x
Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Tarragona
19.9 º
5.544 Km/h
Política
Els diputats de JxCat dempeus aplaudint Laura Borràs després de ser escollida presidenta del Parlament.

Laura Borràs: «No permitiré injerencias del poder ejecutivo y judicial»

Los diputados de JxCat de pie aplaudiendo Laura Borràs después de ser escogida presidenta del Parlament.

Laura Borràs: «No permitiré injerencias del poder ejecutivo y judicial»

Hace un llamamiento a «no poner límites a la democracia» y ve la legislatura como un «punto de inflexión» hacia la independencia

Actualizada 12/03/2021 a las 14:58

La reciente escogida presidenta del Parlament, Laura Borràs, se ha comprometido a continuar el trabajo donde lo dejó Carme Forcadell. «Ningún tribunal ni prisión nos hará renunciar a nuestras ideas», ha añadido en su primer discurso como presidenta de la cámara dirigiéndose a los nuevos diputados. En este sentido, ha garantizado que no permitirá injerencias del poder ejecutivo y judicial.

Borràs también ha hecho un llamamiento a «no poner límites a la democracia» a fin de que «el único límite» del Parlament sea la aspiración de los catalanes. Y es que, según Borràs, en una democracia «es la ley quien se tiene que adaptar a la voluntad popular». Finalmente, ha fijado la decimotercera legislatura que empieza hoy como un «punto de inflexión» en el avance hacia la independencia.

La nueva presidenta del Parlament ha empezado su discurso con un minuto de silencio en memoria de las víctimas de la covid-19 y en homenaje a las personas que hacen posible que se esté superando una situación «tan grave». A pesar de que no ha mencionado el nombre de su antecesor, Roger Torrent, su discurso ha sido una enmienda a la gestión de la presidencia del Parlament en la última legislatura. Borràs ha hecho hincapié en alabar la tarea de Forcadell y ha recordado que ha sido condenada a prisión por permitir que el Parlament pueda hablar de todo.

Borràs ha exhortado a los diputados a conceder al Parlament «la relevancia política que le corresponde» y proteger que sea una institución soberana puesto que, según ha recordado, sin separación de poderes no hay democracia. «Es nuestro deber mantener la inviolabilidad del Parlament, su independencia y no permitir injerencias del poder ejecutivo y judicial», ha añadido reivindicando un Parlament «fuerte y libre».

En este contexto, Borràs se ha comprometido a hacer que la soberanía de la cámara sea respetada y defenderla de «cualquier injerencia exterior». Y ha apuntado que el Parlament continúa siendo objetivo de la «guerra sucia» del estado español contra Cataluña.

Borràs ha admitido que se presentó a las elecciones del 14-F para presidir la Generalitat y no el Parlament y ha señalado que formar parte del Gobierno habría sido una «opción más confortable». Pero después de una lectura «rigurosa y honesta» de los resultados electorales, Borràs ha explicado que ha llegado a la conclusión que el Parlament tendrá un «papel clave» y que la nueva legislatura «tiene que marcar un punto de inflexión en el avance hacia la independencia».

De hecho, Borràs ha defendido que el Parlament legislará sobre lo que la mayoría de la cámara decida y ha añadido que «en democracia es siempre la ley la que se tiene que adaptar a la voluntad popular, y no a la inversa». Según ha dicho, el único límite del Parlament es la aspiración de los ciudadanos de Cataluña y, por lo tanto, se tiene que llegar hasta donde ellos democráticamente lleven a los políticos.

Muro contra el fascismo
En el discurso de Borràs también ha estado muy presente la entrada de Vox en el Parlament. La reciente escogida presidenta ha afirmado que en la cámara catalana no hay cabida para la «xenofobia, el racismo y el machismo» y ha garantizado que será tolerante con la diversidad pero «implacable» contra el machismo y la xenofobia. «Seremos un muro contra el machismo y en defensa de la democracia», ha concluido.

Todavía en esta línea, ha hecho un llamamiento a los representantes de los partidos a conjurarse para «no dar eco a las ideas totalitarias» porque, según ha defendido, «el fascismo es incompatible con la democracia». Borràs ha añadido que no se puede «normalizar» el fascismo en el escenario político catalán.

Por otro lado, ha querido poner en valor que por primera vez en la historia la presidencia del Parlament y las dos vicepresidencias están ocupadas por mujeres. En un Parlament que tiene más diputadas que en toda la historia. En este contexto, se ha comprometido a seguir aplicando el plan de igualdad para erradicar la «discriminación de género y combatir el fascismo político que quiere recortar los derechos de las mujeres».

Borràs ha acabado su primer discurso como presidenta con un «viva la Cataluña democrática, justa y libre» y justo después ha sonado el himno nacional de Cataluña. Todos los diputados excepto los de Vox se han levantado de las sillas. De manera excepcional, la sesión constitutiva del nuevo Parlament se ha celebrado en el auditorio para poder cumplir con las medidas anti-covid.
Temas relacionados
Comenta el contenido : Laura Borràs: «No permitiré injerencias del poder ejecutivo y judicial»
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Llovera, 18. 1r 1a. 43201 Reus

977 32 78 43

diari.mes es un medio
auditado por OJDInteractiva
Diari Mes

Con la colaboración de:
Diari Mes