x
Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Tarragona
22.86 º
12.96 Km/h
Recórrer pas a pas la natura i els paisatges interiors del Baix Camp

Recurrir paso a paso la naturaleza y los paisajes interiores del Baix Camp

Dos niños en las montañas de Prades y al fondo el pueblo de Capafonts.

Cedida / Rafael López Monné

Recurrir paso a paso la naturaleza y los paisajes interiores del Baix Camp

La diversidad natural ha convertido muchas localidades en destinos de turismo activo

Actualizada 29/11/2016 a las 15:38

Asociar el Baix Camp con el turismo de litoral es un hecho inevitable. La calidad y el renombre de sus playas ha atraído visitantes nacionales y extranjeros desde hace más de 50 años, cuando el boom turístico empezó. Ahora bien, más allá de un paisaje de costa que reúne todos los atractivos del Mediterráneo, el Baix Camp cuenta con un rico patrimonio natural en el interior que ha supuesto desde hace un tiempo una apuesta por el turismo de naturaleza. Estas propuestas se han agrupado bajo la marca Montañas Costa Daurada, que reúne buena parte de los municipios de interior de la comarca, que se encuentran situados en las cordilleras de Llaberia, de Pradell - l'Argentera y de Prades. Lejos de mostrar un mismo paisaje de interior, cada uno de estos conjuntos montañosos ofrecen unos paisajes de lo más diversos, donde|dónde la vegetación mediterránea de pins, encinas y chaparrales, los cultivos de avellano y de olivo y las masías y ermitas definen este lugar. Esta diversidad las ha convertido en un lugar ideal para el turismo activo, donde se puede practicar senderismo, escalada, BTT, touring, hípica y otras actividades.

Los caminos de la historia
Todos los rincones que conforman las Montañas de la Costa Daurada han sido conectados desde tiempos inmemoriales por caminos y senderos que los habitantes conocían a la perfección y que utilizado para desplazarse entre masías, fincas y pueblos. Unos caminos que hasta al principio del siglo XX eran como auténticas autopistas de comunicación entre los pueblos. Estos caminos de carro, que se estrechan en los caminos de herradura, a menudo empedrados para superar el desnivel de las zonas montañosas, o en senderos estrechos y empinados, hablan de la historia de la comarca, de los campesinos y el esfuerzo, de ejércitos y bandoleros, de la memoria colectiva ligada a este territorio y a su gente.

Ahora bien, con la creación de las infraestructuras modernas, algunos de estos caminos habían quedado en desuso hasta que el auge del turismo activo volvió a traer caminantes por estas sendas. Conscientes de su nuevo uso, el Consejo Comarcal del Baix Camp emprendió un proyecto de señalización de los diversos caminos que hay en la comarca así como la creación de rutas para que los viajeros puedan disfrutar al máximo. De esta manera, la red de caminos permite descubrir el territorio a un ritmo tranquilo, disfrutando del paisaje, de los pueblos y de la gente.

Rutas en pie y en bicicleta
En total, se han creado veintiuna rutas por los amantes del senderismo y de la BTT. El objetivo de estas propuestas es que se pueda vivir una experiencia única mientras se recorre la comarca. La web de Montañas de la Costa Daurada pone al alcance de los usuarios un buscador de rutas en función de la duración, la longitud y la dificultad. En este sentido, se ofrecen rutas para hacer a pie y en bicicleta, otros que sólo se pueden hacer caminante, algunas que están pensadas para hacer en familia, unas que son de un día, de dos e incluso de seis días, de manera que se puede conocer desde un único municipio, pasando por toda una cordillera, hasta recurrir el conjunto de los diferentes paisajes que conforman el interior del Baix Camp.

Las leyendas de los dips de Pratdip, las aventuras del bandolero comarcal por excelencia, el Carrasclet, los nacimientos de los ríos Brugent y Siurana, las ermitas de Mont-roig, los escondites de los carlistas, la Baronía de Escornalbou, los miradores en el Mediterráneo o los paisajes de avellanos y olivos son algunas de las propuestas que podrán disfrutar todos aquellos que decidan emprender unas o más rutas.

Patrimonio inigualable
Desde pintorescas ermitas rodeadas de naturaleza hasta un imponente monasterio cargado de historia, las Montañas de la Costa Daurada son depositarias de un importante legado histórico y monumental que da forma y embellece el paisaje de estas regiones. La historia ha sido generosa y ha dejado la huella de diferentes culturas y estilos arquitectónicos: torres romanas y sarracenas, templos románicos, góticos, renacentistas y barrocos, arquitectura industrial del siglo XIX. De todos los elementos patrimoniales de más renombre, sobresale la arquitectura tradicional y popular característica de las pequeñas localidades de la comarca, adaptados a las imposiciones de un terreno irregular, donde|dónde la piedra en las fachadas de las casas y las calles estrechas y empinadas generan unos pueblos de postal.

Aparte del atractivo que tienen los pueblos situados en las Montañas de la Costa Daurada por su configuración —una buena muestra es el municipio de Alforja, que conserva su encanto medieval gracias a los porches y al portal de la muralla—, hay lugares de especial interés arquitectónico. En Prades, la ermita de l'Abellera se ha convertido en uno de los máximos exponentes de las ermitas construidas en plena montaña en la demarcación. Además, la villa roja destaca por su plaza Major fortificada y la fuente renacentista. Otra ermita que destaca en el conjunto de los paisajes de interior del Baix Camp es la de la Virgen de la Roca. Encima, se alza la capilla de Sant Ramon, que está pintada de blanco y sirve de guía a los marineros. De un estilo totalmente diferente es la iglesia de Sant Martí de l'Aleixar. Este templo destaca porque es uno de los pocos ejemplos que muestra cómo eran las iglesias catalanas antes de que fueran quemadas durante la Guerra Civil. En su interior, se conservan unos magníficos retablos barrocos y un órgano monumental de la misma época.

Castillos, ermitas y leyendas
Al hablar de las Montañas de Prades, a buen seguro que en muchos el primero que les pasa por la cabeza es el pueblo de la Mussara. El misterio y las leyendas que rodean este lugar deshabitado desde 1951 le han valido la fama que tiene. Actualmente, sólo restan de pie las paredes y el campanario de la iglesia de Sant Salvador que se encuentra en proceso de restauración. Las leyendas también caracterizan el municipio de Pratdip. Más allá de las historias de los dips, se puede visitar un castillo que corona villa y del cual destacan las dos torres de defensa cuadradas.

De visita obligada es también el castillo monasterio de Sant Miquel d'Escornalbou, originario del siglo XII y restaurado a principios del siglo XX, está abierto a las visitas en las cuales se puede contemplar la iglesia románica, la sala capitular, los restos del claustro y varias estancias señoriales. Otro castillo es el que hay en l'Albiol. Situado en la cima de una colina de 867 metros, es un mirador excelente desde donde se puede disfrutar de una impresionante panorámica.

Las vistas también fueron un elemento clave en la construcción de las torres de defensa del Arbocet. Este núcleo perteneciente a Vilanova d'Escornalbou tiene dos torres de vigía: la redonda, que según la tradición hospedaba a los cristianos, y la cuadrada, que fue habitada por los musulmanes.

Todos estos espacios, junto con la naturaleza en estado puro que los rodea y los caminos que los conectan hacen de las cordilleras interiores del Baix Camp un lugar único que ofrece la posibilidad de poder vivir y disfrutar unas experiencias únicas al lado de casa. Un lugar donde se puede recurrir el pasado y el presente con calma, paso a paso.
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43

diari.mes es un medio
auditado por OJDInteractiva
Diari Mes

Con la colaboración de:
Diari Mes