones y de una gran complejidad. Entiendo que eso ya lo lleva la fragmentación del arco político, que hay en todas partes una señal y eso explica la diversidad y explica que hay que entenderse. Al final, hemos continuado en la postura de tener un gobierno fuerte, estable y potente por la ciudad de Reus. Y este gobierno lleno de oportunidades pasaba por ERC y por Ara Reus, para repetir el pacto que teníamos. ¿Se podrían haber dado otras fórmulas? Quizás sí, pero esta era nuestra opción primera y, por lo tanto, la hemos mantenido.

—¿Contempló, en algún momento, que quizás no volvería a ser alcalde?
—Siempre he tenido la seguridad que llegaríamos a buen lugar con las conversaciones que hemos ido teniendo. Sí que me pasó por la cabeza en algún momento, pero siempre ha sido en algún momento puntual. En mi política hay tres palabras con la p : la prudencia, la paciencia y la perseverancia. La prudencia para no decir nada cuando no toca y para hablar cuando se tiene que hablar, la paciencia para aguantar y la perseverancia para seguir trabajando e insistiendo. Soy de los que piensa que, cuando uno cae, lo más importante es levantarse. Creo que la experiencia en todo eso es importante y mantenerse firme en los planteamientos también.

—¿Qué diría a los que creen que no tendría que gobernar?
—Seguramente hay personas que lo harían diferente. Y es normal. Hay unos ejes de izquierdas que, en este caso, querían sacar adelante otro proyecto, su proyecto. De acuerdo, dentro de cuatro años habrá otras oportunidades. Pero la gente, en estos momentos, ha votado otra cosa. La lista más votada, con 2.200 votos de diferencia sobre ERC y con 2.300 votos de diferencia sobre el PSC, nos da esta legitimidad para gobernar. Creo que la gente está contenta en general. Por lo tanto, no se trata de que haya habido un modelo que aquellos que quieren un gobierno de izquierdas puedan criticar excesivamente. En ocho años se ha hecho una política buena, hemos reconducido económicamente el Ayuntamiento, que ha sido el principal objetivo de los gobiernos que hemos encabezado hasta ahora. Sin eso, no podríamos estar donde estamos ahora, en un punto de partida lleno de oportunidades. Hemos solucionado muchas cosas de antes, de la coyuntura política y económica. Hay que ponerse a trabajar para afrontar todos los proyectos que tenemos en proyección. Y eso lo tenemos que hacer sumando y consensuando con ERC y con Ara Reus, a quién agradezco su apoyo una vez más. Como también, intentar coger cuáles son las opiniones de otras fuerzas con el fin de sumar. Creo que la palabra más importante en los gobiernos y en las ciudades es sumar el máximo posible dentro de las posibilidades que tenemos.

—¿El pacto con ERC por la investidura, lo cerraron los partidos desde Barcelona?
—Nosotros no. ¿Pacto desde Barcelona? Yo el pacto lo he hecho aquí, lo he hecho en Reus. Y nosotros hemos hablado siempre en clave local. Nuestras conversaciones han estado con unos y con otros, hemos hablado con todos. Hemos hecho una serie de entrevistas y de reuniones potentes con el PSC, Ara Reus, la CUP y ERC. Íbamos tejiendo nuestra opción de gobierno siempre teniendo nuestra línea clara, que era seguir con el pacto que teníamos, con ERC y Ara Reus, y que funcionó muy bien hasta este sábado. Por lo tanto, nosotros no hemos dicho nunca eso de Barcelona ni de no sé donde. Esta no es una pregunta que me tenga que hacer a mí.

—¿Se valoró, en algún momento, una fórmula con Junts y PSC en el gobierno?
—Tuvimos conversaciones con el PSC, también con Ara Reus, con la CUP, con todo el mundo. Es evidente. De hecho, yo creo que todo el mundo tenía conversaciones con todo el mundo. Pero nosotros teníamos clara una línea, y esta línea es la que hemos sacado adelante, la que en primer momento conseguimos que fuera avalada. Era público que manteníamos reuniones con otras fuerzas políticas, y creo que es bueno, porque también podíamos contrastar opiniones y posibilidades. En una negociación, tal como estaba planteada a Reus y con este escenario político, era necesario hablar con todo el mundo, pero cada uno tenía su objetivo. El nuestro era claro y el de ellos era claro. Al final, decidimos lo que habíamos explicado desde el primer día. No se planteó que entrara al PSC porque teníamos la idea clara sobre el pacto a reeditar.

—Otro dibujo posible pasaba por Junts, ERC y CUP. Llauradó apuntó que, en alguna de estas reuniones a tres bandas, se llegó a hablar de reparto de áreas.
—Yo no tengo constancia, no. Con nosotros, no. Si ellos tenían otro acuerdo, yo no lo sé. Con nosotros, no. Nosotros tuvimos siempre la confianza en que todo iría tal como ha ido. ¿Había que hablar con todo el mundo? Sí. Y lo hicimos. Con todo el mundo que podía estar en un ámbito similar al nuestro, es evidente. Por lo tanto, con Ciutadans no hemos hablado. Ya dije a su día que era una línea roja. Las cosas claras.

—¿Y con ERC y Ara Reus, ya se han distribuido las concejalías?
—No. Será mañana (hoy para el lector) cuando empezaremos a trabajar en esta línea. Hemos hecho una visión desde una amplia mirada de la situación, de cómo puede ir, pero mañana nos pondremos.

—¿Qué viene a partir de ahora?
—Ahora viene empezar a gobernar. Hay 15 concejales que ya lo son y que no tienen carteras. Y se tendrá que establecer las carteras de cada uno de los concejales. De momento, todo está vertido al alcalde, hasta que no haya un cartapacio acabado. Por eso, estos días llevo más cosas de las que tendría que llevar|traer. El alcalde es quien delega las carteras. Una vez hayamos pactado ya el cartapacio entre las tres fuerzas políticas, haré la delegación de funciones. Entonces, las concejalías tendrán su trabajo y la vicealcaldesa tendrá también su status.

—¿En qué consistirá esta vicealcaldía?
—Es la primera tenencia de alcaldía con más competencias, una figura que existe y que ya está en algunos municipios en el ámbito del Estado y en el de Cataluña. Da status tanto a nivel competencial como a nivel protocolario. Por lo tanto, a partir del lunes, definiremos exactamente cómo tiene que ser, aunque yo ya tengo mis líneas y la vicealcaldesa ha dado su visto bueno en una mirada amplia. Lo que tenemos que hacer es ponerlo negro sobre blanco y otorgar, por delegación de alcaldía, las competencias que le corresponden. El marco competencial se tiene que acabar de definir todavía al detalle todo y que sí que tendrá competencias y protocolo.

—Inicia el 2019-2023 con deberes pero en mayoría. ¿Cómo serán los próximos cuatro años?
—El próximo mandato estará lleno de oportunidades. Hemos arreglado y reconducido el Ayuntamiento. Ahora toca definir las prioridades a los programas y ponernos enseguida. Hay temas que corren mucha prisa: infraestructuras o la basura, por ejemplo. Independientemente que, cuándo cada concejalía tenga sus competencias, pueda definir sus prioridades, hay unas prioridades comunes fruto de ERC, Ara Reus y Junts per Reus que se tienen que sacar adelante. Tenemos que hacer un programa de mandato que tardará unos meses en perfilarse. Pero antes de hacer esta hoja de ruta, que es muy importante que lo tengamos consensuado, mientras no tengamos esta línea trazada, tenemos que poner encima de la mesa las prioridades. Mientras hacemos el programa, tenemos que atacar algunos temas que son esenciales por la ciudad. Hay cuestiones relevantes de infraestructuras y tenemos que ir a Madrid ya, cuando haya gobierno allí, para resolverlos. Tenemos que cerrar el tema de la basura|maleza. Hay muchas cosas que hay que sacar adelante.
Temas relacionados
Comenta el contenido : «Las izquierdas querían hacer su proyecto pero la gente ha votado otra cosa»
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43

diari.mes es un medio
auditado por OJDInteractiva
Diari Mes

Con la colaboración de:
Diari Mes