x
Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Tarragona
3.95 º
24.156 Km/h
Juicio 1-O
Pla general del tribunal del judici de l'1-O, el 21 de març del 2019.

juicio 1-O, supremo

Pla general del tribunal del judici de l'1-O, el 21 de març del 2019.

Un antidisturbios que actuó en Lérida: «Aquello no fue una masacre, fue una actuación ejemplar»

Marchena frena preguntas de Salellas sobre si los agentes se «interesaron» por las personas heridas que vieron

Actualizada 17/04/2019 a las 14:18

Un agente antidisturbios (número 99.306) que actuó en el CAP Cappont de Lérida el 1-O ha reconocido que «prácticamente» no hubo heridos y ha defendido la actuación policial mientras le preguntaba al letrado de Cuixart, Benet Salellas. «Aquello no fue una masacre como algunos quieren vender, fue una actuación ejemplar», ha defendido. Otro agente (110.336) ha reconocido que vio cómo atendían a una persona que estaba en el suelo. «¿Se interesó por él?», le ha pedido. Una pregunta que ha cortado en seco al presidente, Manuel Marchena. Salellas se ha quejado y ha dicho que tenía que preguntar aquello que tenía incluido en su escrito de defensa. «Pregunte sólo por hechos que tengan trascendencia jurídica y no lo tiene preguntar por el sentimiento piadoso a un agente del orden, lo haya incluido en el escrito o no», le ha reprochado. Otros agentes han relatado que había niños «en primera línea» y también una persona con silla de ruedas al EOI de Lérida.

La estrategia del equipo de defensa del presidente de Òmnium (centrada en el concepto Jo acuso) ha provocado las quejas tanto de la fiscalía como del presidente del tribunal. Este martes la fiscal Consuelo Madrigal interrumpió a la abogada Marina Roig cuando estaba preguntando si los agentes entraron en una escuela pisando gente. La fiscal se quejó de que parecía que era un juicio a la actuación policial. Este miércoles se ha reproducido la situación, este golpe con la intervención de Benet Salellas que ha preguntado a un agente que estaba al Cappont si no se interesó posteriormente por la persona en que ha dicho que estaba extendida en el suelo detrás suyo.

Una pregunta que ha cortado en seco a Marchena. «Haga preguntas sobre los hechos y la trascendencia jurídica y no por el sentimiento que tuvo un agente que está declarando», ha manifestado. El letrado de Cuixart ha alegado que son hechos que están incluidos en su escrito de defensa y que, por lo tanto, consideraba que podía preguntarlo. Una afirmación que ha replicado Marchena pidiendo a Salellas que no discuta con él. «No haga preguntas que no estén dirigidas al interés del tribunal, sino estamos perdiendo el tiempo Usted y nos lo hace perder a nosotros», ha manifestado el presidente.

Preguntas polémicas sobre heridos
Este miércoles declaran varios agentes que intervinieron en este CAP y en otros centros de votación de la capital leridana. Uno de ellos (número 99.306) ha afirmado que «prácticamente» no hubo heridos. Una declaración que ha aprovechado Salellas para preguntar sobre cuántos heridos vio. «Recuerdo que aquello no fue una masacre como algunos han intentado vender, fue una actuación ejemplar», ha respondido.

Después, el letrado de Cuixart ha intentado preguntar «de qué estaban heridos». Pero Marchena lo ha vuelto a cortar y le ha dicho que reformule la pregunta. «¿Qué heridas y en qué zonas del cuerpo y como se quejaban?», ha cuestionado. El agente ha dicho que se hicieron daño a la hora de sacarlos del suelo ya que algunos «se arrastraban porque no había manera de sacarlos».

Todos han coincidido en la actitud «hostil», el «hostigamiento» a los agentes y los insultos que recibieron. A uno de los agentes que ha interrogado Benet Salellas le ha preguntado si en el instituto la Caparrella sacaron gente «tirándolos hacia fuera». «No lo recuerdo pero sí que oponían mucha resistencia, no sé cómo se puede interpretar eso», ha contestado.

Otros agentes también han relatado frases que les dijeron los votantes. Uno de ellos ha dicho que un hombre con la boca «llena de espuma» los amenazó de muerte. Otro agente ha dicho que respondió una mujer que los estaba increpando y que les pedía votar. «Le contesté que a mí no me lo tenía que decir, que yo llevaba una orden judicial», ha explicado. Otro ha dicho que no está acostumbrado a que le digan «asesino» y otro policía también ha relatado que cuando cayó en el suelo durante la actuación le sacaron el pasamontañas. «Me dijeron: ahora vemos la cara del fascismo».

Niños en «primera fila» y votantes «organizados»
Varios agentes también han señalado que «les llamó la atención» que había personas vulnerables y niños «en primera fila». Concretamente, uno de ellos se ha referido a una persona con silla de ruedas al lado de la valla de la escuela oficial de idiomas de Lérida, y dos más han reprochado que hubiera padres que llevaran a los niños sobre los hombros. «Llevar al niño a un lugar donde pueda resultar lesionado o herido no me parece lógico», ha dicho un agente que actuó en la CAP Cappont.

Uno de ellos (número 95.106) ha afirmado que siempre había la «misma dinámica». «Cuando llegábamos a primera fila había gente de edad adelantada y detrás de ellos jóvenes», ha explicado, añadiendo que sólo vio niños en «primera fila» en el CAP Cappont. El letrado Jordi Pina le ha preguntado si hablaba «de octogenarios» cuando se refería a personas mayores. Y ha puntualizado que se trataba de personas de 50 o 60 años, una afirmación que ha provocado la sorpresa del letrado. «Disculpe si se ha sentido en algún momento...», ha justificado el agente. «Siempre hay una primera vez que te lo dicen», ha respondido Pina.

A preguntas de la fiscalía, los agentes que actuaron en estos centros de Lérida han coincidido en apuntar que la actuación de los votantes era «completamente organizada» y que se avisaban de la llegada de la policía para «bloquear» la entrada. Uno de ellos ha afirmado incluso que había «un grupo que animaba» el resto «a resistir con más fuerza».

Un testigo citado dos veces
La anécdota de la mañana le ha protagonizado un agente que ya había declarado (número 87.576). Cuando ha entrado en la sala, el letrado Jordi Pina ha advertido que ya había venido a declarar. El agente lo ha confirmado. «Vine el jueves pasado», ha manifestado. «Qué haríamos sin Usted señor Pina», le ha dicho Marchena entre sonrisas. El presidente del tribunal ha justificado que no es «fácil» gestionar 500 testigos y que esta situación sólo se había producido una vez. «Esté Usted atento señor Pina para gestionar un posible non bis in idem», ha dicho.

Poco después, el mismo Marchena ha advertido otro error en la citación de los testigos y ha avisado en Pina que habían citado por la mañana y por la tarde a un mismo agente (que ha acabado declarando por la mañana).

Paro cardiorrespiratorio en la Mariola
Algunos de los agentes que han declarado también estuvieron en el centro cívico la Mariola donde un hombre sufrió un paro cardiorrespiratorio. Han afirmado que fue un miembro de su equipo el primero que le prestó asistencia, hasta que llegaron dos personas que se identificaron como médicos. El letrado Benet Salellas ha cuestionado que los agentes no detuvieran la intervención mientras el hombre recibía atención médica. «Yo empujé a la gente para abrir espacio y que pudiera respirar», ha explicado el agente 113.391. Salellas ha preguntado si lo hicieron con las defensas, y ha dicho que lo hicieron haciendo uso de los escudos.
Comenta el contenido : Un antidisturbios que actuó en Lérida: «Aquello no fue una masacre, fue una actuación ejemplar»
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Llovera, 18. 1r 1a. 43201 Reus

977 32 78 43

diari.mes es un medio
auditado por OJDInteractiva
Diari Mes

Con la colaboración de:
Diari Mes