x

Nos gustaría enviarte las notificaciones para las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Tarragona
14.89 º
25.92 Km/h
Pla mig de dos agents dels Mossos d'Esquadra en el control informatiu a l'Arc de Berà.

Pla mig de dos agents dels Mossos d'Esquadra en el control informatiu a l'Arc de Berà.

L'N-340 se vacía de camiones entre las críticas de los transportistas y los negocios a pie de carretera

Los mossos informan a centenares de camioneros de que incumplen la prohibición de paso, aunque de momento no se los sanciona

Actualizada 03/09/2018 a las 15:09

El desvío obligatorio de camiones hacia la AP-7 ha vaciado de vehículos pesados los tramos ebrense y penedesenc de la N-340 en el primer día laborable de implantación de la medida. A pesar de todo, los Mossos D'Esquadra están informando a centenares de camioneros de que están incumpliendo la prohibición de paso, mayoritariamente por desconocimiento. De momento, sin embargo, todavía no se les imponen las sanciones de 500 euros. En la N-340, los Mossos han establecido puestos de control en Roda de Berà, l'Hospitalet de l'Infant, l'Ametlla de Mar y Amposta. En la N-240, en Montblanc, también se informa a los transportistas de la prohibición de paso por la N-240 hasta les Borges Blanques y de la existencia de bonificaciones del peaje de hasta el 50%. Los transportistas han recibido con resignación la medida y se quejan de que pasar por la autopista les supondrá un importante sobrecoste. Por su parte, los propietarios de empresas situadas a pie de carretera, como talleres y restaurantes, ven con incertidumbre el futuro de sus negocios.

Si bien el descenso de la intensidad de tráfico pesado y la fluidez en la N-340 han sido notorios, a lo largo de este lunes por la mañana, los Mossos todavía contabilizaban algunos centenares de camiones que eran parados a los puestos de control de las Terres de l'Ebre para informarlos de la obligación de desviarse hacia la AP-7. Un fenómeno que ya preveían: algunos no conocían que la medida había ya entrado en vigor «porque estaban en ruta o hacían el descanso», ha constatado el jefe de tráfico de los Mossos en las Terres de l'Ebre, Sergi Saladié. A pesar de todo, ha admitido, los transportistas han respondido «bastante bien». «Hay una bajada de tráfico, muchos ya por la información recibida o indicaciones entran en la autopista», ha subrayado. Los Mossos esperan que la medida ayudará a mejorar la seguridad de la carretera: el tráfico será más fluido, aumentará la visibilidad y las incorporaciones en la vía, entre otros aspectos.

Pero estos argumentos no acaban de convencer a los transportistas, de que mayoritariamente han asumido con resignación y críticas la medida. Los razonamientos son esencialmente económicos, de los costes adicionales que los obligan a asumir. «Los precios de los viajes no suben. Toda la diferencia se tiene que pegar del poco que queda. Nos afectará lo suficiente», explica Claudi, que este lunes viajaba sin carga y no se veía directamente afectado. Ivan, que cubre diariamente el trayecto entre Barcelona y Valencia, expone un planteamiento similar. «A ver, avanzaría más por la autopista, porque la nacional va más lenta. Sin embargo, económicamente, quieras que no cuesta más dinero y el precio del viaje es lo mismo», apunta.

Consecuencias y dudas sobre la eficacia
Los negocios a pie de carretera tampoco ven como positiva la medida. Desde hace siete años, Xavier Margalef regenta un taller cerca de la N-340, a la altura de Camarles. Un punto que consideraba «estratégico», al lado de una de las vías más transitadas del Estado. Buena parte de sus clientes son transportistas de vehículos pesados. El desvío obligatorio le restará visibilidad y complicará el acceso a su establecimiento. «Tiene consecuencias muy negativas para nosotros, para todas las empresas que damos servicios a estos vehículos: restaurantes, bares o talleres», apunta. Prevé que, a partir de ahora, tendrá que prestar un mayor porcentaje de servicios móviles, para dar asistencia a los camiones, particularmente en la autopista. Es consciente que los transportistas verán incrementados sus gastos a través de un copago que, critica, «tenemos que pagar entre todos». «No creemos que sea solución: la autopista no tiene bastante capacidad para absorber este tráfico de vehículos. Colapsará la autopista. Recogemos con una carretera con doble línea continua y rotondas poco efectivas», concluye.

En el tramo norte de la N-340 la prohibición de paso de los camiones de cuatro ejes o más es vigente en el tramo entre Altafulla y Vilafranca sur. Este lunes por la mañana, algunas decenas de transportistas todavía circulaban por la vía y los Mossos D'Esquadra los paraban al control informativo situado en el Arc de Berà. «La mayoría son extranjeros. Aunque las señales son claras, a veces hay algunos de la Europa del este que no entienden ni el inglés ni el castellano, pero ya se irán acostumbrando», ha explicado el sargento Xavi Ferrer, cabeza de Tráfico de los Mossos en Tarragona. Hasta medio mañana, la cifra de vehículos controlados en este punto no superaba la cincuentena.

Desde la medianoche del domingo, los Mossos están llevando a cabo una tarea informativa sobre la obligatoriedad de circular por la autopista. «Ayer ya vimos que circularon pocos camiones que incumplían la restricción y, hoy, está yendo sobre el previsto, muy bien», ha valorado a Ferrer. De momento se ha establecido un periodo de aclimatación en la medida y no se están tramitando las denuncias pertinentes. Ahora bien, una vez se acabe la permisividad, las sanciones para incumplir la prohibición de paso se subirán a los 500 euros -la mitad si se abonan dentro de un plazo de 20 días.

Con la entrada en vigor de la medida, la N-340 ofrece un aspecto insólito, casi sin camiones, a partir del acceso al peaje de la AP-7 de Altafulla-Torredembarra. Por esta vía, históricamente saturada, todavía pueden circular aquellos camiones que tienen que acceder a zonas próximas a la carretera por motivos laborales. De rebote, la autopista va más cargada de camiones. Y es que, según el sector del transporte, antes de la restricción la mitad de los 9.000 camiones que circulan a diario por el Corredor Mediterráneo ya iban por la autopista.
Temas relacionados
Comenta el contenido : La N-340 se vacía de camiones entre las críticas de los transportistas y los negocios a pie de carretera
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43

diari.mes es un medio
auditado por OJDInteractiva
Diari Mes

Con la colaboración de:
Diari Mes