x
Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Tarragona
17.36 º
29.52 Km/h
Tráfico
Pla general de l'N-340 a l'alçada de l'accés del peatge d'Altafulla-Torredembarra.

Más de 2 millones de camiones desviados hacia la autopista en el primer año de restricciones en l'N-340 y l'N-240

Plano general de la N-340 a la altura del acceso del peaje de Altafulla-Torredembarra.

Más de 2 millones de camiones desviados hacia la autopista en el primer año de restricciones en la N-340 y la N-240

Los accidentes con muertos y heridos graves se reducen a la mitad en los tramos de carretera sin vehículos pesados

Actualizada 01/09/2019 a las 09:40

Este lunes hará un año que entró en vigor la prohibición de paso de camiones en varios tramos de la N-340 y la N-240. La medida, destinada a reducir la siniestralidad y a mejorar la fluidez del tráfico, acumula más de dos millones de vehículos pesados desviados hacia la autopista, según los datos del Ministerio de Fomento en que ha tenido acceso el ACN. Además, los accidentes con muertos y/o heridos graves se han reducido a la mitad en los tramos de carretera sin camiones. Sin embargo, los Mossos d'Esquadra han denunciado a 4.000 transportistas por saltarse la prohibición –las sanciones se suben a los 500 euros. Mientras tanto, las asociaciones del transporte consideran que la medida los ha criminalizado y siguen reclamando que se les bonifique todo el precio del peaje y no sólo el 50%.
 
Durante el primer año con restricciones se han contabilizado 2,08 millones de tráficos desviados. En concreto, 1,3 millones de vehículos corresponden en el tramo del AP-7 entre Hospitalet de l'Infant (Baix Camp) y Torreblanca (La Plana Alta); unos 450.000 al del AP-7 entre Altafulla (Tarragonès) y Vilafranca del Penedès, y unos 300.000 al del AP-2 entre les Borges Blanques y el Pla de Santa Maria (Alt Camp).


Desde la entrada en vigor de la prohibición, cerca de 7.000 vehículos se desvían cada día por término medio hacia la autopista. Según la media hasta junio, en un día laborable lo hacen 4.361 camiones hacia el tramo de la AP-7 entre l'Hospitalet de l'Infant y Torreblanca -hasta abril el tramo bonificado acababa en Peñíscola y se prolongó; 1.045 se desvían al del AP-2 entre les Borges Blanques y el Pla de Santa Maria, y 1.507 camiones en el tramo del AP-7 entre Altafulla y Vilafranca.

En todos los casos, las bonificaciones para los vehículos de cuatro ejes o más son de un 42,53% para los camiones en tráfico y del 50% para los que hacen trayectos internos. En el caso del AP-2, el recorrido más habitual de los camiones desviados es el Borges-Montblanc (90,1%), mientras que el recorrido cumplido entre las Borges y el Pla de Santa Maria supone el 5,4%. En el tramo norte de l AP-7els recorridos más frecuentes son Vilafranca-Altafulla (59,6%) y El Vendrell-Altafulla (38,6%), mientras que en el sur es l'Hospitalet del Niño-Torreblanca, con el 55,8%.

Más accidentes mortales en la N-340 ebrense
La prohibición de paso por la carretera nacional y el desvío obligatorio hacia la autopista ha hecho que los accidentes con muertos y heridos graves hayan caído aproximadamente a la mitad a las vías convencionales, según los datos facilitados por el Servei Català de Trànsit (SCT) en el ACN.

Por tramos, donde la reducción ha sido más acusada está en la N-240 entre les Borges Blanques y Montblanc, con una bajada de los accidentes con muerto y/o heridos graves del 57,1%. Aquí han pasado de 3,5 a 1,5 siniestros cada año, por término medio. Por el contrario, en el tramo alternativo del AP-2 han crecido de 0,2 a 1,5.

En la N-340 entre Alcanar y l'Hospitalet de l'Infant la reducción de los accidentes con muertos y/o heridos graves ha sido del 48,7%. Aquí han pasado de 11,7 en 6 cada año, por término medio, pero si sólo se tienen en cuenta los mortales, las cifras constatan un crecimiento -de 4,8 a 6 accidentes el año en la N-340. En el tramo alternativo de la AP-7, han pasado de 5,5 a 4,5 siniestros con muertos y/o heridos el año, y ahora aquí hay más con vehículos pesados implicados.

Con respecto al tramo entre Altafulla y Vilafranca la reducción de los accidentes con muertos y/o heridos graves ha sido del 45,8%. Aquí han pasado de 8,3 a 4,5 cada año, por término medio. Además, en el tramo alternativo de la AP-7 no ha habido ninguno en el último año, respecto de los 3,8 siniestros anuales que se contabilizaban antes.

Cerca de 4.000 transportistas sancionados
Mientras tanto, los Mossos d'Esquadra han denunciado a 4.028 transportistas a quién habían pillado incumpliendo la prohibición de paso por los diversos tramos de la N-340 y la N-240. Eso ha comportado que el Servei Català de Trànsit haya abierto 3.108 expedientes por infracciones detectadas en la carretera N-340 (1.677 el 2018 y 1.431 en el 2019) y 920 expedientes en relación en l'N-240 (505 el 2018 y 415 en el 2019), todos ellos iniciados contra transportistas que no se habían desviado hacia la autopista a pesar de estar obligados.

Según Trànsit, los datos corresponden a los expedientes iniciados desde que la medida entró en vigor -el 2 de septiembre pasado- y hasta el 23 de agosto pasado. Eso sitúa la media de conductores denunciados en una pizca más de once cada día. Hay que tener en cuenta que las sanciones a los transportistas infractores se suben a los 500 euros pero no comportan la pérdida de puntos del permiso de conducir.

Satisfacción por la reducción de la accidentalidad
El director del Servei Català de Trànsit (SCT), Juli Gendrau, subraya que los tramos de carretera y de autopista afectados han registrado una bajada de los accidentes con muertos y/o heridos graves, con lo cual «se ha cumplido el objetivo de reducir la accidentalidad» en los tres corredores|pasillos, tal como ha constatado la experiencia pionera en la N-II gerundense.

En declaraciones a ACN, Gendrau insiste en que la medida no se adoptó para criminalizar los camiones ni para que fueran los causantes de la siniestralidad, sino para reducir la intensidad y el paso de vehículos pesados de largo recorrido. El director del SCT ha admitido que esta no es la medida «óptima» y que lo que hace falta es atender las reivindicaciones de mejora de estas infraestructuras.

En la misma línea, el alcalde del Vendrell, Kenneth Martínez, se muestra satisfecho de los resultados del primer año del desvío obligatorio de camiones de la N-340, pero avisa de que con eso no está bastante por resolver el problema de la movilidad del territorio. El alcalde considera que hace falta liberar la autopista -la concesión entre Tarragona y la Jonquera vencerá en agosto del 2021- y prolongar el A-7 hasta Vilafranca. «Esta es la solución que esperamos. Liberar de camiones la N-340 está siendo positivo, pero es sólo una situación transitoria y temporal», observación.

Balance negativo de los transportistas tarraconenses
La medida ha generado rechazo entre el colectivo de transportistas, que en el último año ha protagonizado varias marchas lentas por toda Cataluña. El sector no ha dejado de reclamar que la bonificación de los peajes sea total y no del 50% como está establecido en la actualidad. Según los camioneros, los peajes obligatorios tienen impacto en su negocio y los ven como un nuevo tributo que se añade a los impuestos de los hidrocarburos.

La Federació Empresarial d’Autotransport de Tarragona (FEAT) denuncia que restringir el paso de camiones «señala y criminaliza el sector». Según su presidente, Josep Lluís Aymat, el balance del primer año «sólo puede ser negativo» y dispara contra la administración. «Entendemos que si hay un problema de fluidez y de seguridad en una carretera es la administración quien no ha hecho los deberes. A ella le corresponde hacer inversiones y tomar medidas, pero eso no ha sido así y parece que haga falta señalar a alguien», lamenta.

A final de año vencerá la concesión de la autopista AP-7 entre Alicante y Tarragona, y el sector del transporte confía se levantarán los peajes y las vías se asimilarán a las autovías existentes. Sin embargo, Aymat critica que el gobierno español no descarte ahora implantar medidas de pago alternativas al peaje para financiar las vías liberadas, cuando hasta ahora no se había planteado. En esta línea, habrá que ver si la Generalitat puede acabar implantando la viñeta –una tarifa plana por el uso de las vías de alta capacidad que ya aplican algunos países europeos.

Mientras no se define el modelo de gestión de estas vías, los transportistas emplazan al ejecutivo español a estudiar una ampliación del número de áreas de servicio y de descanso en las autopistas. Según Aymat, el incremento de tráfico hace que los profesionales se encuentren con problemas para cumplir con las jornadas de conducción y descanso en que están obligados.

Los transportistas de Lleida lamentan que el tráfico comarcal es el que más ha sufrido
La presidenta de la Associació de Transportistes de Lleida, Sílvia Llobet, lamenta que el tráfico comarcal es el que ha acabado sufriendo más los costes económicos de la desviación obligatoria de camiones en la AP-2 entre les Borges Blanques y Montblanc. En este sentido, ha asegurado que los pronósticos que hicieron cuando se puso en marcha la medida ahora hace un año se han cumplido y que al transportista que pasa dos veces al día por este tramo de autopista le supone un incremento mensual de gasto que puede superar los 400 euros.

Llobet reitera que ellos siempre han exigido el «rescate» de la autopista como principal medida para reducir la siniestralidad de la N-240 y asegura que la bonificación del 50% es insuficiente, así como que «no es justo que lo acabe pagando un sector que todavía no se ha recuperado de la bajada del 2008». Es por eso que Llobet pide implicación del Gobierno, como pasa en otras comunidades autónomas, y que en un gesto de «buena voluntad» haya una aportación económica a fin de que el perjuicio para el sector del transporte sea menor y se llegue a una bonificación del 92%. Llobet sí que reconoce pero que ha habido una «cierta mejora» en el tema de la redacción originaria del desvío obligatorio con respecto a las entradas y salidas de la autopista, ya que ahora el transportista puede pasar por el tramo más corto de forma independiente al sentido de la marcha.

En relación a un posible cambio de tramo bonificado, tal como se ha planteado desde la subdelegación del gobierno español y que este pase a ser lo que va de les Borges Blanques en Lleida -porque está donde está constatado que en la N-240 se registra más siniestralidad-, Llobet ha remarcado que es el primer tramo que se les ocurrió a ellos para bonificar. No obstante, reclama que la bonificación se alargue hasta la salida de Soses de la AP-2 ya que los transportistas que tienen como destino final la Franja de Ponent, si tienen que salir por la salida de Lérida tendrán que hacer más kilómetros para ir a buscar el A-2 con lo que supone en desgaste por|para kilómetros y consumo de carburante.

El viernes, el conseller de Territori, Damià Calvet, consideró «más favorable» desviar de la N-240 al AP-2 los camiones que circulan entre Lleida y Montblanc, porque el tramo bonificado entre la capital de la Conca de Barberà y el Pla de Santa Maria es poco «eficiente». El conseller confió en que el acuerdo para hacer efectiva la medida se pueda formalizar en las próximas semanas.
Temas relacionados
Comenta el contenido : Más de 2 millones de camiones desviados hacia la autopista en el primer año de restricciones en la N-340 y la N-240
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43

diari.mes es un medio
auditado por OJDInteractiva
Diari Mes

Con la colaboración de:
Diari Mes