x
Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Tarragona
12 º
7.56 Km/h
Las consecuencias del 1-O
Primer pla de l'enfrontament entre els Mossos d'Esquadra i ciutadans a Sabadell el 20-S.

Un guardia civil dice que los Mossos se la jugaron para ayudar a la comitiva judicial de un registro en Sabadell el 20-S

Primer plano del enfrentamiento entre los Mossos d'Esquadra y ciudadanos en Sabadell el 20-S.

Un guardia civil dice que los Mossos se la jugaron para ayudar a la comitiva judicial de un registro en Sabadell el 20-S

Un cabo describe un clima de «crispación exagerada» pero admite que no hubo heridos entre los miembros de su cuerpo

Actualizada 27/03/2019 a las 20:06

Un cabo primero de la Guardia Civil ha asegurado ante el Tribunal Supremo que los Mossos d'Esquadra se la jugaron para ayudar a la comitiva judicial de un registro en Sabadell el 20 de septiembre del 2017, que se hizo en el domicilio de Joan Ignasi Sànchez, uno de los detenidos aquel día. El guardia civil ha avalado la actuación de los Mossos d'Esquadra durante aquella jornada, a pesar que «otros días no». Además, ha explicado cómo los manifestantes insultaron y «sacudieron» también los Mossos. El cabo ha descrito un clima de «crispación exagerada» en aquella concentración, aunque ha admitido que ninguno de los guardia civiles que actuaron resultaron heridos. Sí que resultaron detenidos cinco mossos. Ha explicado cómo les dijeron que salieran rápido porque sino los concentrados se los «comen», y que «si no evacuamos al detenido, quien no lo conocía de la multitud le pega, tal como estaban los ánimos».
 
El cabo ha explicado que fueron a hacer el registro y la detención sin ningún grupo de seguridad de la Guardia Civil y que preveían un registro rápido, porque tenía que ver con «temas informáticos». Pero que, hacia las 08.40 horas, lo avisan de que han aparecido «20 o 30 personas». De hecho, el guardia civil ha elevado el número de concentrados a lo largo de la mañana hasta el más del centenar y ha dicho que, entre los gritos que se sentían, decían «no pasarán», y que estaban «sentados».


Desde encima del domicilio, el cabo primero ha explicado que desde encima del domicilio tenía una «vista privilegiada» para ver qué pasaba abajo. Ha explicado que ya el portal estaba protegido por los un grupo de mossos y que también había una pareja de la policía local de Sabadell. Sin embargo, ha relatado que lo avisan que no bajaran, porque la situación se podía complicar, y por eso decide pedir que vayan al lugar equipos de seguridad de la Guardia Civil.

Una vez llegan, el cabo ha asegurado que «la crispación era exagerada» entre los manifestantes, con gritos de 'No pasarán, Fuera las fuerzas de ocupación' o 'No sois nuestra policía'. Ha descrito una «muralla de gente con los brazos en alto», pero que también daban «empujones y puntadas pie». «Decían burradas, como que poco ha matado ETA», ha añadido. A preguntas de la abogada del Estado, ha asegurado que «'no pasarán' fue un hecho que se constató porque por allí no pasamos». Ha insistido en qué hubo «patadas y puñetazos», y que los concentrados «impedían la salida de la comitiva judicial con una orden dictada por un juez».

Sobre los Mossos, el cabo primero ha relatado cómo, cuando llegaron, los manifestantes los llamaban «Vosotros sí que sois nuestra policía». «Pero cuando actuaron, ya no eran su policía», ha añadido, «los increpaban igual que a nosotros». De hecho, ha asegurado que los llegaron a «rodear» y «sacudir».

El cabo ha explicado cómo acabaron saliendo tres horas después de lo previsto, poniendo furgonetas haciendo «barrera» entre el portal y el portal del aparcamiento. «Los Mossos lo hicieron muy bien, se la jugaron», ha dicho, consiguiendo «contener la masa», que en algunos momentos los «desbordó». «Salimos a la carrera», ha concluido.

A preguntas del fiscal, ha admitido que temió por su integridad física «en el momento de salir del parking», donde tuvo una «angustia profunda», aunque ha dicho que a él en ningún momento lo agredieron. «No lo consiguieron», ha asegurado. De hecho, ha admitido que no hubo ningún herido entre los miembros de la Benemérita.

«No fue generación espontánea»
Respondiendo a la acusación popular ejercida por Vox, el cabo primero ha dicho constatar que los manifestantes «no vinieron por generación espontánea». «Hubo un llamamiento seguro, posteriormente por fuentes abiertos vi que el alcalde de Sabadell era, no lo vi allí pero después lo comprobé», ha asegurado. A la zona fue el exalcalde de la ciudad Juli Fernández.

«Allí había gente que gritaba 'barrera' y hacían barrera, o que se sentaran para que los agentes arrancaran cebollas», ha añadido, «no era espontáneo, allí había gente que trabajar no trabajaba y fueron allí a divertirse».

Los Mossos hablan «de agresividad» de «parte de la masa»
Después de este caporal, han declarado dos agentes de los mozos que resultaron heridos en el mismo registro cuando fueron a apoyar a la Guardia Civil. Además de los mandos, son los primeros miembros del cuerpo que declaran como testigos en el Supremo, y también han pedido hacerlo sin que se proyecte su imagen.

Los dos agentes de los Mossos que han atestiguado después del caporal de la Guardia Civil han coincidido al hablar «de actitudes agresivas», «momentos de tensión» e insultos pero han matizado que era de «parte de la masa» concentrada, pero no de todas (entre 70 y 100 personas). El agente 3719 ha dicho que había como una septuagésima de personas que sí se mostraban agresivas y que dieron golpes de pie, puñetazos y también una persona golpeó a los agentes con un casco de moto. Ha dicho que esta persona era la «más agresiva» y que, en diligencias del día 25, la identificaron y citaron en comisaría.

Este agente ha dicho que de la línea de diez agentes de seguridad ciudadana, la mitad (5) resultaron heridos, con lesiones a dedos, la planta del pie, una luxación de rodilla y también lesiones al cuello. Él resultó herido en el primer dedo de la mano derecha pero, a preguntas del abogado Jordi Pina, ha reconocido que no fue por ninguna agresión de ningún manifestante sino que se lo hizo cuando un grupo intenta superar la línea y lo empujan.

El letrado de Vox, Javier Ortega Smith, ha preguntado a los dos agentes si creían que los manifestantes estaban organizados. Uno de ellos sí que ha hablado que alguien los «dirigía» para impedir que saliera la comitiva pero que no identificó nadie como el líder que hiciera los llamamientos a movilizarse.

El primero de los agentes ha reconocido que la concentración «no dejó actuar como tenían que hacerlo» a los agentes de seguridad de la Guardia Civil. También ha dicho que los manifestantes insultaban indistintamente los Mossos y la Guardia Civil con palabras como «hijos de puta, fascistas, botiflers». «Nos dijeron de todo menos guapos», ha añadido.

Prevenidos de los incidentes el día antes en Terrassa
Los dos mossos han declarado que sabían que el día antes, el 19 de septiembre, había habido «incidentes» en la inspección que la Guardia Civil había hecho en unas dependencias de Unipost, que estaba «a 20 kilómetros» de su zona. Por este motivo, estaban «a la espera» que fueran requeridos por la Guardia Civil.

De hecho, el caporal de la Benemérita ha admitido al abogado Jordi Pina que también sabía que el día antes había habido estos incidentes en Terrassa. Durante el juicio, otros guardias civiles han asegurado que desconocían lo que había pasado el día antes en Terrassa y que no les habían dado ninguna instrucción diferente a raíz de aquellos disturbios. Pina ha preguntado por qué, conociendo este antecedente, la comitiva judicial que iba a hacer el cacheo a Sabadell no fue ya acompañada de un equipo de seguridad, como sí pasó en otros registros aquel mismo día.

Defienden la mediación
El primer mosso en declarar, el inspector TIP 2038, ha relatado que intentaron que el exalcalde y entonces teniente de alcalde Juli Fernàndez hiciera de mediador para «neutralizar» la concentración porque había «puntas de tensión».

En este punto, el letrado de Forn, Xavier Melero, ha preguntado si considera que la mediación es importante en este tipo de concentraciones y ha defendido que sí. «Es muy importante para neutralizar este tipo de concentraciones, y antes de usar la fuerza policial pensamos que puede ayudar bajar la tensión a través de una persona conocida en una localidad importante cómo Sabadell nos podría ayudar a evacuar», ha explicado.
Comenta el contenido : Un guardia civil dice que los Mossos se la jugaron para ayudar a la comitiva judicial de un registro en Sabadell el 20-S
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43

diari.mes es un medio
auditado por OJDInteractiva
Diari Mes

Con la colaboración de:
Diari Mes