x
Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Tarragona
21.52 º
3.6 Km/h
Agroalimentación
Un jornaler recollint cireres a la Serra d'Almos amb mascareta i guants.

La recogida de cereza empieza en la Ribera de Ebro con mejores previsiones que el año pasado

Un jornalero recogiendo cerezas en la Sierra de Almos con mascarilla y guantes.

La recogida de cereza empieza en la Ribera de Ebro con mejores previsiones que el año pasado

Las estrictas medidas de prevención sanitarias se imponen en el trabajo en el campo y en las plantas

Actualizada 08/05/2020 a las 14:49

La recogida de la cereza, que abre la campaña de la fruta dulce a la Ribera de Ebro, ha empezado con retraso por las lluvias pero con la previsión que sea más abundante que el año pasado. La empresa Cerima Cherries de Tivissa confía llegar a los 2,5 millones de kilos de fruta en una temporada marcada por las estrictas medidas de prevención por la covid-19. Los trabajadores de la planta de selección y embalaje esperan distanciados que se les coja la temperatura antes de empezar el turno y trabajan con mascarillas, pantallas, gafas y guantes. También en el campo hay que hacer uso de guantes y mascarillas aunque eso haga todavía más pesada la tarea. Este año muchos jornaleros se estrenan en este trabajo donde han encontrado una oportunidad para salir del paro.
 
En la entrada de la nave de Cerima Cherries de Tivissa, los trabajadores esperan separados para poder acceder a la planta. En el suelo, líneas de color azul les indican la distancia de seguridad que tienen que respetar mientras un controlador toma la temperatura, uno por uno, en la puerta de acceso. Cuando el termómetro da luz verde, en el recibidor de los vestuarios, un segundo controlador apunta la hora de entrada, como es habitual, y este año además les reparte una mascarilla de tela a cada uno que la empresa se encarga de desinfectar cada día.

En los vestuarios también hay más trabajo a hacer. En la rudimentaria vestimenta tienen que añadir los guantes, las mascarillas, las gafas, los lavados de manos y las pantallas faciales con las cuales extreman la seguridad a los procesos de selección donde no se puede separar además de un metro a los trabajadores. «Los manipuladores de fruta están en algunos casos a un metro o menos, no podemos mantener la distancia necesaria y hemos incorporado el protector fácil para estos casos. Algunos se resisten pero saben que son las condiciones que hay. Alegan pero acaban usándolas porque es lo que corresponde», ha puntuado Loreto Díez, responsable de recursos humanos y comunicación de Cerima Cherries.

En estos momentos donde todavía no se han alcanzado los picos de entrada de fruta en la planta, trabajan en Cerima un centenar de empleados. A pleno rendimiento puede llegar a ser el doble. «Más que reducir al personal estamos estudiando mucho, día a día, las necesidades de personal y los gritamos según la cantidad de fruta que va llegando. Incorporamos a las personas justas porque no nos pasamos y evitamos situaciones de riesgo», ha detallado Díez. El retraso en el inicio de la campaña, forzado por las lluvias continuadas de esta primavera, aunque no beneficia el fruto porque abre la cereza, ha permitido a la empresa prepararse mejor para la situación excepcional con que se tiene que trabajar. «Nos benefició porque ganamos un poco de tiempo pero no es bueno que llueva para la fruta en estos momentos», ha apuntado.

Después de una mala campaña el año pasado, se estima recoger este año 2,5 millones de kilos, con la calidad excelente de siempre. De estos, un 95% se exporta sobre todo Reino Unido, Alemania, Italia y Holanda. El resto se vende sobre todo a Cataluña en cadenas de supermercados.

Trabajo más pesado en el campo
También en el campo los jornaleros tienen que recoger el fruto del árbol con guantes y mascarilla. Estos días que, además hace calor, recarga la tarea. «Ya de por si la campaña es complicada y con estas medidas se hace más complicado. Cuesta respirar, no estamos acostumbrados a trabajar con mascarilla en el campo, es muy pesado pero dentro de lo que cabe, lo llevamos bastante bien», ha explicado Eduard Damas, encargado de una cuadrilla que cogía cereza este viernes en un campo de la Sierra de Almos. La distancia entre los árboles y con mucha conciencia permite mantener la distancia social recomendada entre los trabajadores. «Procuramos que todo el mundo esté en metro y medio o dos metros. El contacto es mínimo», ha añadido Damas.

Con mucha gente parada por la situación económica que ha provocado la covid, se ha incentivado que haya más peticiones de trabajo para la campaña de fruta dulce en la Ribera de Ebro y no está faltando personal. «Hay mucha gente que es nueva, que es el primer año que venden. Se los enseña bien y con paciencia todo se hace», ha apuntado al encargado. Uno de estos trabajadores es Raimon, de 59 años. Una enfermedad en un brazo lo obligó a dejar el trabajo de repartidor que hacía antes y ahora, después de un año y medio en paro y con ganas de trabajar, encontró esta oportunidad. «Mi hija tiene una tienda en Jesús, en Tortosa, y con la mediación de una cliente suya vine a trabajar aquí», ha explicado.

Hace sólo tres días que se ha estrenado como jornalero, recolectando cereza, y se encarga recoger el fruto en las copas de los árboles. «Todos los trabajos son duros, depende cómo te lo tomes. Siempre me ha gustado trabajar y quiero que cuando me pregunte el jefe esté contento y no haya problemas. Es tomarlo con calma y no contar las horas», ha destacado.
Temas relacionados
Comentarios
  • #4 Sergi
    (13/06/20 11:09)

    trinidad palomares arias dijo..
    Hola!! yo tambien estoy buscando!! tienes algun contacto que gestione lxs trabajadorxs para recojer la fruta??

    Denunciar Responder
  • #3 Melchor
    (27/05/20 20:50)

    Me gustaria recojer fruta y salir de la ciudad ,para ahorrar etc

    Denunciar Responder
  • #2 Giovanna
    (13/05/20 16:48)

    Hola me gustaría trabajar en la cereza ya he Estado trabajando

    Denunciar Responder
  • #1 trinidad palomares arias
    (10/05/20 22:42)

    me gustaria trabajar en la recojida de cerezas

    Denunciar Responder
Comenta el contenido : La recogida de cereza empieza en la Ribera de Ebro con mejores previsiones que el año pasado
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43

diari.mes es un medio
auditado por OJDInteractiva
Diari Mes

Con la colaboración de:
Diari Mes