x
Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Tarragona
16.66 º
3.708 Km/h
Cultura
Ferran Gerhard, nebot de Robert Gerhard i fill del seu germà petit Ferran, amb fotos familiars al seu despatx a Tarragona.

Robert Gerhard, el virtuoso compositor vallense a quien el reconocimiento «le llegó tarde»

Ferran Gerhard, sobrino de Robert Gerhard e hijo de su hermano pequeño Ferran, con fotos familiares en su despacho en Tarragona.

Robert Gerhard, el virtuoso compositor vallense a quien el reconocimiento «le llegó tarde»

Valls conserva la casa nativa del músico, de quiénes se conmemoran los 125 años de su nacimiento

Actualizada 05/04/2021 a las 11:23

«El reconocimiento le llegó tarde». Eso opina, del compositor Robert Gerhard, el sobrino directo y uno de los últimos descendientes. En una entrevista a ACN, Ferran Gerhard recuerda cómo era su tío en el círculo familiar más íntimo, coincidiendo con el 125.º aniversario del nacimiento del músico catalán, de renombre internacional, pero bastante desconocido en el país. Igual de poco conocida se mantiene su casa nativa en Valls. Muchos locales no saben de este inmueble, que pasa desapercibido en el número 14 de la carretera de Montblanc, en buena parte porque la familia, que vivió allí de alquiler, se marchó del piso cuando él sólo tenía tres años. Un espacio poco proyectado, pero que sirve de pistoletazo de salida de una ruta por los espacios que lo ligaron con la ciudad natal.
 
La ruta turística de Gerhard, el fondo conservado en el Institut d'Estudis Vallencs (IEV), que ahora quiere impulsar un nuevo espacio interactivo dedicado al compositor, un singular monumento y una escuela de música que lleva su nombre evidencian la admiración de Valls hacia este hijo ilustre. «Soy hijo de Valls», se definía el mismo Gerhard, quién hablaba con añoranza de la ciudad donde vivió su infancia, según recogen los historiadores.


La casa nativa: poco conocida y en estado deteriorado
En el 125.º aniversario del nacimiento del compositor y músico Robert Gerhard, sigue siendo un artista desconocido por gran parte de la sociedad. Bueno ejemplo de este desconocimiento es su casa nativa en Valls, a la que no se puede acceder y sólo es visitable desde el exterior. Una placa en la fachada recuerda que Gerhard nació en aquel inmueble, siempre habitado por inquilinos.

El edificio está deshabitado desde hace al menos veinte años, una inactividad que contrasta con el ritmo frenético en los bajos, donde hay un negocio de materiales para la construcción. Toda la finca es de su propiedad, incluido un almacén detrás, espacio por el que la familia de Gerhard, dedicada a la exportación de vinos, decidió establecerse unos pocos años. Allí nació el primero de los tres hijos, Robert, el 25 de septiembre de 1896.

Los recuerdos de un sobrino
De madre francesa y padre suizo-alemán, fue educado en un entorno cultural catalán. Robert Gerhard sintió desde bien pequeño una gran atracción por la música, según relata a ACN su sobrino -hijo del hermano más pequeño, Ferran. Explica que el tío de pequeño, que era muy travieso, se zafó de la niñera, atraído por la música de un organista ambulante, y acabó perdido en las afueras.

El sobrino lo recuerda como una persona de carácter agradable y accesible. «A pesar de no tener hijos con Poldi, su mujer, cuando hablaba con una criatura como lo era yo, sabía ponerse a su nivel, y relacionaba la música con la naturaleza para que un niño lo comprendiera; pero cuando se inspiraba y se ponía a componer, nos decía que no lo mareáramos», explica Ferran Gerhard, que se llama como su padre.

Con 90 años de edad, recuerda infinidad de anécdotas. También le viene presente que Poldi ejerció una gran influencia en la carrera de Gerhard. Lo instaba siempre a componer y prácticamente le hacía de representante. También compuso bandas sonoras para el cine. «Una vez, para una película, le pidieron que la música no se pudiera relacionar con ninguna nación y ¡él hizo una sardana!», relata, todo risueño.

La música en la clandestinidad
En relación al poco conocimiento de la obra de Gerhard en Cataluña, hay que tener presente que su música se tenía que escuchar clandestinamente a través de emisoras como la BBC. Sus audiciones se anunciaban por Valls a escondidas. «Seguirlas era una actividad clandestina y peligrosa», afirma el sobrino. Sintonizar radios que pudieran difundir ideas contrarias al régimen franquista estaba prohibido.

Gerhard, en plena fiebre creativa, iba recibiendo encargos musicales en Inglaterra. Allí su música interesaba, mientras que en Cataluña era prácticamente ignorada, y desistió definitivamente de volver. Un historiador local recoge que la llegada el año 1967 de un equipo de la BCC para filmar un reportaje sobre el compositor sorprendió a los habitantes de Valls. Desconocen de quién se trataba.

Reconocimiento tardío y un fondo repartido
Era un músico cosmopolita, su música a menudo era incomprendida y poco popular; ahora, sin embargo, ya se le hacen muchos reconocimientos», se congratula el sobrino, entre partituras y fotografías familiares del tío. Toda la documentación que conservaba la familia la ha dado en el archivo del IEV, si bien el fondo más extenso de Gerhard se encuentra en la biblioteca de la Universidad de Cambridge, ciudad donde el compositor murió el año 1970.

«Se marchó muy joven de Valls, pero no se desvinculó nunca de la ciudad, donde vivía su familia; siempre que podía volvía», apunta Olga Ger, responsable del fondo del IEV. La entidad habilitó un aula de investigación del compositor y ahora quiere abrir este nuevo centro de interpretación sobre Gerhard, también en dependencias del IEV. La voluntad es inaugurarlo el próximo mes de septiembre.
Temas relacionados
Comenta el contenido : Robert Gerhard, el virtuoso compositor vallense a quien el reconocimiento «le llegó tarde»
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Llovera, 18. 1r 1a. 43201 Reus

977 32 78 43

diari.mes es un medio
auditado por OJDInteractiva
Diari Mes

Con la colaboración de:
Diari Mes