Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Tarragona
20.66 º
3.708 Km/h
Cultura

Presentan las Rutas de la Libertad que sirvieron para que muchos exiliados del nazismo llegaran a Cataluña

Una vez en el principado se les daba documentación falsa con el fin de esquivar el régimen franquista y poder escapar

Actualizada 28/05/2022 a las 12:42

Este sábado se ha presentado en el Museo del Memorial del Exilio (MUME) en la Jonquera (Alt Empordà), las Rutas de la Libertad. Se trata de zonas controladas por independentistas que ayudaron a muchos exiliados que huían del nazismo, que estaba invadiendo Francia a principio de los años 40. Hombres y mujeres que escapaban del ejército de Hitler a través de los Pirineos y, una vez llegaban a Cataluña, se les proporcionaba documentación falsa con el fin de poder huir de nuevo hacia sus países y esquivar, de rebote, el régimen franquista. Para hacerlo posible hacían falta pasadores, personas que se dedicaban a ayudar a estos refugiados a la ruta y también los falsificadores de documentos.

El presidente de la Fundación Reeixida, Oriol Falguera, explica que había diferentes rutas que cruzaban a través de la Cerdanya, la Garrotxa y el Alt Empordà. Los refugiados se marchaban hasta los Pirineos y una vez en Cataluña, los pasadores los llevaban hasta zonas seguras donde les daban una documentación falsa que les permitía ir hasta Barcelona y de allí, con el apoyo de las embajadas polaca y de los Estados Unidos, se marchaban de nuevo hacia sus países. En este sentido, Falguera explica que había muchos judíos que salían hacia Palestina, pero también muchos soldados de países aliados que volvían a sus países para combatir de nuevo contra los nazis.

Falguera explica que los independentistas que controlaban estas zonas de paso ayudaron también a integrantes del gobierno belga y francés, que estaban asediados por el ejército de Hitler que había empezado el empleo de Francia.

La primera de estas rutas se abrió en 1939 y conectaba Banyuls (Cataluña Nord¡) hasta Llançà (Alt Empordà). El primero al completar el recorrido fue Gregori Font, un independentista que se había escapado de los campos de refugiados de Agde, donde había ido a parar después de la retirada.

Su hijo, Alis Fuente, explica que su padre fue un pasador que ayudó a personas, a soldados y políticos que huían de los nazis. «Colaboraron con la resistencia francesa, pero también ayudaron a la inteligencia británica para estudiar la posibilidad de un desembarque aliado en las costas catalanas», señala. Font recuerda, sin embargo, que al final fue descubierto y detenido y acabó encarcelado.

Artistas que hacían documentación falsa

Aparte de los pasadores, otra figura importante eran los que fabricaban documentación falsa a los que llegaban a Cataluña y pretendían marcharse hacia Lisboa –destino más corriente- o de otros lugares, sin ser descubiertos por el régimen franquista.

Manel Viusà y Gertrudis Galí fueron un matrimonio de artistas que se dedicó a esta tarea. Su hija, Joana Viusà, recuerda que su padre era pintor y decoraba los muros la iglesia del Sant Esperit de Terrassa. Estaba en el mismo andamio que utilizaba para pintar donde escondía la documentación falsa que fabricaba en el estudio que tenía en su casa.

Viusà recuerda que estuvieron ayudando hasta que la policía franquista los descubrió y se tuvieron que marchar, primero a Canet de Rosselló y posteriormente a París. Allí trabajó por un marchante de arte y estableciendo en un pequeño estudio a la capital francesa y que se convirtió «en el pequeño consulat catalán». «Allí pudieron seguir ayudando a los exiliados», remarca la hija.

Los bunkeres de la Jonquera

Además de las rutas de la libertad, en el MUME también se ha presentado una ruta que incluye algunos de los cerca de cuarenta bunkeres construidos en la zona fronteriza de la Jonquera entre 1943 y 1955. Los más antiguos ‒una quinzena‒ fueron declarados Bien Cultural de Interés Local (BCIL) el año 2019.

En la comarca del Alt Empordà todavía se conservan más de 2.000 bunkeres. La zona concentra la mayor densidad de obras defensivas de todo el Pirineo, ya que la comarca era una de las zonas más accesibles desde Francia. Se construyeron más de 5.000, de varias tipologías: observatorios, refugios, bunkeres para ametralladora, fusil ametrallador, cañón antitanque, morteros, etc.

Actualmente ya se pueden visitar dos de los bunkeres, pero la nueva ruta que ofrecerá próximamente el MUME diseñará un circuito circular, de unos 6 km de recorrido, para poder visitar un total de seis construcciones. La ruta empezará y acabará en el MUME, será apta para todos los públicos y se podrá completar en una caminata de una hora, aproximadamente.

Temas relacionados
Comenta el contenido : Presentan las Rutas de la Libertad que sirvieron para que muchos exiliados del nazismo llegaran a Cataluña
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Llovera, 18. 1r 1a. 43201 Reus

977 32 78 43

diari.mes es un medio
auditado por OJDInteractiva
Diari Mes

Con la colaboración de:
Diari Mes