x
Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Tarragona
20.18 º
3.708 Km/h
Judicial
L'autor confés del crim de la Rambla de Figueres, declarant a l'Audiència de Girona.

El acusado del asesinato en la Rambla de Figueres afirma que quería matar «un catalán» y que tenía alucinaciones

El autor confeso del crimen de la Rambla de Figueres, declarante en la Audiencia de Girona.

El acusado del asesinato en la Rambla de Figueres afirma que quería matar a «un catalán» y que tenía alucinaciones

Asegura que había dejado de tomarse la medicación y que estaba enfadado porque no le daban un piso

Actualizada 14/06/2021 a las 13:00

El acusado de matar a un hombre de un navajazo en el cuello en la Rambla de Figueres el 29 de abril del 2019 ha reconocido los hechos durante la declaración que ha hecho este lunes ante el jurado popular. El procesado ha afirmado que hacía cinco días que vivía en la calle, que estaba enfadado porque no le daban un piso, que había dejado de tomar la medicación que asegura que tenía prescrita por un trastorno mental y que sufría «alucinaciones». Fue entonces cuando decidió que quería matar a «un catalán y de Figueres». Hores antes de perpetrar el crimen compró un cuchillo en un bazar de la población y hacia las ocho y media de la noche atacó a un hombre que estaba tranquilamente charlando con dos amigos en un banco de la Rambla.
 
Escogió a la víctima al azar, le servía «cualquiera» y quería matar a «un catalán y de Figueres». El autor confeso del crimen de la Rambla ha declarado este lunes delante al jurado popular y ha reiterado la misma versión que ha mantenido desde el 2019. Entonces, hacía cerca de un año que había dejado de estar en internamiento psiquiátrico por haber matado a otra mujer en Figueres el año 2006 y recibía tratamiento ambulatorio.

Mohamed Regrad ha explicado que había intentado rehacer su vida pero que no salía adelante y hacía cinco días que vivía en la calle. Según su relato, fue en dos ocasiones a servicios sociales para pedir un piso pero le dijeron que no tenían. Además, ha asegurado que había dejado de tomar la medicación que dice que tenía prescrita por el trastorno mental que le apreciaron en el primer juicio: «Tengo una esquizofrenia paranoide, no tóxica, no se cuida».

El acusado ha afirmado que hacía días que tenía alucinaciones y que hacía una semana que tenía la idea de matar a una persona. El día 29 de abril del 2019 fue a un bazar de Figueres y compró el cuchillo que se convirtió en el arma del crimen. Durante el día, lo tuvo escondido en una zona de matorrales del centro de la ciudad y lo intentó coger una primera ocasión. Una mujer lo vio y alertó a la policía. Cuando una patrulla lo paró y lo registró, no le encontró el arma encima porque ya la había vuelto a ocultar.

Hacia las ocho de la noche, ha seguido explicando respondiendo a las preguntas del fiscal Enrique Barata, volvió a coger el cuchillo y se lo colocó en el bolsillo interior de la chaqueta. Entonces, fue a la Rambla y la recurrió arriba y abajo hasta encontrar un objetivo. Según ha dicho, quería «atacar a un catalán». Estuvo entonces cuando vio a tres hombres sentados en un banco de la Rambla conversando tranquilamente en catalán.

Regrad, que en un primer momento ha dicho que no recordaba los hechos, ha acabado relatando que se acercó hacia el grupo de hombres, sacó el cuchillo y le asestó un navajazo «al primero que se levantó». Apuñaló a la víctima en el cuello. También ha reconocido que el ataque fue rápido y «por sorpresa» y que la víctima no tuvo ninguna posibilidad de defenderse.

Este lunes también han declarado los dos amigos de la víctima que presenciaron la agresión mortal. Los testigos han expuesto que se encontraban habitualmente en un banco de la Rambla para charlar antes de ir a cenar. Aquella noche vieron que ya era hora de marcharse y, cuando se disponían a levantarse, el acusado se lanzó encima de la víctima: «Fue muy rápido, quizás duró cinco segundos».

Después de perpetrar el ataque, Regrad lanzó el cuchillo y se sentó en otro banco situado a pocos metros: «Era como si quisiera disimular y mezclarse con la gente que había en la Rambla». Se quedó sentado hasta que llegaron las patrullas de la Guardia Urbana y de los Mossos d'Esquadra y lo detuvieron. Los servicios de emergencias no pudieron hacer nada para salvarle la vida a la víctima. La viuda ha explicado que el hombre, de 63 años, había empezado a disfrutar de la jubilación y que era una persona «honesta, trabajadora y amiga de sus amigos»: «Era un gran hombre».

Durante la declaración, el autor confeso del crimen ha dicho que aquel día había consumido muchas drogas pero después se ha desdicho. El letrado de la acusación particular, Toni Quera, sostiene que Regrad actuó movido por el odio y ha puesto el foco en el hecho de que el acusado quisiera matar «un catalán».

Mohamed Regrad mantiene que actuó afectado por el trastorno mental: «Tal como estoy ahora soy incapaz de hacer estas barbaridades, soy una persona sociable pero no me tomaba el tratamiento médico».

25 años de prisión
El fiscal Enrique Barata pide 23 años de prisión por asesinato por alevosía y el agravante de reincidencia. El abogado de la acusación particular, Toni Quera, eleva la petición a 25. Las acusaciones recogen que la Audiencia de Gerona ya lo juzgó el año 2008. En aquella ocasión, por matar de un navajazo a la propietaria del piso donde vivía de alquiler, una vivienda en el barrio de la Marca de l'Ham de Figueres.

Los hechos tuvieron lugar poco después de la medianoche del 31 de octubre del 2006. Según la sentencia, el ataque se produjo de forma «totalmente repentina e inesperada» y la víctima no pudo hacer «ningún acto eficaz de defensa». La sección cuarta de la Audiencia lo absolvió porque le aplicó una eximente completa de alteración mental. Según la resolución, en el momento del crimen «presentaba un episodio psicótico con cuadro delirante de tipo paranoide». Le impusieron máximo 14 años de internamiento psiquiátrico.

Las acusaciones arguyen que el trastorno que sufrió entonces estaba provocado por el consumo de tóxicos y que, en cambio, el año 2019 no tenía ningún tipo de afectación mental. La defensa, encabezada por el letrado Francisco Javier Rollón, argumenta que su trastorno «no tiene curación». Por eso, solicita al jurado que le vuelva a apreciar una eximente completa y que lo absuelvan del crimen de la Rambla.
Temas relacionados
Comenta el contenido : El acusado del asesinato en la Rambla de Figueres afirma que quería matar a «un catalán» y que tenía alucinaciones
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Llovera, 18. 1r 1a. 43201 Reus

977 32 78 43

diari.mes es un medio
auditado por OJDInteractiva
Diari Mes

Con la colaboración de:
Diari Mes