Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Tarragona
23.71 º
5.544 Km/h
Sant Joan
Tarraco Petards és la botiga que fa més anys que ven petards a Tarragona, des del 1996.

Las clásicas cebollitas son los petardos más vendidos para la verbena de Sant Joan en Tarragona

Imagen de una tienda de petardos de Tarragona.

Tjerk van der Meulen

Interior amplía los efectivos policiales y mantiene las restricciones habituales por Sant Joan

Se prohíben los farolillos voladores y no se puede encender fuego a menos de 500 metros de zona boscosa

Actualizada 22/06/2022 a las 14:21

El Departament d'Interior desplegará el dispositivo de seguridad y tráfico mayor de la historia de la verbena de Sant Joan, según ha anunciado este miércoles el conseller Joan Ignasi Elena. Habrá un 28% más de Mossos d'Esquadra vigilando las carreteras y las zonas de ocio que el año pasado (2.393 agentes), y se doblará el personal del 112 para aquella noche. Las restricciones de uso del fuego y los petardos se mantienen igual que otros años: no se pueden encender hogueras ni tirar petardos a menos de 500 metros de zona boscosa. La única prohibición nueva es la de utilizar farolillos voladores.

En previsión de los posibles colapsos al AP-7, habrá una grúa en la Roca y otra en Martorell para sacar coches averiados más rápidamente y evitar atascos.

«Hacemos el mayor despliegue de la historia por varios motivos: porque salimos de la pandemia y la gente tiene ganas de fiesta, porque venimos de unos días complicados de incendios que no queremos repetir y porque este año Sant Joan cae en puente y se movilizarán más personas que otros años», ha empezado diciendo Joan Ignasi Elena en la rueda de prensa que ha hecho este miércoles en el Departament d'Interior para explicar las restricciones de la verbena de Sant Joan.

Este aumento del dispositivo de Sant Joan, que el departamento califica como el mayor de la historia, se refleja principalmente en un incremento de efectivos sobre el terreno. La noche de Sant Joan habrá casi 2.400 agentes de los Mossos dedicados exclusivamente al dispositivo de Sant Joan, además de los agentes que cumplan turnos ordinarios, lo que supondrá un aumento de más de 300 efectivos respecto al año pasado.

Este dispositivo policial se focalizará en el control del tráfico y en la seguridad ciudadana y el orden público, con patrullaje en zonas concurridas, conflictivas y de ocio.

Además, 300 efectivos de Agents Rurals se dedicarán a controlar que las tradicionales hogueras de Sant Joan cumplan los requisitos de seguridad y que el lanzamiento de petardos no vulnere la normativa establecida.

Los Bombers tendrán un refuerzo de 150 efectivos de guardia por los posibles avisos de incendio que pueda haber. En la verbena del año pasado se recibieron 763 avisos por fuegos. Y el 112, que el año pasado recibió más de 5.000 llamadas en toda la noche, doblará a su personal.

Las restricciones de fuego se mantienen igual que los últimos años. Estará prohibido hacer hogueras, tirar petardos o hacer correfocs a menos de 500 metros de zonas boscosas. Y además de 500 metros, los ayuntamientos pueden prohibirlo si lo consideran conveniente.

«La situación no es la misma que la semana pasada. Las previsiones nos dicen que bajarán las temperaturas y tenemos que poner las restricciones en base a la realidad de cada momento», ha respondido el conseller cuando se le ha preguntado si estas restricciones son suficientes en el contexto de la ola de incendios de la semana pasada.

Elena, de hecho, ha descartado que las restricciones se modifiquen entre el miércoles y jueves, pero ha recordado que el plan Alfa, el plan de Protección Civil que establece las restricciones, se actualiza cada día y podría ser que la semana que viene se intensifiquen las restricciones de fuego.

Así, la única restricción nueva que se aplicará por Sant Joan será la prohibición de elevar farolillos voladores. «Es un riesgo innecesario», ha dicho Elena.

Puntos lilas e itinerarios seguros
El departamento también se centrará en la prevención de las violencias sexuales aquella noche, asumiendo que «los contextos masivos y lúdicos facilitan este tipo de violencia», según ha comentado la portavoz de los Mossos, la inspectora Montserrat Escudé.

Por eso, se tomarán principalmente dos medidas: los itinerarios seguros y los puntos lilas. Los itinerarios seguros son trayectos que los Mossos detectan que son los más utilizados entre zonas concretas de ocio y las estaciones de transporte público que la gente utiliza para marcharse. Allí, la policía reforzará el patrullaje y estará especialmente atenta a posibles agresiones sexuales.

Los puntos lilas, por su parte, son estands que los diferentes ayuntamientos ponen en los lugares donde se concentran las actividades de ocio para que cualquier afectado por la violencia machista pueda ir a pedir ayuda o a denunciar unos hechos. Los mandos de los dispositivos de cada municipio han facilitado su contacto al punto lila para que puedan ser localizados en caso de que alguna víctima necesite acudir a la policía.

Limitación a los camiones y carriles adicionales
Con respecto a la movilidad, el Servei Català de Trànsit espera una operación salida de 450.000 vehículos el jueves por la tarde.

Elena ha pedido a la población que hagan una salida escalonada y ha explicado que, en todo caso, la noche del jueves habrá dos grúas en la AP-7 para poder sacar los coches averiados con rapidez y así evitar atascos . Una de las grúas estará en la Roca, para cubrir el tramo norte de la carretera, y la otra en Martorell, para el tramo sur.

Otra medida para controlar el tráfico será la limitación que afectará en los camiones, que en el tramo central de la AP-7 entre el antiguo peaje de la Roca y el antiguo peaje de Martorell tendrán que circular a 80 km/h, por el carril de la derecha y no podrán hacer adelantamientos. La sanción por no hacerlo será de 500 euros. También para los camioneros se habilitarán zonas de descanso en lo que eran las antiguas zonas de peaje de la AP-7.

Además, para mejorar la fluidez del tráfico en la operación retorno del domingo, se instalarán más de 100 kilómetros de carriles adicionales en sentido contrario al habitual en la AP-7. Será en sentido norte entre Sant Celoni y Montornès del Vallès, en la AP-7/B-23 entre Vilafranca y Molins de Rei, en la C-32 norte entre Sant Andreu de Llavaneres y Montgat y en la C-32 sur entre Gavà y Cornellà de Llobregat, para aumentar la capacidad vial de estas vías y tramos.

Todas estas medidas estarán acompañadas por la campaña de controles de alcoholemia y drogas que harán los más de 1.000 mossos d'Esquadra que estarán en las carreteras a lo largo del fin de semana.
Temas relacionados
Comenta el contenido : Interior amplía los efectivos policiales y mantiene las restricciones habituales por Sant Joan
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Llovera, 18. 1r 1a. 43201 Reus

977 32 78 43

diari.mes es un medio
auditado por OJDInteractiva
Diari Mes

Con la colaboración de:
Diari Mes