x

Nos gustaría enviarte las notificaciones para las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Tarragona
20.12 º
3.6 Km/h
Juicio 1-O
Oriol Junqueras durant la seva declaració al Tribunal Suprem.

Junqueras dice que las acusaciones «retuercen» los hechos y defiende que no cometió «ningún delito»

Oriol Junqueras durante su declaración en el Tribunal Supremo.

Senyal Internacional del Tribunal Suprem

Junqueras se presenta en el Supremo como «preso político»: «Votar no es ningún delito, impedirlo por la fuerza sí»

El exvicepresidente critica la gestión del gobierno Rajoy y mantiene vivo el llamamiento a buscar una solución política

Actualizada 14/02/2019 a las 13:43

El exvicepresidente del Govern y líder de ERC, Oriol Junqueras, se ha presentado este jueves como «preso político» desde el inicio de su interrogatorio en el juicio del 1-O que se celebra en el Tribunal Supremo. Junqueras ha lamentado que el gobierno Rajoy dejara «vacía» su silla en la mesa de diálogo y ha dicho: «Está absolutamente vigente la voluntad de una salida política». Además, ha negado haber cometido ningún delito y ha aseverado: «Votar no es ningún delito, impedirlo por la fuerza sí». Junqueras sólo ha respondido a su abogado, Andreu Van den Eynde, y se ha negado a responder a fiscalía, abogacía del Estado y la acusación popular ejercida por Vox, como ya hizo en la fase de instrucción. Sobre el 1-O, ha dicho que nunca se dieron instrucciones a la población ni los Mossos, que no se podía prever la violencia» y ha acusado a la policía de «buscar crispación». El entorno de Junqueras valora que el interrogatorio ha sido un «ataque» al Estado pero, al mismo tiempo, un «llamamiento al diálogo».

«No renuncio a mis convicciones democráticas, me encuentro en situación de indefensión, se me acusa por mis ideas y no por mis hechos y, como entiendo que es un juicio político y soy un representante electo, me debo a mis votantes y no responderé a las acusaciones», ha argumentado al principio del juicio para argumentar por qué no respondería las tres acusaciones.

«Eso no se resuelve poniendo gente en la prisión»
Junqueras ha cargado contra las acusaciones porque considera que están «retorciendo» los hechos y ha dicho que está «en desacuerdo con su argumentación», que cree que es «forzada». «No hemos cometido ningún delito, absolutamente nada, votar en un referéndum no es delito, trabajar por la independencia de forma pacífica no es delito, no hemosh echo ninguno de los delitos que se nos quiere atribuir», ha remachado Junqueras insiste que la vía independentista siempre ha sido «cívica y pacífica» y que si no hubiera sido así ellos hubieran sido «en frente» para mostrar oposición. Además, lamenta que la silla del diálogo «siempre ha estado vacía» y que el Estado se ha negado a buscar una salida política al conflicto. «Eso no se resuelve poniendo a la gente en la prisión», ha añadido.

En su intervención, Junqueras sólo ha respondido a las preguntas de su abogado, Andreu van den Eynde. Junqueras, que ha expuesto con detalle su posicionamiento político, incluso se ha llegado a disculpar si usa un tono vehemente. «Si pongo pasión es porque llevo año y medio sin hablar y siempre me ha gustado», ha manifestado.

Junqueras ha defendido que intentaron ofrecer diálogo al Estado pero que no se aceptó. «Lo que hicimos fue proponerlo honestamente», ha dicho. «Nosotros intentamos sentarnos en una mesa de diálogo en la cual la silla que había en frente siempre estaba vacía, siempre, y se traslada su responsabilidad política a los tribunales», ha criticado en referencia a la gestión que hizo el gobierno de Mariano Rajoy.

Reivindica una salida política y el derecho a la autodeterminación
Por todo ello, Junqueras ha reivindicado una «solución política» al conflicto en Cataluña. «Está absolutamente vigente la voluntad de una salida política», ha asegurado durante la declaración. Además, ha recriminado la judicialización del proceso. «Eso no se resuelve poniendo gente en la prisión», ha manifestado.

El entorno de Junqueras ha explicado que ha planteado el interrogatorio como uno atacado en el Estado al mismo tiempo que mantiene la mano tendida al diálogo. Por eso, ha insistido en la salida política. «Todos necesitamos una solución, todos los demócratas estamos interpelados al buscar una solución política expresada a través del voto», ha pedido.

Junqueras ha dicho ante el tribunal que seguirá reivindicando el derecho a la autodeterminación porque es «un principio democrático recogido en tratados internacionales». «Cuando hay una reivindicación ciudadana, pacífica, reiterada en el tiempo y significativa, se le tiene que dar salida política. Lo hemos intentado, lo intentamos y lo» intentaremos, ha dicho a preguntas de su letrado sobre como abordan la autodeterminación. Además, ha defendido que aparte de estar «a favor de la independencia», su partido es «muchas otras cosas y que todo eso es compatible». «No somos enemigos de nadie ni de nada» y ha añadido que «antes que demócratas somos buenas personas». También ha negado la violencia y ha remarcado que siempre ha actuado «exclusivamente de manera pacífica».

Además, ha defendido que todas las movilizaciones que se han hecho en Cataluña han sido «multitudinarias y pacíficas» y ha remarcado que, a pesar de «condiciones difíciles del 155», a las elecciones del 21 de diciembre se mantuvo la mayoría independentista en el Parlament.

«Votar no es delito»
Además, ha defendido que «votar no es delito pero impedirlo por la fuerza sí», en referencia al 1-O. Y ha recordado, además, que no está recogido en el código penal y que «se sacó expresamente por parte del legislador». «Las urnas son imprescindibles para resolver un conflicto político», ha añadido. ¿«Dónde está escrito que trabajar pacíficamente por la independencia de Cataluña es delito?», se ha preguntado. Por eso, ha reivindicado la necesidad de celebrar un referéndum como han hecho otros estados como Canadá o el Reino Unido.

También ha reflexionado sobre «el giro» que supuso la sentencia del Estatuto. Para Junqueras, desde entonces el independentismo pasa a ser mayoritario «al menos en el ámbito parlamentario» y eso provoca la reacción del Estado. «Aquello que se consideraba que era legítimo para ser minoritario se pasa a tratar como una cosa censurada y se trata de prohibir y evitar en toda costa», ha lamentado.

El líder de ERC también ha defendido que en el debate parlamentario se puede hablar y votar» cualquier cosa. «El debate parlamentario está protegido en la inviolabilidad tanto en la opinión como en el voto y eso está recogido en las democracias liberales desde hace siglos», ha explicado ante el tribunal. Ha recordado que lo que llevaron al parlamento formaba parte de programas electorales «que nadie había cuestionado» y que era un «mandato democrático».

La policía «buscaba la crispación»
Preguntado sobre la violencia, el exvicepresidente ha criticado la actuación policial del 1-O y ha dicho que fue «injustificada e innecesaria». Ante el tribunal, también ha cuestionado que el objetivo del despliegue fuera evitar el voto y ha recordado que había censo universal. «El objetivo de la violencia no era impedir que pudieran votar sino para generar ambiente de crispación pero afortunadamente la sociedad no respondió», ha manifestado.

También ha negado haber dado instrucciones ni a ciudadanos ni tampoco a los Mossos D'Esquadra. «Nunca, nunca, nunca», ha remachado. Además, ha afirmado que «nada» podía hacer «prever» que habría violencia porque los ciudadanos siempre se habían comportado «de manera cívica y pacífica».

«A los contribuyentes no les ha costado nada»
Durante el interrogatorio ha negado la malversación. «El 1-O no costó nada a los contribuyentes», ha afirmado. También ha negado tener conocimiento del documento 'Enfocats' y asegura que la primera vez que oyó hablar fue el 2 de noviembre, cuando lo encarcelaron por orden de la Audiencia Nacional. También ha negado ser miembro de un supuesto comité estratégico para llevar a cabo el referéndum.

«Amoo España»
En su declaración ha aprovechado para enviar un mensaje de hermandad al Estado. «Lo he dicho muchas veces que amo España, la cultura y la gente y es verdad», ha remarcado. Y ha dicho que eso es compatible con ser un «republicano catalán» porque «la mejor manera de garantizar convivencia es en reconocimiento entre iguales».
Comenta el contenido : Junqueras se presenta en el Supremo como «preso político»: «Votar no es ningún delito, impedirlo por la fuerza sí»
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43

diari.mes es un medio
auditado por OJDInteractiva
Diari Mes

Con la colaboración de:
Diari Mes