x
Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Tarragona
15.23 º
7.56 Km/h
Nàstic
Mikel Villanueva persegueix a un rival durant el partit contra el Córdoba

Hecatombe maquillada (4-3)

Mikel Villanueva persigue a un rival durante el partido contra el Córdoba

Córdoba CF

Hecatombe maquillada (4-3)

Un Nàstic lamentable donde brillan los jóvenes Pol Prats y Pol Valentín cae contra un Córdoba que encaja dos goles en la recta final

Actualizada 19/05/2019 a las 22:14

Dejando de lado los dos minutos finales, el partido del Gimnàstic de Tarragona en el Nuevo Arcángel fue un desastre. Este, se maquilló con las dos dianas a última hora de un Pol Prats que brilló con luz propia y de un Luis Suárez que remató a placer una centrada del futbolista de la Pobla. Pol Valentín también cuajó un buen duelo e Isaac Becerra, a pesar de encajar como nunca, también salvó algunas pelotas. El resto, en líneas generales, naufragó completamente contra un equipo sin nada en juego.

Ike Uche y José Kanté, los mismos dos delanteros que liquidaron al Mallorca la pasada semana, fueron los escogidos por Enrique Martín para intentar sumar los tres puntos a Córdoba en un duelo intranscendente en el cual el único aliciente era el de sumar tres puntos para situarse con 34 y alejarse a cuatro de los andaluces. La delantera no pudo funcionar tan bien simplemente porque el ridículo se extendió a todo el equipo y el repaso de los cordobeses fue monumental. Otra modificación en el once fue la de la entrada de Javi Márquez en el centro del campo. Era obligado un cambio en la medular y Enrique Martín hizo al hombre por hombre, y así lo hizo el técnico, pero nada funcionó.

Hubo dos enfrentamientos. Uno, hasta el minuto 18, en el cual el Nàstic luchaba por ganar y tenía opciones de hacerlo. De hecho, los tarraconenses se habían mostrado hasta entonces como conjunto más peligroso y con más motivos y argumentos para sumar el gol. Ahora bien, el desastre absoluto llegó al mismo tiempo que el electrónico señaló el 19’.

A los cinco minutos de juego, una centrada-chute de Javi Márquez desde la derecha se marchó desviada por la línea de fondo. Se animaba el Nàstic al mismo tiempo que Pol Valentín recorría la banda derecha. En una de estas, el lateral la ponía alta para que, desde la segunda línea, llegara Imanol García. Con toda la portería por delante, el mediocampista la tiró fuera, a la izquierda del portero. Se le notó que es de todo, menos delantero. Este fue el último aliento de vida de un Nàstic que, sin saber por qué, encajó tres goles seguidos. Bien, seguramente sí que lo supo. Una empanada general, con el eje de la defensa desastroso y un centro del campo que, hacia atrás, no funcionaba, fueron grandes responsables de un desastre que se vio reflejado en el marcador.

El primer gol fue de traca. Falta que bota Javi Lara, uno de los mejores especialistas de la categoría, se abre la barrera de lleno y la esférica entra ajustada a la derecha de Becerra, a media altura. Era el minuto diecinueve, el principio del infierno grana. Andrés Martín, tres minutos después, aprovechaba una gran pasada de Javi Lara para fusilar en un Becerra que no se podía creer lo que estaba viendo. Lara hacía lo que quería con una defensa que tampoco obligaba a una exigencia demasiado grande.

De traca
El tercer gol también fue para enseñarlo a los niños que quieren ser futbolistas y los dijo: «Eso es él que no tenéis que hacer si queréis llegar a alguna cosa». Mal control de Javi Márquez y, el centrocampista, que la pierde, vuelve caminando. La delantera cordovesista, viendo la pasividad rival, monta el remontamiento y, cuando un equipo ataca directamente en el Nàstic, la defensa d'Enrique Martín acostumbra a hacer higo. Así, 3-0 en el minuto 27 de juego.

Enrique Martín, viendo que el equipo necesitaba una sacudida, u once en realidad, decidió mover el banquillo. El señalado del desastre fue Mohammed Djetei, que dejó su lugar|sitio a Pol Prats. Debutaba el joven futbolista de la Pobla, que empujaba a Pol Valentín al central derecho, una posición completamente nueva para él. Entre el cambio y la bajada de pistón del Córdoba, se detuvo la sangría local, con la que el electrónico no se movió del 3-0 hasta el descanso.

Luis Suárez
José Kanté se quedó en el vestuario y no salió en el segundo acto. Fue así porque Enrique Martín apostó para dar entrada a Luis Suárez en un cambio hombre por hombre a que no se sabe exactamente qué finalidad tenía. Y, seis minutos después, el técnico navarro agotó las sustituciones. Javi Márquez, que no se enteraba, fue relevado por un Miguel Palanca intentó aportar centradas y un poco más de profundidad, casi siempre cayendo a la izquierda. Mientras tanto, Becerra, aunque fue uno de los tristes protagonistas del partido, salvaba un gol cantado con un gran estirón.

Precisamente, Palanca fue triste protagonista en el cuarto gol de los cordobeses. En vez de perseguir a un rival, se quedó con los brazos extendidos mientras un central local servía un gran pase alto a Alfaro, quien colocaba el cuarto a los 61 minutos de juego.

No quería marcharse el Nàstic sin ver portería y, el gol, en estas últimas jornadas, lleva el sello de Uche. Él, después de una pared con Luis Suárez, batió a Marcos. No servía casi para nada, pero es mejor anotar alguna diana que marcharse de vacío|hueco, sobre todo cuando te estás llevando una goleada de escándalo contra un rival ante menos de 3.000 espectadores.

Locura final
La lluvia de goles no finalizó y el Nàstic acabó el partido marcando no tan sólo una diana, sino dos y estando a punto de empatar. Pol Valentín y Pol Prats, por banda|lado derecha, probaron alguna centrada sin peligro, mientras que Thioune intentó tiros desde fuera del área que, en la mayoría, acabaron arriba.

Prats, con una electricidad que le hubiera gustado tener en el equipo a lo largo de toda la temporada, se plantó ante el meta del Córdoba a los 88 minutos de juego y, también con una definición de veterano, marcó el segundo. Era lo mejor que le podía pasar al Nàstic después de la derrota: que algún joven brillara con luz propia. No dejó de hacerlo Prats, que creyó en alguna cosa más que al batir marcas personales. Por eso, se puso el equipo en la espalda y, en una cabalgata por la derecha, la puso en un Luis Suárez que marcó el 4-3. Todavía tuvo una más Prats, al final, pero le robaron la cartera. Buena noticia la del joven futbolista de la Pobla.



FICHA TÉCNICA

Córdoba. Marcos, Fernández, Chus Herrero, Luis Muñoz, Álex Menéndez, Álex Vallejo, Alfaro, De las Cuevas (Àlex Carbonell, 46), Quim Araujo (Piovaccari, 71), Javi Lara y Andrés Martín (Chuma, 77).

Gimnàstic. Isaac Becerra, Pol Valentín, Mohammed Djetei (Pol Prats, 29), Noguera, Mikel Villanueva, Abrahám Minero, Thioune, Imanol García, Javi Márquez (Miguel Palanca, 51), José Kanté (Luis Suárez, 46) y Uche.

Goles. 1-0, Javi Lara (19); 2-0, Andrés Martín (22); 3-0, Alfaro (27); 4-0, Alfaro (61); 4-1, Uche (63); 4-2, Pol Prats (88); 4-3, Luis Suárez (90).

Árbitro. Óliver de la Fuente Ramos (castellano-leonés). Mostró la tarjeta amarilla en los locales Àlex Carbonell y Luis Muñoz; y a los visitantes Abrahám Minero, Thioune e Imanol García.

Incidencias. El Nuevo Arcángel acogió a 2.986 espectadores.
Temas relacionados
Comenta el contenido : Hecatombe maquillada (4-3)
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43

diari.mes es un medio
auditado por OJDInteractiva
Diari Mes

Con la colaboración de:
Diari Mes