x

Nos gustaría enviarte las notificaciones para las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Tarragona
23.98 º
25.92 Km/h
Tribuna

Tarragona, un sueño

  • Ramón Grau Gràcia
Exregidor de Cultura de Tarragona

Actualizada 03/07/2017 a las 20:29

Sueño historias extravagantes, alucinantes y utópicas, casi nunca reales La madrugada del martes me despertó al final de uno casi normal; Atardecer, estaba tocant ferro, mis manos, acostumbradas a la suavidad del papel de mis proyectos, notaban la tibieza de la barandilla reminiscente del sol ya ausente. La quietud y armonía del momento penetró en mis sentidos ante el idílico paisaje de la mediterránea. Siguió un repentino desvario pensante: Tarragona, nombre femenino, como una mujer muy hermosa, lo tiene todo. Antes de nacer ya poseía esa belleza natural. Una madrina opulenta llanada Roma, conociendo sus cualidades, recién creada la dotó de un vestido espléndido llamado Tarraco Capital de la.Hispania Citerior y de apodo Secundina, después de Roma. Cuando esa madrina quebró, Tarraco sufrió mil penurias, ataques, pestes, invasiones desaprensivas e infinites desgracias. Pese a todo Tarragona mantuvo su natural hermosura y excepcional legado arqueológico. Ahora, a sus miles de años fascina el balcón, bello rostro, inmensa fachada marítima, elogiada por sabios, prohombres y reyes. Playas de fina arena acarician suavemente el mar. Su cuerpo amplio, de esbeltez horizontal: La Rambla mas hermosa de Cataluña, extensa desde el mar hasta el romano rió Tulcis, ahora Francolí, pajarillo árabe... Sobre la colina late la Catedral, su corazón y abrazándola el casco antiguo de belleza señorial, tutelado por hermosa muralla de dorada piedra arenisca. Poseedora de un puerto desmesurado que a cambio ha enriquecido el Serrallo y regala una sustituyente pasarela. Ha ampliando su cuerpo de gran ciudad y naturalmente que ha tenido buenos retoños, los barrios, algo desperdigados pero dotándole poderío. Cualidad esencial tarraconense, la naturaleza le ha dotado un clima suave y agradable, inequívocamente perfecto.

Hasta aquí mi sueño discurrió bonito, sensual y pleno de pros. De pronto aparecieron nubarrones, el cerebro empezó a martillearme los contra: Tu ciudad/mujer poseedora de tales prebendas naturales y nítida hermosura, confiere a sus habitantes la certeza de que lo tienen todo, y es cierto. Dorado conformismo, en esa confluencia mandatarios y dirigentes han dormitado en sus laureles. Poseedores de lo mas parecido a la perfección y autocomplacencia errónea, a menudo han perdido, por eso desde antiguo nos han superado jerárquicamente. A mediados del siglo pasado, con una media sonrisa ocuparon el Morell endilgándonos un proyecto altamente cualificado: La refinería. De inmediato, algo nimio, generaron el final de los mejores melocotones de la provincia. Más tarde, a veces nuestra ecología autóctona – el año 1900 Tarragona fue considerada la tercera capital mas sana de España– acoge vientecillos emisores de no se qué. Compensando sería justo en la provincia combustible rebajado. Ni soñarlo, sería extravagante.

Acompañaron un pantalán –junto al puerto líder europeo del sector químico, mercancías peligrosas y graneles sólidos– todo controlado, sólo escapes de fuel al mar. Consecuencias, la inmensa explosión terrorífica del atentado de ETA y ciudadanos atemorizados huyendo de sus casas. Provincia líder nuclear, no una, dos centrales nucleares. En 2007 alguna fuguilla de partículas radiactivas. No pasa nada, todo está controlado. Red despilfarradora del AVE, parece que en España tiene parada diaria en más de una estación con tránsito de un viajero. Gerona y Lérida con sus estaciones en el centro –Tarragona apalancada en terrenal lejano– ambas multiplican por diez a nuestros pasajeros.
Agradecida y ahogo de ganas de gritar, porque pudo haver pasado de largo. Otro denso destino inquieta ¿Realmente la Tabacalera tiene 47.000 metros cuadrados de locales y en riesgo de lenta extenuación?. Ya despierto y desayunando, no probé bocado. Averigüé el destino de otras tabacaleras: Sevilla la Universidad, San Sebastián y Alicante centros de cultura, Coruña sede judicial y otras, dependències municipales.

El resto del sueño, lo ocuparon visiones amontonadas, por ejemplo: Caso poco habitual, la Universidad es Rovira i Virgili y no Tarragona. Necesario Palacio de Justicia, nada, oscuridad. Triste época de severas limitaciones o mandatarios desinteresados, fuí liberada por benefactores foráneos: Bryant, resucitó el Anfiteatro. Figuerola ofreció 200.000 pesetas para obtener los solares del Foro de la Colonia. Plaza de toros, 1946 promotor armado con piqueta demoledora, salvada por la Diputación. Oportunos legados que perdurarán siempre.

Otra posible penalidad: milenios atrás Tarraco poseía capitalidad de casi toda la península Ibérica, hace pocos años en la propuesta del Mapa territorial de Catalunya sería Veguería Camp de Tarragona. Una menudencia, gran estoc de palomas contaminadoras, el 80 % enfermas. Diluida durante años la relevancia de la única obra de Gaudí en Tarragona, Reus no le encargó ninguna, pero como en otros ámbitos han conseguido un contundente montaje Gaudí, pese al nacimiento claroscuro: Reus o mas bien Riudoms, según Josep Pla. Ellos poseen un perseverante y preciado sentido profundo de prioridad ciudadana: primero Reus. Final del sueño, «hasta aquí puedo hablar». Actualidad: Subidón de Gerona, hay quien cree que tiene playa, –y que nosotros tenemos las químicas– no es de extrañar, visto el cariño recibido de los medios. Me alegro de su ascenso, espero que no sea la Maria de la competición. No me gustaron las sutiles opiniones esperando que vencieran aquí, sabiendo que nos hundiría. De niño disfruté en tribuna viendo al Nastic en primera, metiéndole siete al Valencia, no pude ver la otra victoria en el Bernabeu. Hubiera sido demasiado.

Se me olvidaba, el sueño fue mas largo. Uff, había más. Epílogo, ese día era martes y trece.
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43

diari.mes es un medio
auditado por OJDInteractiva
Diari Mes

Con la colaboración de:
Diari Mes