x

Nos gustaría enviarte las notificaciones para las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Tarragona
14 º
11.16 Km/h
Rosa Maria Ibarra. Candidata del PSC por la circumscripción de Tarragona

«Independencia sí o no es' fácil, pero las cosas importantes en la vida no lo son»

La socialista ve en el 155 «una herramienta por volver a la legalidad», valora el de exUnió como «un acuerdo excepcional» y apuesta por el federalismo que «comparte»
  • Mónica Pérez

Actualizada 14/12/2017 a las 08:42

—Las últimas encuestas hacen prever buenos resultados para el PSC. ¿Cómo las valora?
—Estamos muy contentos porque se ve una tendencia de crecimiento en escaños y votos. Aquí se nota que lo que quieren los ciudadanos son soluciones, lo que nosotros proponemos, a una situación grave que hace tiempo que dura.


—¿Haber dado apoyo al 155 sumará o restará? ¿La división que hubo en el partido se puede trasladar a los votantes?
—No. El 155 es un mecanismo que tiene la Constitución como muchas otras del mundo, y la nuestra es una copia de la Alemania, el cual se tiene que aplicar al momento que una comunidad autónoma pone las instituciones fuera de la legalidad para que el estado las devuelva a esta legalidad. Sólo es eso.

—El lunes, y desde Bonavista, Pablo Iglesias se dirigía al PSC y preguntaba si es posible hacer política de izquierdas al lado de PP y Cs. ¿Lo es?
—Quizás yo tendría que preguntar a Pablo Iglesias si se puede hacer política de izquierdas no dando apoyo a la investidura de un posible presidente socialista, Pedro Sánchez, y facilitando la de Rajoy.

—¿Qué le diría a la gente que piensa que el PSC ha girado a la derecha?
—Que no es verdad: éramos socialdemócratas y lo seguimos siendo.

—¿Se ha entendido fácilmente, fuera del partido, esta relación con la antigua Unió?
—Se ha entendido porque estamos en una situación excepcional y tenemos que buscar acuerdos excepcionales. No es un pacto, es un acuerdo puntual. Hemos incorporado personas de Units per Avançar pero también otros que vienen de más de la izquierda del PSC como Carlos Jiménez Villarejo o Bea Silva. Es un proyecto transversal que tiene gente de puntos diferentes y quiere recuperar el catalanismo social integrador.

—También el lunes, Gabriel Rufián decía que ERC no pactaría ni con carceleros ni con expoliadores.
—Nosotros no somos ni expoliadores ni carceleros. Y estamos acostumbrados en sus salidas de tono para llamar la atención mientras nosotros estamos aquí para traer soluciones y pasar página.

—Los exconsellers y los Jordis son presos políticos?
—Yo no los considero así. Pero no soy yo. Amnistía Internacional tampoco los considera. Así que no lo son.

—Como diputada y que, por lo tanto, lo vivió de primera mano, ¿qué sintió cuando se proclamó la DUI?
—Fue triste ver cómo todo iba derivando en una cosa irreversible. El 26 de octubre tuvimos un hilo de esperanza cuando Puigdemont convocó una rueda de prensa para anunciar elecciones. Y al final quedó en nada porque sus socios de gobierno lo presionaron. Recuerdo las 155 monedas de plata de Rufián en Twitter y la manifestación en la plaza Sant Jaume. El presidente no aguantó. Y de la esperanza pasamos a la desesperación total.

—A mucha gente le sorprendió que Usted acabara siendo la cabeza de lista.
—El sistema que tenemos para escoger a los candidatos es una votación en el consejo nacional en Barcelona. Nuestro partido, que siempre ha levantado la bandera del feminismo, consideró que era interesante que una mujer encabezara una de las candidaturas.

—Entendió, entonces, la reacción de Carles Castillo?
—Hablé con él y puedo entender una cierta decepción inicial, pero este es un proyecto conjunto. Sabemos que las perspectivas son buenas. Pensamos en el objetivo del partido y no en enfrentamientos personales.

—Convocadas desde Madrid y con candidatos a la prisión, las del 21-D pueden ser unas elecciones normales?
—Sí que es verdad que el clima que las rodea no es la habitual.

—Está de acuerdo con decisiones de las Juntas Electorales como hacer retirar pancartas o prohibir concentraciones?
—Lo que se tiene que garantizar es que el proceso electoral tenga lugar en un ambiente el más objetivo y poco partiditzat posible. Por lo tanto, entiendo que determinadas decisiones vayan por aquí.

—Cuál es la propuesta del PSC en la relación entre Catalunya y Espanya?
— Caminar hacia un Estado federal. Sabemos que no es fácil ni rápido ni inmediato. Y quién diga que cualquier cambio puede hacerse rápido, miente. Lo han demostrado los que decían que podían tener la independencia en 18 meses. Pero es factible. Y mientras eso no llegue, tenemos que trabajar para tener una mejor financiación, competencias y respeto a la lengua.

—Es realmente posible una reforma de la Constitución como la que Ustedes plantean?
—Si en 1978 fuimos capaces de hacer una Constitución viniendo de un régimen dictatorial, en una situación muy complicada, más posible tiene que estar ahora en país democrático y en un estado social de derecho.

—¿Piensa que han sabido explicar su proyecto? ¿Ha llegado al electorado?
—Independencia sí o no es muy fácil. Sin embargo, las cosas importantes en la vida no son fáciles. No es blanco o negro. Y el proyecto federal no es simple. Pero sí que es fácil explicar que los países más importantes del mundo lo son. Y explicar qué quiere decir eso: quiere decir compartir y, a veces, compartir es ceder.

—¿Qué pasará al día siguiente de las elecciones?
—Sumaremos los apoyos para hacer presidente Miquel Iceta y nos pondremos a trabajar para rehacer la convivencia, hacer devolver las empresas, que las instituciones sean de todos y cerrar una etapa que no nos ha hecho avanzar ni un centímetro.

—¿Y es más fácil sumar con ERC y los Comunes o con PP y Cs?
—Dependerá. Nosotros no haremos presidente nadie que quiera romper ni nadie que quiera perpetuar los bloques. Confiamos en que lo sea Miquel Iceta.

—Sin embargo, si Iceta presidente no fuera una opción?
—No lo contemplamos.

—Se habla de la posibilidad de un bloqueo entre fuerzas que no deje margen.
—Sería una mala noticia. Unas segundas elecciones sería como decir a los ciudadanos que se han equivocado y que tienen que volver a votar. No es posible. Y Catalunya no tiene tiempo para este tipo de cosas.

—También del candidato Borgen, una etiqueta que el mismo PSC se atribuye.
—Miquel ha demostrado que puede hablar con todo el mundo y llegar a acuerdos. Nuestra idea es siempre salir de esta situación. Y ya veremos si al final será tipo Borgen.
Temas relacionados
Comenta el contenido
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43

diari.mes es un medio
auditado por OJDInteractiva
Diari Mes

Con la colaboración de:
Diari Mes