x

Nos gustaría enviarte las notificaciones para las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Tarragona
8 º
14.76 Km/h
Atentados 17-A
El tinent coronel Francisco Vazquez, cap de la unitat de la lluita contra el terrorisme de la Guàrdia Civil.

El tinent coronel Francisco Vazquez, cap de la unitat de la lluita contra el terrorisme de la Guàrdia Civil.

Los investigadores creen que los terroristas del 17-A actuaron sin ninguna ayuda del exterior

La policía y los servicios de inteligencia siguen pistas en Francia y Bélgica pero no tendrían «relación directa» con los autores de los atentados

Actualizada 12/08/2018 a las 10:40

Los investigadores creen que la célula de Ripoll actuó en solitario y sin ninguna ayuda el exterior. Es lo que sostiene al teniente coronel Francisco Vázquez, cabo de la unidad de la lucha contra el terrorismo de la Guardia Civil en una entrevista al ACN. «No hemos encontrado ningún elemento externo que haya impulsado la acción», manifiesta Vázquez. El teniente coronel responsable de la lucha antiterrorista afirma que la célula está desarticulada y que se han identificado «todos los actores principales». Ahora bien, los investigadores siguen siguiendo pistas en Francia y Bélgica (que todavía són secretas). Según el teniente coronel, estas investigaciones tienen que determinar si hay más actores que fueran «partícipes indirectos», como por ejemplo a nivel «intelectual». Pero descarta que detrás de los atentados hubiera un ideólogo que no se haya identificado. «Después de un año de investigación e importante acumulación de evidencias, no encontramos otros elementos protagonistas directos de la actividad de la célula», ha remachado. También asegura que no había «ningún elemento» que permitiera identificar la radicalización de los jóvenes y hace un llamamiento a la ciudadanía para alertar a las autoridades de cualquier conducta sospechosa.

Un año después y con la investigación prácticamente acabada, el jefe de la unidad de la lucha contra el terrorismo de la Guardia Civil sostiene que los terroristas de Ripoll actuaron solamente, sin ninguna ayuda exterior. Por lo tanto, sitúan al imán de Ripoll, Abdelbaki Es Satty, como el cerebro de los atentados. «Todavía un año después tenemos el escenario que es un atentado inducido, no hemos identificado ninguna conexión exterior a la de la célula que haya aportado valor intelectual o directivo», ha manifestado.

El teniente coronel Vázquez también asegura que la célula ha quedado desarticulada. Ahora bien, afirma que se están haciendo investigaciones al extranjero|en el extranjero pero que las personas investigadas «no tienen una participación directa» con los hechos. La policía sigue algunas pistas en Francia y Bélgica, donde trabaja con las autoridades de los dos países. «Todavía están secretas líneas investigación para buscar y eliminar sospechas que hay de otros elementos implicados», ha afirmado.

El teniente coronel, que acumula más de 20 años de experiencia en lucha antiterrorista, relata que un atentado como el de Barcelona todavía no se había producido al Estado y que la célula de Ripoll se inspiró en otros ataques anteriores, como los de Niza o Berlín. Las redes sociales y el espacio virtual tienen una importancia vital en la formación de los terroristas y, especialmente, en la fabricación de explosivos.

Reconoce que el sistema va fallar
El teniente coronel no esconde que en el caso de los jóvenes de Ripoll el sistema falló. Tal como se recogen en los testimonios de familiares incluidos en el sumario, los padres de los jóvenes no se habían dado cuenta de ningún cambio en la actitud de sus hijos. Tampoco alertó de su radicalización a ningún servicio educativo o social y eran jóvenes que, aparentemente, llevaban una vida normal.

Por eso, hace un llamamiento a la sociedad a fin de que ante ninguna sospecha de comportamiento de radicalización alerten a las autoridades. En este sentido, destaca las campañas que se están haciendo desde el Ministerio del Interior para concienciar a la sociedad y alertar por cualquier canal (incluso se ha creado una aplicación móvil) para poder alertar ante comportamientos sospechosos. Añade, a más, que es importante que las familias también fassin el paso. «No se trata de ejercer una acción represiva contra ellos sino poner a disposición de estas personas los mecanismos de respuesta que hagan que se pueda rehabilitar la conducta y no madure la radicalización», ha valorado.

Para Vázquez lo más importante es que después de los atentados se ha generado un «elemento intangible» y es la creencia en una «conciencia colectiva» para luchar contra el terrorismo. Según el teniente coronel, tienen responsabilidad no sólo los policías de todos los cuerpos sino también la sociedad que puede identificar conductos y denunciarlas.

Control en venta de explosivos
A raíz de los atentados de Barcelona y Cambrils también se han hecho cambios legales para evitar que se repitan algunas situaciones. Los terroristas de Ripoll consiguieron comprar en tiendas décimos de litros de acetona para fabricar peróxido de acetona (conocido como TATP). En la casa de Alcanar, los investigadores creen que acumulaban entre 200 y 500 kg de explosivos. El teniente coronel reconoce que en este aspecto había un «vacío|hueco de seguridad» y que se ha puesto remedio.

Se ha desarrollado el reglamento de la Unión Europea sobre precursores y ahora hay una identificación obligatoria de todos aquellos que adquieren en las tiendas materiales sensibles para la fabricación de explosivos.

No es relevante que fuera imán
El teniente coronel asegura que no han puesto el foco en el hecho que Es Satty fuera el cerebro de la célula y ejerciera de imán a Ripoll. Según argumenta, la realidad en el Estado es que los casos de radicalización que provienen de líderes religiosos son «muy puntuales». Además, defiende que es la propia comunidad musulmana la que a menudo «depura los casos tóxicos». «El estado de salud de la comunidad islámica en España es excelente», afirma.
Temas relacionados
Comenta el contenido
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43

diari.mes es un medio
auditado por OJDInteractiva
Diari Mes

Con la colaboración de:
Diari Mes