x
Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Tarragona
10.77 º
3.6 Km/h
Política
El president de la Generalitat, Quim Torra, i el cap del govern espanyol, Pedro Sánchez, abans de reunir-se a Palau.

Sánchez pacta con Tuesta iniciar la mesa|tabla de gobiernos en febrero pero cierra la puerta a un mediador y a la amnistía

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, y el jefe del gobierno español, Pedro Sánchez, antes de reunirse en Palau.

Sánchez pacta con Torra iniciar la mesa de gobiernos en febrero pero cierra la puerta a un mediador y a la amnistía

El presidente admite que las posiciones están «muy alejadas» pero apuesta por el diálogo aunque sea «largo y no fácil»

Actualizada 06/02/2020 a las 16:06

El presidente español, Pedro Sánchez, ha explicado que la mesa de diálogo y negociación entre el gobierno del Estado y el de Cataluña se iniciará este mismo mes. Después de la reunión con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha comentado que han pactado que en febrero se celebre la primera de las reuniones. Sánchez, que ha hecho llegar su documento «para el reencuentro», ha admitido que la negociación de una solución para el conflicto catalán «no será fácil ni corta», y ha constatado que propuestas como las que ha hecho Torra «demuestran lo alejadas que están las posiciones». Además, de momento cierra la puerta a la autodeterminación y la amnistía para los presos. Igualmente, ha asegurado que no hace falta un mediador porque «los ciudadanos serán testigo de todo».

Sánchez ha comparecido en la galería gótica del Palau de la Generalitat después de una hora y media de reunión. El presidente español ha querido mostrarse «honrado, agradecido y con emoción» por el trato recibido y el tono del encuentro. Para el socialista, es el inicio de un «diálogo honesto y abierto» y una muestra de «voluntad sincera de hablar y acordar». «La última década ha sido presidida por la tensión social, el desencuentro institucional y el conflicto. Es un balance lamentable, nadie ha ganado y todo el mundo ha perdido, nadie puede sentir orgullo por el balance», ha dicho.

Es por eso que ha detallado que los dos presidentes han querido acelerar el inicio de la mesa de gobiernos y han pactado que la primera de los encuentros se haga en febrero. Tan comprometido con eso se ha querido mostrar Sánchez que se ha propuesto para encabezar la delegación española de este encuentro con la intención de que Torra esté también al otro lado de la mesa. La composición, sin embargo, todavía se tiene que negociar.

Lo que no ha visto tan claro ni necesario es la figura de un mediador en las conversaciones, cosa que le había pedido Torra en público como manera de tener «garantías» de la eficacia de la negociación. «Este va a ser un diálogo franco, transparente y hecho con el ánimo de ir con claridad. El mediador serán los ciudadanos, que serán testigos de todo y conocerán todas las propuestas y detalles del diálogo,» ha dicho para justificar su posición.

Tampoco ha aceptado, cuando menos de momento, ninguna propuesta que implique el ejercicio a la autodeterminación o la amnistía para los presos independentistas. Sánchez no se ha molestado porque Torra lo haya puesto sobre la mesa a la reunión, pero ha dejado claro que no forma parte de su hoja de ruta actual. «Una democracia es fuerte cuando es capaz de dialogar de todo. Es evidente que las propuestas de la autodeterminación y la amnistía demuestran que estamos ante un diálogo largo, que no será fácil, que es complejo; pero es un camino que tenemos que hacer paso a paso. Si alguna cosa demuestran estas propuestas de la Generalitat es lo alejadas que están las posiciones de los dos gobiernos y cuando dispares son las propuestas. Pero los que tenemos convicciones firmes no tenemos miedo a hablar de nada», ha dicho, añadiendo que sigue pensando que no es una buena idea la autodeterminación y que él es «más partidario» del autogobierno para Cataluña «porque refleja mejor la pluralidad de la sociedad catalana».

Las diferencias entre los dos planteamientos no se le escapan a Sánchez. Y por eso ha querido remarcar que quiere diseñar «un calendario seguro y que acerque el reencuentro». «El camino no será fácil ni rápido. Hay heridas abiertas que no será fácil cerrar. Pero quizás nos sorprendemos al comprobar que el reencuentro es más rápida de lo que podemos prever», ha comentado para defender el «cambio radical en la forma de hacer política para buscar el acuerdo y no la división».

El presidente español, sin embargo, es consciente de que no encontrará el apoyo al diálogo de todo el mundo ni de todos los actores con voz en el conflicto. «Hay resistencias. Habrá sectores que se resistirán al diálogo. Hay quien piensa que la imposición es la única vía. Pero también estamos seguros de que podremos superar las resistencias porque somos más los que queremos dialogar y reencontrarnos. Acabarán sumándose al acuerdo para no quedarse solos», ha concluido.

La Comisión Bilateral y los 44 puntos
Por último, Sánchez ha defendido haber incluido en el documento que le ha hecho llegar a Torra medidas que no tienen que ver con el conflicto político ni el diálogo institucional. «Son respuestas a las demandas de presidentes anteriores, son soluciones y alternativas a hasta 44 puntos», ha dicho Sánchez, que ha adelantado que para todas estas cuestiones ha pedido activar también la Comisión Bilateral Estado-Generalitat para que trabaje.
Temas relacionados
Comenta el contenido : Sánchez pacta con Torra iniciar la mesa de gobiernos en febrero pero cierra la puerta a un mediador y a la amnistía
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43

diari.mes es un medio
auditado por OJDInteractiva
Diari Mes

Con la colaboración de:
Diari Mes