Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Tarragona
19.84 º
3.6 Km/h
Agroalimentación
Una màquina veremant en una finca del celler De Muller al terme municipal de Reus.

Las DO tarraconenses afrontan una vendimia muy irregular por la afectación del mildiu

Una máquina vendimiando en una finca de la bodega De Muller en el término municipal de Reus.

Las DO tarraconenses afrontan una vendimia muy irregular por la afectación del mildiu

La bajada de producción rondará el 30%, aunque el impacto del hongo ha sido desigual

Actualizada 14/08/2020 a las 11:16

Las denominaciones de origen de vino tarraconenses encaran la vendimia de este año con mucha incertidumbre por el mildiu y con el sector golpeado por la pandemia de la covid-19. El hongo ha impactado de forma muy desigual en las viñas y se calcula que la bajada de producción rondará el 30%, según las variedades y las zonas. Este año la vendimia va más adelantada y en algunas bodegas de la DO Tarragona ya han empezado con las variedades tempranas como el chardonnay. Mientras tanto, las bodegas siguen arrastrando bastante stock acumulado durante el confinamiento y se teme que eso acabe repercutiendo en el precio de la uva. La activación del enoturismo y el ligero repunte de ventas durante el verano, sin embargo, no compensarán las pérdidas ocasionadas durante los meses de paro.

En la DO Tarragona constatan una cosecha bastante precoz y muy irregular, que se esperaba muy abundante pero que finalmente quedará decapitada por el impacto del mildiu. Las intensas lluvias de la primavera, junto con el calor, propiciaron el ataque de este hongo «como no había pasado nunca los últimos 20 años», según afirma el presidente de la DO, Vicenç Ferré. El resultado son rendimientos que podrían caer entre el 30 y el 40%, si bien hay viñas que han quedado muy dañadas y hay otros sin afectación gracias a los tratamientos. El año pasado la producción de la DO ya fue más corta de lo que es habitual por la sequía y, por eso, a pesar del mildiu, la DO Tarragona confía que posiblemente podrá mantener el volumen de uva del 2019.


Una de las bodegas de la DO Tarragona que ya ha empezado a vendimiar es De Muller. Un par de semanas antes de lo que es habitual, desde el lunes las máquinas ya cogen la uva de variedades como el chardonnay. Por su proximidad con el mar, en las fincas de Reus suelen registrar humedades elevadas y un riesgo alto de mildiu, pero este año el impacto del hongo «ha sido una cosa extrema», admite Eduard Martorell, de la familia propietaria. «Lo hemos aguantado bastante bien pero la preocupación es constante, porque cuando no es el mildiu, es el oídio o algún foco de botrytis. Pero en general no nos podemos quejar, nos hemos mantenido en la producción», afirma el responsable de De Muller, que también tiene bodega en Bellmunt del Priorat y produce bajo el sello de la DOQ Priorat.

En esta otra denominación tarraconense se calcula que la afectación del mildiu repercutirá en una bajada del 40% de la producción Así, de los 5,5 millones de kilos de uva del año pasado -que ya fue un millón inferior al habitual por los golpes de calor-, este año se prevé entre 3,5 y 4 millones de kilos, según detalla el presidente de la DOQ Priorat, Salustià Àlvarez. La cosecha empezará a final de mes. «Hay parcelas que han perdido el 100% y otras donde la incidencia es mínima», resume el presidente. Àlvarez lamenta que este haya sido un año «lleno de incidencias», con afectaciones en los campos por las fuertes lluvias del Gloria, la crisis económica de la covid-19 y «un ataque inesperado de mildiu que hacía muchos años que no se veía».

A la DO Montsant la vendimia también empezará a final de agosto en las zonas más cálidas y con las variedades blancas. La producción se prevé que se quede por debajo de los siete millones de kilos habituales. Habrá que ver, sin embargo, cuál es el alcance de la bajada porque la afectación del mildiu, como en todas partes, también ha sido muy irregular. «La uva que ha quedado es de calidad y esperamos que la vendimia será buena», señala la presidenta de la DO, Pilar Just. Igualmente, en la DO Terra Alta se calcula que entre el 30 y 35% de las parcelas han sufrido el hongo, a pesar de que en diferentes grados de afectación. Hay que sólo tienen entre un 5% o un 10% de la uva quemada por el mildiu, pero otras donde no se llegará a coger nada.

A la DO Conca de Barberà las previsiones son «muy complicadas» de hacer, según admite su presidente, Bernat Andreu. En este ámbito, la afectación del mildiu, a pesar de ser menor que en otras DO catalanas, también ha sido importante en el trepat y el macabeo, dos de las variedades más abundantes y que ya sufrieron daños por las heladas de principio de año. «Sabemos que habrá una cierta reducción, pero antes de hacer la vendimia es casi imposible poder hablar de cifras», reconoce Andreu. En la DO Conca de Barberà, con una producción anual por encima del millón de botellas, esta semana se empiezan a vendimiar cantidades muy reducidas de variedades tempranas. El grueso , sin embargo, arrancará a final de agosto –también antes de lo que es habitual.

La herida económica de la covid-19
El mildiu ha agravado un año complicado para el sector vitivinícola por el impacto de la covid-19 en la economía. El confinamiento decretado por el estado de alarma, el cierre de fronteras y la caída del turismo han disminuido las ventas de vino y costará compensarlo. «La bajada en las bodegas ha sido de entre el 50 y el 70% y puede ser que haya un stock general del 20 o el 25% acumulado», señala el presidente de la DO Tarragona, Vicenç Ferré.

En julio el volumen de negocio ha mejorado y algunas bodegas han vendido «lo mismo del año pasado o más porque también hemos visto un apoyo con el consumo de proximidad», según Ferré. Eso, sin embargo, no contrarrestará «los meses de bajadas y de crisis». La bodega De Muller también confirma que el freno en el turismo y la restauración se ha notado bastante en las ventas, y en este sentido, el presidente de la DO Conca de Barberà, Bernat Andreu, opina que hasta que no se normalice la situación con la restauración «costará que se establezcan las ventas que habíamos tenido anteriormente».

Pilar Just, de la DO Montsant, explica que «ha habido una pizca de ventas, pero no se puede hablar de remontada». Aquí la mayoría de las bodegas enfocan la producción a la restauración y a las tiendas especializadas y, excepto los más grandes, no están dentro de los canales de distribución de supermercados. Además, aunque se ha aumentado la venta en línea, su peso todavía es testimonial. Otra preocupación, apunta Just, es la posible bajada en el precio del kilo de la uva por la acumulación de stocks y la disminución de la demanda. Una oportunidad para encauzar el sector, defensa, sería incrementar el consumo de vino catalán en Cataluña, que ahora representa el 41% del total.

En la DOQ Priorat calculan que el negocio no se encuentra ni al 40%, aunque en esta zona -donde predominan los vinos tintos- la campaña fuerte se extiende de septiembre a diciembre. El presidente del ente, Salustià Àlvarez, constata que la economía no se ha puesto todavía en marcha y que echan de menos la restauración y las celebraciones privadas. Con respecto al enoturismo, dice que están satisfechos porque han podido reactivar esta oferta y perciben un cierto componente «solidario» de la clientela. A pesar de todo, avisa que están «con un 20% del movimiento habitual».
Comenta el contenido : Las DO tarraconenses afrontan una vendimia muy irregular por la afectación del mildiu
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43

diari.mes es un medio
auditado por OJDInteractiva
Diari Mes

Con la colaboración de:
Diari Mes