x

Nos gustaría enviarte las notificaciones para las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Tarragona
15.41 º
31.32 Km/h
Nàstic

La histórica permanencia de un Nàstic que puso el Nou Estadi del revés

El milagro de Manolo Reina y el gol de Manu Barreiro hicieron enloquecer a una afición que no se merecía el descenso

Actualizada 12/06/2017 a las 21:26

La afición se lo merecía, el Consejo de Administración se lo merecía, el cuerpo técnico se lo merecía y los jugadores, después del final de temporada que han realizado, también.

El sábado por la tarde, todo el mundo tenía una cita en el Nou Estadi. El equipo tenía suficiente con un empate contra el UCAM Murcia. La victoria, por descontado, también daba derecho al Nàstic a continuar a la Segunda División A una temporada más. Se preveía un día grande, y grande fue. Con mucho padecimiento, ya que el rival también se jugaba la vida, pero el final fue feliz, muy feliz.

Después de una temporada más que complicada, el Nàstic se había ganado el derecho, con un final de campaña más que notable, de depender de él mismo para salvarse. Y así acabó siendo. Los de Nano Rivas, concentrados desde el minuto cero, fueron capaces de mantener la presión. Durante el enfrentamiento, el UCAM tuvo buenos momentos de fútbol. Mejores que los del Nàstic en muchas compasas. Pero el Nàstic tenía que ser de Segunda División.

En el minuto 74 de partido, seguramente hubo muchos que pensaron que la Segunda A se desvanecía, socios y aficionados que, desde las graderías, desde su casa o desde el bar, creían que todo se había acabado. Pero Manolo Reina tenía que decir la última palabra esta temporada. Minutos antes, había parado una pelota que parecía imposible, y tenía en sus guantes enloquecer todavía más en el Nou Estadi. Así fue. Jona prepara el penalti, y lo tira a la derecha, donde el de Villanueva del Trabuco se tiró, y repelió el peligro. Locura contenida en el campo, ya que quedaba todavía un empuje final. Esta, llegó con el gol de Barreiro, en el 91,’ que daba la permanencia al conjunto tarraconense.

Invasión de campo
Después de la diana, nadie pudo impedir que la afición esperara en el silbato final para saltar al césped y buscar a los protagonistas, aquellos que, durante la temporada, tanto han hecho sufrir a todo el mundo, pero que, finalmente, fueron capaces de dar la máxima alegría a todos aquellos que apostaron (y a los que no) por|para un Nàstic que continuará en categorías profesionales.

La fiesta fue grande, muy grande. Afición y jugadores se fundieron en uno solo en un momento en el cual desaparecieron todos los padecimientos. Durante unos instantes, desaparecieron todos los padecimientos. Los futbolistas, a pie de césped, accedieron y quisieron fotografiarse con todos aquellos que lo desearon. Quisieron devolver la alegría en forma de camisetas (posiblemente nadie la conserva), sonrisas y acciones que hacen todavía más mayores|grandes a unos jugadores que han sido capaces de realizar una segunda vuelta de Champions League, escondiendo un poco una primera vuelta para olvidar.

La fiesta, acto seguido, fue grande. No estaba muy preparado, pero el Nàstic ofreció, hasta las doce de la noche, aproximadamente, un espacio con música y barras de bar incluidos donde todo el mundo tuviera la posibilidad de continuar la fiesta. Los jugadores fueron saliendo y recibieron abrazos (algunos besos) y felicitaciones de aquellas personas que han sufrido con ellos y que los han animado durante todo el año.

Hay muchas imágenes que quedan por|para el recuerdo. Algunas ellas las ha querido recoger este medio para acompañar estas líneas. Algunas de ellas no saldrán a la luz, ya que pertenecen a la intimidad de los jugadores y del cuerpo técnico, pero lo que sí está claro es que aquellos que acudieron al campo y que vieron todo lo que sucedió, guardarán en sus retinas uno de los momentos más importantes de la historia del club.

Ahora, hace falta pensar qué ha fallado, hacer una lista de todos los aspectos en los cuales se tiene que mejorar y, después, intentar confeccionar una plantilla que no tenga que llegar a estos extremos.
Temas relacionados
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43

diari.mes es un medio
auditado por OJDInteractiva
Diari Mes

Con la colaboración de:
Diari Mes