x

Nos gustaría enviarte las notificaciones para las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Tarragona
24 º
5.4 Km/h
Parlar o no parlar de la mort amb els nens petits

Imagen de una madre leyendo un cuento.

Imatge d'una mare llegint un conte.

Pixabay

Hablar o no hablar de la muerte con los niños pequeños

La información sobre el hecho traumático del niño Gabriel pueden llegar en los más pequeños que necesiten hablar y saber más sobre esta realidad
  • Redacció

Actualizada 14/03/2018 a las 10:39

Los hechos que han tenido lugar los últimos días con el caso del niño Gabriel están captando los medios de comunicación. No es difícil pensar que esta información de un suceso tan traumático llegue a los niños y los genere desazón y preguntas.

La muerte es un tema que los adultos a menudo podemos dudar de cómo enfocar para no herir la sensibilidad de los más pequeños. La realidad, es que a menudo intentamos esquivarlo.

Puede ser que tengan preguntas en relación a la muerte o a un hecho que, como es este caso, ha acabado con la muerte de una persona, y encima, un niño pequeño. Responder las preguntas de un niño que quiere saber más de este tema es vital para que no se obsesione con él y la oportunidad para hablar sobre la importancia de la vida, y de rebote, la importancia de disfrutar de los momentos. Es mejor que seamos nosotros, sus padres o personas más próximas, los que resolvemos estas dudas antes de que busque respuesta a través de otras personas.

También es importante tener en cuenta que la respuesta tiene que variar según la edad del niño o de la niña, a menor edad necesitan menos detalles, cuando más grande sean, querrán saber más.

Los expertos apuntan una serie de recomendaciones para hablar sobre este tema.

-Hablar con un lenguaje comprensible, sencillo y sincero.

-No hay que entrar en detalles concretos de los hechos si es una muerte traumática

-Abordaremos las emociones que generan los hechos. La muerte genera miedo y tristeza. No le restemos importancia. Dejamos espacio para que se puedan expresar.

-No tenemos que esconder que a nosotros también nos genera tristeza. Desde pequeños es bueno conectarlos con los sentimientos de los otros. Es positivo hablar del miedo que todos tenemos a morirnos porque es un suceso del que no sabemos lo que tiene que suceder.

Dar espacio. Quizás la primera vez que abordamos el tema, el niño sólo necesite una breve conversación. Los expertos apuntan que el pequeño puede volver más tarde y recuperar esta conversación con nuevas dudas o temas que se le hayan despertado.

Es importante tranquilizar al menor. El pequeño puede tener miedo a la muerte también por el hecho de separarse de sus padres. Podemos confirmar si tenemos esta sospecha «¿te preocupa quedarte solo?». A partir de escuchar su preocupación, podemos tranquilizarlo «probablemente falta mucho para que muera, y estaré contigo el tiempo que te necesite y compartiremos muchos momentos» y recordarle a todas las personas que lo quieren y cuidarán siempre de él acompañándolo en su vida.

En concreto, con los hechos que han tenido lugar con el caso del pequeño Gabriel, también podemos abordar el tema de tomar precauciones y compartir con sus padres si tiene desconfianza, miedo o cualquier sentimiento hacia un adulto.

Existen algunos recursos como cuentos con el fin de abordar el tema de la muerte. Compartimos algunos.

No es fácil, pequeña ardilla. Elisa Ramón y Rosa Osuna. Kalandraka.
Perder a alguien querido no es nada sencillo, y esta inteligente historia contada con gran elegancia permite a los niños y niñas al hecho que perciban de una manera natural la experiencia de la muerte.

Nana vieja. Margaret Wild y Ron Brooks. Ediciones Ekaré.
Nana Vieja y su nieta habían vivido juntas durante mucho, mucho tiempo. Habían compartido infinidad de cosas de la vida, pero una mañana NanaVella no se levantó como de costumbre para ir a desayunar; estaba enferma, muy enferma... Ayuda al niño a disfrutar de los momentos del día a día y a ser capaz, aunque duela, de poder despedirse.

¿Qué viene después de mil? Anette Bley. Ed. Takatuka
¿«Qué viene después de mil? », Le pregunta la pequeña Lisa a su amigo Otto, con el cual está aprendiendo a contar las estrellas. Lisa ya sabe contar hasta dieciséis, pero en el cielo hay muchas más estrellas, como mínimo mil, le ha dicho el viejo Otto. Con él pasa ratos muy divertidos, pero un día Otto se pone enfermo y muero al cabo de un tiempo. A Lisa le cuesta acostumbrarse a su ausencia. Es la mujer de Otto a quien le hace entender que aunque no podamos ver a una persona, esta puede seguir presente dentro nuestro.

Júlia té un estel. Eduard José (Autor), Valentí Gubianas (Ilustrador) Ed. la Galera
El cuento trata un tema muy delicado, la enfermedad grave (casi en fase terminal) de la madre de una niña de cinco años.Una historia emotiva para hablar de la muerte con los niños.

El Edu, el pequeño lobo. Gregoire Solorareff. Editorial Corimbo S.L.
El tío del Edu (el pequeño lobo que nunca había visto un conejo), muere accidentalmente cuando iban a cazar juntos por primera vez. Entonces el Edu conocerá en Tom, un conejo que la ayuda a enterrar-el lo. Se hacen buenos amigos, pero un día el Edu asusta sin querer en el conejillo, que ya no lo quiere ver más. Finalmente, Edu conoce el miedo a que provocan los otros lobos y vuelve para pedir disculpas a su amigo, prometiendo que nunca volverá a asustarle. Hay que destacar la naturalidad con que se presenta la muerte del tío y la gran ayuda que supone un amigo que lo apoye y lo estime|ame en los momentos difíciles, a pesar de las diferencias entre ellos.
Comenta el contenido : Hablar o no hablar de la muerte con los niños pequeños
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43

diari.mes es un medio
auditado por OJDInteractiva
Diari Mes

Con la colaboración de:
Diari Mes