x
Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Tarragona
16.61 º
7.56 Km/h
Enseñanza
Els alumnes de la comunitat de mitjans de l'institut escola Montsant -amb els infants de 1r, 2n i 3r de primària- conversant en grup.

alumno, maestro, primer día de curso, Cornudella, instituto escuela Montsant, profesor

Los alumnos de la comunidad de mediados del instituto escuela Montsant -con los niños de 1º, 2º y 3º de primaria- conversando en grupo.

La directora de l'institut escola Montsant, Mònica Ganduxé, amb tres alumnes d'infantil a la zona de lectura.

profesor, Cornudella, maestro, primer día de curso, instituto escuela Montsant, alumno

La directora del instituto escuela Montsant, Mònica Ganduxé, con tres alumnos de infantil en la zona de lectura.

Alumnes de l'institut escola Montsant escrivint el seu nom en una peça de fusta abans de començar el curs.

maestro, primer día de curso, instituto escuela Montsant, alumno, Cornudella, profesor

Alumnos del instituto escuela Montsant escribiendo su nombre en una pieza de madera antes de empezar el curso.

Motxilles i bates penjades en un passadís de l'institut escola Montsant, a Cornudella.

maestro, primer día de curso, profesor, instituto escuela Montsant, Cornudella, alumno

Mochilas y batas colgadas en un pasillo del instituto escuela Montsant, en Cornudella.

El Priorat estrena el primer instituto escuela de Cataluña vinculado a una Zona Escolar Rural

El centro ubicado en Cornudella comparte proyecto con las escuelas de Prades, Poboleda y Ulldemolins

Actualizada 12/09/2019 a las 14:45

La escuela y el instituto de Cornudella de Montsant (Priorat) se han fusionado este curso para convertirse en el Instituto Escola Montsant, el primero de Cataluña vinculado a una Zona Escolar Rural (ZER). El centro comparte proyecto con las escuelas rurales de Prades, Poboleda y Ulldemolins, que agrupan a 90 alumnos más. La voluntad de este proyecto experimental en el país es cohesionar y arraigar los alumnos en el territorio para contribuir a frenar la despoblación, según explica la directora del instituto escuela, Mònica Ganduxé. Los casi 150 alumnos de entre P3 y 4t de ESO han empezado el curso con los nervios y la emoción habituales, y repartidos en comunidades en lugar de ciclos. El centro estrena espacios y equipamientos que los padres y madres ayudaron a adecuar durante el verano.

A las nueve menos cuarto de la mañana ha abierto puertas el instituto escuela Montsant de Cornudella y los alumnos de infantil y primaria se han podido reencontrar con compañeros y profesores después de las vacaciones de verano. La presentación del claustro a cargo de la directora ha dado paso a una dinámica en el patio que resume el talante del proyecto educativo del centro. Con la ayuda de los padres, los niños han escrito su nombre en unas redondas de madera que más adelante se colgarán en la escuela a modo de espumillón. El objetivo: reforzar la cohesión y el sentimiento de pertenencia al instituto escuela.

Hasta el curso pasado la escuela Doctor Piñol i Aiguadé se integraba a la ZER Montsant-Serra de Prades, de la cual también forman parte las escuelas rurales de Ulldemolins, Poboleda y Prades. Con la fusión de la escuela de Cornudella con el instituto -ambos ya se ubicaban en el mismo recinto-, la Doctor Piñol i Aiguadé ha dejado de formar parte, administrativamente, de la ZER. Aun así, los vínculos entre todas ellas se mantienen más que nunca, dado que los alumnos de los colegios acabarán cursando la secundaria en Cornudella.

La nueva directora del instituto escuela, Mònica Ganduxé, señala que con la dirección de la ZER mantienen «una misma mirada y un proyecto educativo compartido», y el compromiso de trabajar por la cohesión y la participación», no solo de los pueblos con escuela, sino también de aquellos que no tienen y aportan alumnas, como Capafonts, la Febró, la Morera y Escaladei. «Pretendemos juntarnos para crear este vínculo de zona y conseguir frenar el despoblamiento, dando calidad», destaca la directora. El Departament d'Educació ha emprendido esta prueba piloto en el Priorat con la voluntad que acontezca un en lo referente a exportar al resto del país.

Una comisión de zona rural integrada por representantes de los ayuntamientos del área de influencia y las direcciones de los centros vela por el desarrollo de este proyecto educativo común. «Nos hemos conjurado todos: ayuntamientos, Educación, docentes y familias para conseguir que nuestra zona rural pueda ser pionera al mostrar que hay una manera de trabajar que cohesiona y hace arraigar los alumnos en su lugar de nacimiento», argumenta Ganduxé.

La fusión permite romper esquemas
A raíz de la unificación se han podido ganar espacios para los alumnos, dado que los de la comunidad de grandes -4.º, 5.º y 6.º de primaria- se han trasladado a la primera planta del edificio del instituto. Esto ha permitido liberar espacios del edificio de la escuela que hacían mucha falta, según apunta la secretaria de la AMPA de la escuela, Nuria Crivillé. La asociación de madres y padres asegura que están todos «muy ilusionados» con el nuevo proyecto y confían que el incremento de recursos que se les ha prometido con el nuevo modelo, llegue.

La nueva realidad del centro ha permitido unir grupos y trabajar por comunidades en lugar de ciclos: los pequeños son los de P3, P4 y P5; los medianos son los de 1.º, 2.º y 3.º de primaria; los grandes son los de 4.º, 5.º y 6.º, y los jóvenes son los de 1.º, 2.º, 3.º y 4.º de ESO. «Esto permite que haya más profesorado a la vez incidiendo en cada comunidad para poder dar respuesta a la diversidad y una atención más individualizada», explica la directora. El centro dispone de 20 plazas y media de profesorado. Además, con la redistribución de espacios también se ha optado para ir suprimiendo las típicas clases con mesas y sillas por zonas con diferentes ambientes.

Implicación de los padres y madres en la mejora de las instalaciones
La transformación metodológica, pues, también ha ido ligada a la transformación del espacio. Aquí los padres y madres han jugado un papel clave, en la línea de la voluntad de fomentar la participación y una escuela abierta. Mediante una comisión de ‘Bienestar y Aprendizaje’ los adultos se han podido implicar en mejorar el centro más allá del qué permitían los recursos disponibles, siempre limitados. Durante los meses de julio y agosto los padres y madres, docentes y alumnas participaron en cuatro jornadas de trabajo en qué pintaron, movieron y montaron muebles, o hicieron cortinas, entre otros.

En Pau Escribe, vecino de Siurana, es uno de los padres que respondió al llamamiento del centro. «Cada cual ha aportado el tiempo que tenía y sus capacidades para que el colegio se transforme tanto en la vertiente metódica como física. Los niños ven que los padres forman parte de la escuela y que la escuela forma parte de su casa», destaca en Pau, padre de en Guillem, que este año ha empezado en P4. Además, el centro organiza todo tipo de actividades e iniciativas participativas que, a la vez de fomentar la cohesión, también sirven para recaudar fondo y seguir mejorando las instalaciones.
Temas relacionados
Comenta el contenido : El Priorat estrena el primer instituto escuela de Cataluña vinculado a una Zona Escolar Rural
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43

diari.mes es un medio
auditado por OJDInteractiva
Diari Mes

Con la colaboración de:
Diari Mes