x
Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Tarragona
19.34 º
22.32 Km/h
Imatge general de l'exdiputat alemany Bernhard von Grünberg (a l'esquerra) declarant com a testimoni al Tribunal Suprem.

Imagen general del exdiputado alemán Bernhard von Grünberg (a la izquierda) declarando como testigo en el Tribunal Supremo.

Imagen general del exdiputado alemán Bernhard von Grünberg (a la izquierda) declarando como testigo en el Tribunal Supremo.

Un exdiputado alemán que estaba el 1-O defiende la actitud «no violenta» de los ciudadanos a pesar de la «intimidación» policial

Bernhard von Grünberg niega que viajara a Cataluña para hacer observación electoral ni validar resultados y dice que él se pagó «íntegramente» los gastos

Actualizada 27/03/2019 a las 12:28

Un exdiputado del SPD de la región alemana de Renania del Norte, Bernhard von Grünberg, que estuvo presente el 1-O en Cataluña ha asegurado que la actitud de los ciudadanos durante la jornada del referéndum «no era violenta ni agresiva» y que la mantuvieron todo y la «percepción de amenaza» y la «intimidación» policial. Una actitud, ha dicho que, valora de forma «positiva» y que no «aprecia» en Alemania. Von Grünberg ha declarado como testigo a petición de las defensas de Oriol Junqueras, Raül Romeva y Jordi Cuixart y ha explicado que aquel día visitó cinco centros de votación. El exdiputado ha relatado cómo fue «testigo» de cómo la policía «irrumpió» en uno de los locales, «rompiendo las puertas», y que comprobaron como en la Escola Ramon Llull se tiraron pelotas de goma. El exdiputado ha asegurado que los gastos del viaje se los pagó él «íntegramente» para garantizar su «independencia», y que vino por una motivación «personal» y «en ningún caso» para hacer una observación internacional o validación de resultados.

El exdiputado, que actualmente no tiene ningún cargo público, ha explicado que llegó a Cataluña dos días antes del 1-O y que estuvo presente en la jornada del referéndum. Von Grünberg ha justificado su presencia por un «interés personal y particular por la situación en Cataluña», donde no es la primera vez que viajaba. De hecho, ha dicho que es vicepresidente de la organización de Naciones Unidas para los refugiados (ACNUR) en Alemania, motivo por el cual también había visitado Cataluña.

Von Grünberg visitó cinco centros de votación, en Barcelona y Gerona, formando parte de un grupo de visitantes internacionales. Entre estos centros, la Escola Ramon Llull, donde se desplazaron después de recibir una llamada en que los alertaron de que había una actuación policial. No ha concretado, a preguntas de las acusaciones, a quien les avisó.

En la Escola Ramon Llull, ha relatado cómo vio ciudadanos «lesionados por proyectos de goma que fueron trasladados con ambulancias a hospitales». También que pudo ver pelotas de goma y dinero. El visitante alemán ha añadido que los ciudadanos que estaban allí le explicaron que no hubo «avisos previos» por parte de la policía antes de actuar, aunque cuando llegó los agentes ya habían actuado.

«Tranquilidad y contención»
El visitante alemán ha remarcado que no «percibió» entre los ciudadanos «una actitud violenta o agresiva, sino una admirable tranquilidad y contención» y con voluntad de desplazarse a otros centros de votación porque «la policía había secuestrado las urnas». Von Grünberg ha explicado haberse encontrado una «situación muy emocional» y que las organizaciones civiles «siempre resaltaban mucho unas pautas de actuación de cara a la población para mantener la calma y comportarse pacíficamente cuando llegara la policía». A preguntas de la fiscalía, ha asegurado que él no vio «a ninguna policía herido», y sí en cambio «ciudadanos heridos».

El visitante internacional ha destacado que la actitud de la ciudadanía no cambió a pesar de la «percepción de amenaza» que había aquel día. «El comportamiento no se modificó de ninguna manera, al contrario, lo pude constatar con sorpresa y admiración y es un hecho que veo de forma positiva y que no aprecio en Alemania», ha dicho. El exdiputado ha dicho que los votantes mantuvieron una «férrea disciplina» a pesar de la «situación de intimidación», con «helicópteros circulando por encima de los centros». Según ellos, los ciudadanos se mantenían determinados a votar y todo haber «de esperar horas».

Polémica para el traducción
Durante la declaración ha habido una polémica por la traducción, ya que Von Grünberg ha declarado en alemán con un traductor al lado. El abogado de Junqueras y Romeva, Andreu van den Eynde, ha remarcado que la palabra 'angst', pronunciada por el testigo, se traduce literalmente como «miedo». El intérprete lo ha admitido, pero ha mantenido la expresión «intimidación» dentro del «rango de interpretación».

Votación organizada por los ciudadanos
Además de la actitud, el exdiputado alemán también añadido que era «palpable» que aquella era «una votación organizada» por «organizaciones civiles», que a preguntas de la abogacía del Estado no ha concretado. «No había en los centros de votación una coordinación oficial, todo se coordinaba por los mismos ciudadanos, que ocuparon los mismos centros la noche anterior, y los ciudadanos llevaron las urnas a los centros de votación», ha relatado. De hecho, ha recordado que el exministro de Hacienda Cristóbal Montoro ya afirmó que «no había recursos económicos involucrados».

Acompañados por un colaborador de Diplocat
La abogada del Estado, Rosa María Seone, ha preguntado quién les facilitó la lista de centros que podían visitar el 1-O y como hicieron la selección. Según ha dicho, les acompañaba a un «colaborador» de Diplocat que los«asesoraba» pero que no recibió ninguna «instrucción ni lista» para ir a centros determinados. «Teníamos total libertad para decidir qué locales queríamos visitar y así lo hicimos cuando se complicó la situación en Barcelona, y fuimos a Gerona», ha explicado.

A preguntas de la fiscalía, Von Grünberg ha reconocido que sabía que el TC había prohibido el referéndum y también tenía conocimiento del censo universal. «Sí, pero entiendo que se comparó con el censo oficial», ha puntualizado.

Se pagó él los gastos
El visitante ha asegurado que fue él mismo quien|quién se va «íntegramente» el viaje para garantizar su «independencia». Von Grünberg, que formó parte de un grupo donde había otros expertos internacionales, ha explicado que hubo una solicitud del Diplocat, pero que su motivación de visitar Cataluña aquellos días era «de interés personal», de presenciar los hechos «sin partidismos» y hablar «con todas las partes involucradas». De hecho, durante la declaración ha insistido varias veces en su motivación «personal», sin hacer referencias a su partido, el SPD, y, a preguntas del abogado Benet Salellas, ha remarcado que ni las organizaciones políticas a las cuales ha sido vinculado ni él mismo son independentistas.

Informe final
Sobre la motivación del viaje, ha remarcado que «en ningún caso» la prioridad era hacer una «observación o validación de la votación» del referéndum. Sí ha explicado que, junto con sus compañeros del grupo, participó en la elaboración de un informe que envió a su partido y que compartió en su Facebook.

Versión que encaja con la del Diplocat
A preguntas de la fiscalía, el exdiputado ha reconocido que la persona con quien mantenía contacto era el exsecretario general del Diplocat, Albert Royo, que ya ha declarado previamente como testigo en este tribunal. Según el exdiputado, la iniciativa de venir a Cataluña el 1-O fue de él mismo y que no le propuso Royo, con quien ha reconocido que tenía un «diálogo constante».

Esta versión encaja con la que dio Royo, que dijo que para el 1-O se había desplazado hasta Cataluña un grupo de «visitantes internacionales», que eran programas que hacían todos los meses y a los cuales, en este caso, se produjo a iniciativa de diferentes diputados extranjeros.

Royo también reconoció que se pagaron vuelos y hoteles por valor de 40.591 euros a estos visitantes pero que algunos se pagaron los gastos desde sus parlamentos o sus partidos. Además, Royo negó que hicieran observación electoral y habló de un «programa de visitas electorales». Unas explicaciones que coinciden con las que ha dado el exdiputado alemán, que ha dicho que se lo pagó todo de su bolsillo para «mantener su independencia».

El exdiputado alemán ha dicho no recordar que el Diplocat le ofreciera pagarle los gastos, pero ha remarcado que, si se hubiera hecho, sería un hecho de «normalidad democrática» y que así pasa en Alemania «con fundaciones adscritas a partidos o a instituciones que fomentan el contacto y el diálogo político internacional».

Contactos con el Govern, Forcadell y partidos
El exdiputado ha reconocido a lo largo de la declaración haber mantenido contactos con varias representantes políticos. A preguntas de Vox, ha explicado contactos antes de la celebración del 1-O con la expresidenta del Parlament, Carme Forcadell, el exconseller de Exteriors Raül Romeva, y también el expresidente Carles Puigdemont. Posteriormente, a preguntas de la letrada de Forcadell, ha especificado que con la expresidenta del Parlamento se reunió con «mucha frecuencia» pero que no puede asegurar que se viera justo en días previo al 1-O. «Tuve muchos encuentros con ella tanto antes como después del 1-O», ha remachado.

Pero además de encuentros con miembros del Govern de la Generalitat, también ha explicado que contactas con partidos como el PSC y Cs. En cambio, no se reunió con nadie de la delegación del gobierno español en Cataluña y no recuerda «con nitidez» si se encontró con alguien del PP.

Bernhard von Grünberg ha expresado durante su declaración su «deseo» de encontrar un «consenso democrático para solucionar el problema», momento en qué el presidente del tribunal Manuel Marchena, lo ha cortado para considerar que no tenía que hacer este tipo de valoraciones.

El exdiputado ha recordado que en los años 70 fue amigo de políticos alemanes, como Willy Brandt, que «colaboraron en el proceso de democratización en España» y que se siente «comprometido con este legado». De hecho, ha explicado que a lo largo de los años ha conocido a todos los presidentes de la Generalitat desde Jordi Pujol.
Temas relacionados
Comenta el contenido : Un exdiputado alemán que estaba el 1-O defiende la actitud «no violenta» de los ciudadanos a pesar de la «intimidación» policial
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43

diari.mes es un medio
auditado por OJDInteractiva
Diari Mes

Con la colaboración de:
Diari Mes