x
Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Tarragona
17.31 º
5.544 Km/h
Juicio atentados 17-A
Driss Oukabir, a l'inici del judici dels atemptats de Barcelona i Cambrils.

La expareja de Driss Oukabir: «Vivía de mí, yo tenía que estar en casa, hacer la comida y mantenerlo»

Driss Oukabir, al inicio del juicio de los atentados de Barcelona y Cambrils.

La fiscalía dice que Driss Oukabir era miembro de la célula y participó «logísticamente» en los ataques

El ministerio público admite que la Audiencia Nacional sólo puede juzgar los hechos previos a la explosión de Alcanar

Actualizada 25/01/2021 a las 14:53

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ve evidente que Driss Oukabir formaba parte de la célula yihadista del 17-A y colaboró «logísticamente» en la preparación de los ataques, aunque después de la explosión del chalet de Alcanar se tuvieron que cambiar los planes y él ya no participó. Miguel Ángel Carballo ha asegurado que hay muchas pruebas que Oukabir sabía qué estaban preparando y participó, a pesar de intentar borrar su rastro. Además, no ve creíble el supuesto alejamiento de la religión que defiende el acusado, que se enfrenta a una petición de la fiscalía de 36 años de prisión por pertenencia a organización terrorista, tenencia y fabricación de explosivos y conspiración por provocar estragos terroristas.
 
En su informe final, Carballo ha reconocido que los tres acusados no estaban en condiciones de participar directamente en los atentados del 17 de agosto después de la explosión de Alcanar. «No había un plan B» ha asegurado, y por eso hubo la improvisación posterior a la explosión del laboratorio de explosivos. En este sentido, Carballo ha admitido que el juicio en la Audiencia Nacional contra Oukabir, Mohamed Houli y Said Ben Iazza es sólo por los hechos previos a la explosión de Alcanar, no por los atentados terroristas en la Rambla de Barcelona y el paseo marítimo de Cambrils, ya que todos los autores directos de los dos ataques están muertos.


La fiscalía no tiene ninguna duda que la célula era autónoma pero formaba parte de la «nebulosa» creada por el Daesh, con quien compartía objetivos, métodos y vínculos ideológicos. El ministerio público cree que los jóvenes de Ripoll «no encajaban en su país de origen ni en el país de acogida», y que el imán Abdelbaki Es-Satty les mostró una «falsa atmósfera sagrada» y les hizo «creer» que una visión rigorista de la religión los salvaría. La influencia de los mensajes islamistas radicales a través de internet se vio complementada por el mismo imán fuera de las redes.

Respecto de Driss, el fiscal ha enumerado los numerosos indicios que lo apuntan como uno de los encargados de la logística de los atentados, a pesar de sus intentos por no ser detectado a través del teléfono móvil, utilizando palabras clave y no hablando de ciertas cuestiones. No obstante, el ministerio público no se cree la defensa de Oukabir, que lo señala como un joven que no seguía los preceptos del Islam, ya que bebía, fumaba, se drogaba, no rezaba y tenía perro. Según el fiscal, Oukabir se fue acercando a la religión cada vez más y «quizás era el más díscolo del grupo y tenía una conducta errática», pero participó en los preparativos, tenía «fe en sus creencias religiosas» y no intentó detener los ataques, sino que se desmarcó en el último momento porque no se orientaban como él quería.

Carballo también ve «claramente flagrante» la participación de Mohamed Houli, herido en la explosión de Alcanar, a quién pide 41 años de prisión, y acusa al tercer acusado, Said Ben Iazza, de ser un «consciente colaborador». Contra este último alega que las pocas veces que salía de Castellón era para ir a Alcanar, y que era fácilmente localizable en persona o por teléfono fijo en la carnicería donde trabajaba. Además, dejó su furgoneta frigorífica a los terroristas sin pedirles el DNI ni el teléfono, cosa que evidencia que tenía mucha confianza, y también les facilitó documentación para comprar precursores de explosivos. Así, el fiscal asegura que la «ignorancia deliberada» también es delito y que no hay que compartir los objetivos terroristas para ser condenado por colaboración. Por este delito la fiscalía le pide ocho años de prisión.
Comenta el contenido : La fiscalía dice que Driss Oukabir era miembro de la célula y participó «logísticamente» en los ataques
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Llovera, 18. 1r 1a. 43201 Reus

977 32 78 43

diari.mes es un medio
auditado por OJDInteractiva
Diari Mes

Con la colaboración de:
Diari Mes