x
Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Tarragona
20.06 º
3.708 Km/h
La nueva normalidad por el coronavirus
Els sanitaris es preparen per a administrar la primera dosi de la vacuna AstraZeneca.

Camuflaje, custodia y geolocalizador para el transporte seguro de las vacunas

Los negacionistas afirman que con la vacuna se inocula un 'rastreador'

Las vacunas anticovid no inoculan metales que magnetizan el cuerpo

Usuarios en las redes sociales afirman que la zona de la punzada queda imantada y que se inyecta un 'rastreador'

Actualizada 20/06/2021 a las 14:09

Es imposible inocular con vacunas anticovid soluciones metálicas que actúen como un «rastreador» y magneticen la zona del brazo donde se administra el fármaco, como afirman usuarios de redes sociales en vídeos virales que muestran imanes, monedas o teléfonos móviles adheridos a la piel de distintas personas.

Desde hace días circulan en Facebook, Twitter y algunas plataformas digitales mensajes, fotos y vídeos para defender la tesis de que las vacunas contra la covid-19 contienen «soluciones metálicas» que magnetizan la zona del brazo donde son inoculadas.

Estos vídeos y fotografías muestran distintas personas a las que se adhieren en el brazo imanes, cucharas, monedas, tijeras quirúrgicas, teléfonos móviles... Son grabaciones e imágenes publicadas por diferentes usuarios en España y también en diversos países de América Latina.

Entre las publicaciones más compartidas en Twitter figura un vídeo del médico chileno Rodolfo Neira y, entre las difundidas en Facebook, destacan las que utilizan fragmentos de un video donde la argentina Chinda Brandolino, del colectivo negacionista Médicos por la Verdad, asegura que la «solución metálica» inoculada es un «rastreador» y expone a la persona vacunada a «un riesgo de trombosis inmenso».

DATOS: En realidad, es físicamente imposible que una vacuna contenga algún tipo de solución metálica capaz de atraer imanes o de actuar como uno de ellos, tal como confirma el físico Alberto Nájera, profesor de Radiología y Medicina Física en la Universidad de Castilla-La Mancha y vocal del Comité Científico Asesor en Radiofrecuencias y Salud (CCARS).
Es imposible inyectar unos sustancia metálica con una vacuna
Lograr una atracción que sujetara un imán en la piel con fuerza suficiente requeriría inyectar una gran cantidad de sustancia magnética, según explica a EFE Nájera, quien advierte además de que ese «material magnético líquido» sería tan denso que «no cabría ni por la aguja» de la jeringuilla.

Además de ser muy densa, esa sustancia magnética sería un «líquido oscuro», en absoluto transparente, y, por tanto, «sería visible» en la jeringuilla, advierte este físico.

¿Cómo se consigue entonces el efecto de adherencia a la piel que muestran los vídeos? Simplemente se trata de «un efecto de presión, de succión» provocado por «la propia humedad de la piel», como el que puede experimentar cualquiera que se pegue una moneda en la frente o una cucharilla en la nariz después de echarle vaho.

Así, puede ser una moneda o la pantalla de un teléfono móvil, siempre que la superficie de la piel sea lisa. Si, por el contrario, fuera rugosa o seca (por ejemplo, mediante el uso de polvos de talco), el efecto ventosa facilitado por la humedad desaparecería.
Ningún componente poseeix propiedades magnéticas
A ello hay que sumarle un hecho fundamental: que la composición de las vacunas es pública y los controles sanitarios a que se someten estos fármacos garantizan que no contengan elementos tóxicos o inadecuados. Como subraya el profesor Nájera, «no puedes inyectar a la gente lo que te dé la gana».

Es «absolutamente imposible» que los controles legales y sanitarios, nacionales e internacionales, impuestos a las vacunas permitieran componentes de este tipo, advierte asimismo el doctor Amós García Rojas, jefe de Epidemiología y Prevención de la Dirección General de Salud Pública del Gobierno canario y presidente de la Asociación Española de Vacunología (AEV).

En declaraciones a EFE, García Rojas destaca que la composición de todas las vacunas contra la covid-19 autorizadas es pública y se encuentra a disposición de cualquier ciudadano con total transparencia en sus prospectos y fichas técnicas, así como en las guías técnicas de las autoridades sanitarias (en el caso de la UE, las de AstraZeneca, Pfizer/BioNTech, Moderna y Janssen).

De este modo, es fácil comprobar cómo «absolutamente ninguno» de los componentes de estas vacunas tiene propiedades magnéticas, según recalca el presidente de la AEV, quien considera «absolutamente absurdo y ridículo» que alguien pueda sostener semejantes «confabulaciones conspiranoicas» sobre la base de un «nivel de conocimiento nulo».

«Si nos aproximamos al terreno de la conspiración, la vacuna no es el instrumento ideal para controlar a la ciudadanía, hay otros procedimientos muchísimo más sencillos», argumenta finalmente con ironía García Rojas.
 
Tampoco sería factible inocular un 'rastreador'
En cuanto a la afirmación de que la «solución magnética» presuntamente inoculada actuaría como una especie de chip «rastreador» que tendría siempre geolocalizada a la persona vacunada, tampoco sería factible con la tecnología actual.

A día de hoy, es imposible idear un dispositivo tan pequeño que pudiera inocularse dentro de una vacuna, como ya explicó en su día a EFE el especialista en tecnología sanitaria Juanjo Tara, cofundador de la empresa DSruptive, que creó un implante subcutáneo con tecnología NFC para pagar determinados servicios y controlar algunas constantes sanitarias.

«La unidad mínima de computación, que es un transistor, tiene un tamaño de 7 nanómetros, pero para hacer algo que pueda rastrearte necesitamos miles de transistores juntos; ya sería demasiado grande y necesitaría una antena, sería algo que podrías tocar», precisó este experto. Con ese tamaño, no podría ser inoculado dentro de una vacuna.

Además, en el caso de que se hubiera podido crear un dispositivo de estas características, serían necesarios otros elementos, como que fuera »escalable»; es decir, que la inversión necesaria para producirlo en masa fuera rentable, lo cual lo hace »casi imposible». Y, al mismo tiempo, que superara las certificaciones sanitarias, que al menos en la UE son »muy caras».

«Es inviable técnicamente», concluía el fundador de DSruptive, que fabrica implantes con unas dimensiones de 1,5 milímetros por 2.

En resumen, es físicamente imposible inocular con una vacuna una solución metálica capaz de magnetizar la zona del brazo donde se administra este fármaco y también lo es implantar por esa vía un «chip rastreador». Además, la composición íntegra de todas las vacunas es pública y ninguno de sus componentes provoca magnetismo.
Comentarios
  • #1 Bea
    (13/06/21 13:16)

    Es muy triste que se tengan que utilizar más palabras para desmontar bulos que para explicar la ciencia. De hecho, este artículo debería estar publicado, quizá lo está pero no lo he encontrado, en la sección de Reus. Soy de Reus y conozco a varias personas en Reus, he notado que es un lugar donde la naturopatia, las pseudociencias, los coaches y terapeutas tienen una predominancia demasiado elevada, de varias décadas de antigüedad. Son ese tipo de personas con las que intentas hablar del mundo real, pero solo saben sacar pseudociencias en la conversación, por si os ha pasado…y que te intentan convencer que no tienes la mente abierta, o que se te muere tu padre y te meten en las Flores de Bach para que te ayuden.

    Estas mismas personas, son los que en tiempos de pandemia, te pasan los odiosos videos del Pamies de la lejía que cura del Covid y las fiestas de besos y abrazos. y el Corbera de la biodescodificacion, de que las farmacéuticas y los médicos nos mienten, mientras los de su bando, se forjan un imperio multimillonario, a base de la incultura en general y la vulnerabilidad de los realmente enfermos. Han creado una cultura de culto, negacionista, de empresas multinivel, y como resultado, anti-Covid. Estas personas están adoctrinadas para no ver las noticias de los medios, porque mienten, y ellos son superiores a ello, no leen periódicos, porque mienten, no creen a los científicos, porque pertenecen a esta conspiración u otra, farmacéuticas, Bill Gates, etc. Supongo que solo quieren tener acceso a los canales que les dominan y adoctrinan.
    Sin intención de atacar a los de Reus, he dicho que debería haber sido publicado en Reus por una razón, no solo la mía propia personal. Hace poco leí un artículo de cifras, que comparaba Reus con Tarragona en cifras Covid, ahora no lo puedo encontrar, pero teniendo en cuenta que la población de Reus es inferior a la de Tarragona, sus cifras de contagios y muertes duplicaban y triplicaban a las de Tarragona, lo que se correlaciona con mi experiencia de conocidos en Reus que pasan de la ciencia y medidas Covid.
    He hecho una búsqueda, pero solo he encontrado esto, pero tiene cierta lógica.
    https://www.eldiario.es/catalunya/manresa-reus-ciudades-catalanas-afectadas-covid-19-incidencia-superior-700_1_6747575.html
    No es que DiariMes tenga mucha cultura de opiniones, pero las pseudociencias tienen una red muy fiel de contraopiniones online, veremos cuantos responden…

    Denunciar Responder
Comenta el contenido : Las vacunas anticovid no inoculan metales que magnetizan el cuerpo
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Llovera, 18. 1r 1a. 43201 Reus

977 32 78 43

diari.mes es un medio
auditado por OJDInteractiva
Diari Mes

Con la colaboración de:
Diari Mes