x
Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Tarragona
13.11 º
12.96 Km/h
Medio Ambiente
Una caseta de recollida de dades de la qualitat de l'aire al Camp de Tarragona, al poble de Puigdelfí, al Tarragonès.

El Gobierno quiere mejorar el análisis de las puntas episódicas de contaminación en el Camp de Tarragona

Una caseta de recogida de datos de la calidad del aire en el Camp de Tarragona, en el pueblo de Puigdelfí, en el Tarragonès.

Calvet asegura que la calidad del aire en el Camp de Tarragona «es buena»

El Gobierno quiere mejorar el análisis de las puntas episódicas de contaminación en el territorio

Actualizada 20/01/2021 a las 15:37

El Gobierno impulsa una nueva propuesta de monitorización ambiental de los elementos contaminantes susceptibles de encontrarse en el aire del Camp de Tarragona y que ahora no están regulados por la normativa vigente. Según ha explicado el conseller de Territori i Sostenibilitat en funciones, Damià Calvet, después de la séptima reunión de la Mesa de la Calidad del Aire del Camp de Tarragona, conjuntamente con Salut se han determinado los 27 componentes orgánicos volátiles (COV) que son prioritarios de analizar. Se ha detectado que, en algunos casos, sería conveniente medir las puntas episódicas de contaminación y no sólo las medias. Calvet ha afirmado que en 2019 y en 2020 no se han superado los valores objetivos que fija la ley y que «la calidad del aire es buena».
 
El conseller Calvet ha afirmado que el ejecutivo quiere ir «más allá de la normativa» y que se propone «innovar» en el análisis de los compuestos contaminantes para garantizar la mejor calidad del aire para los habitantes del Campode Tarragona. El titular de Territori ha recordado que en el Camp está la mayor densidad de estaciones de control de todo el país, con trece puntos de medida, y ha señalado que, del brazo con el Departament de Salut, se han determinado 27 compuestos prioritarios de analizar de cara a la elaboración de un futuro plano de vigilancia en el Camp de Tarragona. Entre estos, la principal novedad es el formaldehído, el único que no se analizaba hasta ahora.


Uno de los propósitos, según el Gobierno, es complementar el análisis actual de las medias anuales de los Compuestos Orgánicos Volátiles (COV) con un trabajo que aborde la monitorización de las puntas episódicas. El principal obstáculo a salvar, según Calvet, es que en algunos casos no hay estudios previos ni tecnología disponible para llevarlo a cabo.

La directora general de Calidad Ambiental, Mercè Rius, ha afirmado que las puntas de los episodios de contaminación más recientes han ido disminuyendo y que «los datos máximos se sitúan en las que había hace una década». Y ha añadido: «En general los valores han ido bajando a lo largo del tiempo y todo lo que estamos midiendo hasta ahora está muy por debajo de los límites que a Salut le podrían preocupar».

En concreto, el conseller Calvet ha señalado que los elementos contaminantes que se analizaron durante el 2019 no superaron «en ningún caso» los valores objetivos que marca la normativa y eso, según ha apuntado, significa que la industria «ha madurado lo suficiente sus procesos». «La calidad del aire es buena y los ciudadanos tienen que estar tranquilos», ha sentenciado.

A pesar de todo, Calvet ha admitido que en municipios como Constantí, Perafort y Puigdelfí, y Tarragona, es donde se detectan los niveles «más altos» de COV, también porque son las zonas «con más puntos de muestreo y donde se dispone de más datos», ha dicho. Durante el 2019 se supervisaron unos 5.900 datos diarios y, mensualmente, se validaron 181.000 datos de equipos automáticos.

El año 2020 la pandemia también ha contribuido a reducir la contaminación atmosférica en el Camp de Tarragona, sobre todo con respecto al dióxido de nitrógeno. La directora general de Calidad Ambiental y Cambio Climático, Mercè Rius, ha indicado que la reducción se atribuye básicamente al tráfico porque la gran industria ha mantenido la actividad al considerarse un sector esencial.

El Gobierno ha adelantado que, con la intención de actualizar los equipamientos, se incorporan nuevos sensores de partículas y un detector de cloruro de hidrógeno -este en la estación de Vila-seca. Además, de forma «inminente» se pondrá en marcha un proyecto para el uso de modelización con la Barcelona Supercomputing Center (BSC) para evaluar la calidad del aire. La modelización permitirá disponer de un pronóstico para toda Cataluña a una escala de 1x1km con respecto a la de 4x4km existente en la actualidad. Esta herramienta permitirá predecir episodios de contaminación y ayudará a mejorar la planificación de la calidad del aire.

Por otra parte, Mercè Rius ha añadido que se ha reforzado el grupo de control ambiental que se desplaza in situ a medir los compuestos y que este año también se alquilará un cromatógrafo portátil. «Los modelos del BSC y del Meteocat nos dirán dónde se pueden desplazar las masas de aire y nos desplazaremos a hacer medidas con este aparato», ha detallado.

Con respecto al despliegue de los sensores químicos del Plaseqta, Mercè Rius ha apuntado que este equipamiento está previsto «para un caso de emergencia» al margen de la actual red de estaciones de vigilancia. En todo caso, ha garantizado que si Protección Civil determina que hay que analizar algún otro compuesto evidentemente con este proyecto de nuevos sensores se incorporará.
Temas relacionados
Comenta el contenido : Calvet asegura que la calidad del aire en el Camp de Tarragona «es buena»
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43

diari.mes es un medio
auditado por OJDInteractiva
Diari Mes

Con la colaboración de:
Diari Mes