Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Tarragona
26.45 º
14.76 Km/h
Educación
La classe de cinquè de primària de l'Institut Escola l'Agulla del Catllar, amb distància social entre alumnes i professors, en el primer dia de retorn a l'activitat.

El Instituto Escola la Agula del Catllar recibe un 10% de los alumnos que esperaba

La clase de quinto de primaria del Instituto Escola la Agulla del Catllar, con distancia social entre alumnos y profesores, en el primer día de retorno a la actividad.

El Instituto Escola la Agulla del Catllar recibe un 10% de los alumnos que esperaba

Aunque no ha habido contacto físico, profesores y alumnos expresan alegría para reencontrarse

Actualizada 01/06/2020 a las 13:01

El Instituto Escola la Agulla del Catllar ha vuelto a la actividad este lunes después de más de dos meses de paro obligado por el coronavirus. En la jornada del retorno sólo han asistido tres de la treintena de alumnos que esperaban, de un total de más de 450 que hay habitualmente. A pesar de no ha podido haber contacto físico, estudiantes y profesores han estado contentos de reencontrarse. Para evitar masificaciones han determinado horas de entrada diferentes para cada curso y cada día habrá niveles diferentes. Paralelamente, en el jardín de infancia municipal han tenido seis niños, principalmente hijos de personal sanitario. Las medidas para garantizar el distanciamiento social y la limpieza están presentes tanto en la entrada como en diferentes espacios de los centros.
 
La mañana en el Instituto Escola la Agulla del Catllar ha sido más tranquila de lo previsto. Las medidas de seguridad que ha establecido el equipo docente prácticamente no se han tenido que poner en práctica, ya que la presencia de alumnos ha sido muy inferior a la esperada. A primera hora no ha venido ninguno y no ha sido hasta las once de la mañana, cuando estaba prevista la llegada de los de quinto de primaria, cuando han llegado tres. Elsa, Nicolás y Álex han sido los primeros a pisar el centro después de más de dos meses.

«Tenía ganas de volver a la escuela para ver a la profesora y para aprender cómo tendrá que ser el año que viene. He añorado a los amigos porque me gusta más estar en la escuela que hacerlo todo con el ordenador», ha explicado Elsa. La primera clase se ha centrado en la vertiente de acompañamiento emocional, haciendo que los jóvenes explicaran cómo se han sentido este tiempo y sus experiencias personales.

También los maestros deseaban pisar de nuevo las aulas. En el caso de P5 sin embargo, la profesora Pili se ha quedado sola. «Esperábamos a cinco niños, supongo que los padres se lo han podido arreglar», ha comentado resignada. Pili destaca que en el caso de educación infantil han preparado mesas separadas. «Cada uno tiene sus colores, y en el patio juegan sólo con su juguete y tienen que mantener las distancias», ha concretado. En su opinión, con los más pequeños las medidas son más complicadas de aplicar y también de hacer entender, ya que «su vida es interactuar y tocarse». De hecho, parte del aprendizaje se hace a través del tacto.

Para garantizar la seguridad el centro ha aplicado las indicaciones del departamento de Educación. «Hemos dividido la puerta de entrada en dos partes, a los niveles superiores hemos marcado qué mesa se puede utilizar y cuál no, la limpieza de manos se tiene que hacer a menudo...», ha indicado el director, Francesc Seritjol. Sobre la poca presencia de estudiantes, Seritjol lo ha atribuido a que después de semanas de confinamiento, las familias ya tienen los mecanismos para garantizar el cuidado de los menores y «el horario de nueve a una a muchos no les solucionaba la situación laboral». Así pues, el curso seguirá telemáticamente hasta el 19 de junio.

Nervios en el jardín de infancia
En el jardín de infancia municipal del Catllar también se han tenido que adaptar a una «situación totalmente nueva», ha indicado a su directora, Coia Dolç. «Había nervios por todos lados. No sabíamos cómo reaccionarían los niños después de dos meses y medio. Lo hemos preparado todo mucho y hemos enviado el protocolo a las familias con un vídeo explicativo en forma de cuento para los niños», ha apuntado.

Han tenido seis niños, que desde el primer momento se han adaptado a la situación. «Cuando nos han visto han hecho el 'clic'», ha señalado Dolç. En el caso de los niños tan pequeños el vínculo afectivo es parte del trabajo diario. «Siempre llevamos el gel hidroalcohólico encima para poder lavarnos las manos después de que nos hayan tocado», ha remarcado. Para garantizar mejor la distancia de seguridad, alargan las estancias en el patio.
Comentarios
  • #1 Roser Pellicer
    (01/06/20 12:57)

    M'extranya veure com ni la mestra ni l'alumne que apareixen en la fotografia porten cap mascareta. A l'escola on jo treballo és un requisit de la tornada..

    Denunciar Responder
Comenta el contenido : El Instituto Escola la Agulla del Catllar recibe un 10% de los alumnos que esperaba
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43

diari.mes es un medio
auditado por OJDInteractiva
Diari Mes

Con la colaboración de:
Diari Mes