x

Nos gustaría enviarte las notificaciones para las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Tarragona
10 º
11.16 Km/h
Las consecuencias del 1-O
El president del Govern espanyol, Mariano Rajoy, al Senat.

El Senado aprueba el permiso en el gobierno español para aplicar el artículo 155

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, en el Senado.

EFE

El Senado aprueba el permiso en el gobierno español para aplicar el artículo 155 con 214 votos a favor, 47 en contra y una abstención

El gobierno español las aprobará vía decreto en un Consejo de Ministros que puede tener lugar esta misma tarde

Actualizada 27/10/2017 a las 17:44

El pleno del Senado ha dado luz verde definitiva por 214 votos a favor, 47 en contra y 1 abstención al permiso para que el gobierno español adopte medidas en Cataluña por la vía del artículo 155 de la Constitución. Lo ha hecho con los votos del PP, PSOE, Cs, UPN y Foro Asturias, mientras que Podemos y sus confluencias, ERC, PDeCAT, PNV y Bildu han votado en contra de lo que consideran un «error histórico», en palabras del portavoz de Units Podem, Ramón Espinar. El gobierno español podrá adoptar ya las primeras medidas vía decreto en un Consejo de Ministros que podría tener lugar esta misma tarde o, como mucho, sábado por la mañana. El ejecutivo español está habilitado ahora para destituir al presidente de la Generalitat y todo su Gobierno y sustituirlo por un organismo o autoridad que designe, y a establecer que el Parlamento no podrá celebrar debates de investidura. La negociación entre el PSOE y el PP ha suscitado finalmente que no se aplique el control del gobierno español sobre los medios públicos catalanes, a los cuales se ha eliminado del texto, y los contactos con Coalición Canaria han rebajado el control sobre el Parlamento, que no tendrá que someter las iniciativas a un control previo.
La votación definitiva ha tenido lugar después de seis horas de debate en que el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, ha defendido que «no hay alternativa» al 155 ante la «ruptura de la legalidad» a Cataluña, y ha acusado al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, de ser el único responsable de la adopción de estas medidas. «Lo que amenaza Cataluña no es el artículo 155, sino la actitud del gobierno de la Generalitat», ha dicho.


Los medios públicos quedan fuera
A lo largo de la jornada PSOE y PP han negociado dos de las tres enmiendas que los socialistas españoles habían presentado al texto. La primera es la que pedía eliminar del texto las referencias al control de los medios públicos catalanes, que ha sido aceptada finalmente por el gobierno español. La segunda ya se incorporó este jueves a la ponencia y pide al ejecutivo español una aplicación gradual de las medidas del 155.

En cambio, los socialistas han acabado retirando otra enmienda al texto que pedía paralizar la aplicación del 155 –una vez aprobado por el Senado- en caso de que el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, convocara unas elecciones autonómicas de acuerdo a la legislación española. El propio portavoz de los socialistas españoles en el Senado, Ander Gil, ha anunciado que retiraban la enmienda después de constatar que Junts pel Sí y la CUP han registrado una iniciativa en el Parlamento para la proclamación de la República Catalana.

No habrá censor en el Parlamento
El PP también ha aceptado una enmienda de Coalición Canaria que eliminaba del texto las referencias a la necesidad de que todas las iniciativas que se tramitaran en la cámara catalana contaran primero con el aval de una autoridad designada por el gobierno español, que tenía capacidad de veto durante 30 días sobre las propuestas.

Las medidas que se pueden activar ahora
La aprobación por el Senado permite al gobierno español adoptar una veintena de medidas que afectan a todos los ámbitos del autogobierno de Cataluña y van del cese del presidente de la Generalitat y todo su gobierno, al control de toda la administración, incluidos los Mossos. Según el escrito, la aplicación del 155 tendrá una duración máxima de seis meses (más los 54 días desde la convocatoria de las elecciones), pero el gobierno español tiene la capacidad de alcanzar el plazo si hace una nueva petición al Senado.

Cese de Puigdemont y su gobierno
La primera medida es el cese del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, el vicepresidente y todo su gobierno, y su sustitución en el ejercicio de todas las funciones. Serían sustituidos por los «órganos o autoridades que cree a tal efecto el gobierno de la nación». Se añaden los cargos de confianza designados por los consejeros|consellers, aunque el ejecutivo de Rajoy asegura que «se preservará el escalafón de la administración». El presidente español, Mariano Rajoy, asume sus competencias. La principal es que le permite disolver el Parlament de Catalunya y convocar elecciones autonómicas. Según el documento, lo hará en un plazo máximo de seis meses. Eso no implica necesariamente que las elecciones tengan lugar dentro del plazo de estos seis meses, porque se pueden añadir los 54 días que marca la LOREG entre la convocatoria de las elecciones y su celebración.

Cese de cualquier trabajador de la Administración
El acuerdo del gobierno español para intervenir a la Generalitat permite que el «nombramiento, cese o la sustitución temporal» de «cualquier autoridad, cargo público y personal de la Administración de la Generalitat de Catalunya» así como también de «cualquier organismo, ente o entidad vinculada o dependiente de la misma, y de su sector público empresarial.» Además, la aplicación del 155 dice que en caso de incumplimiento de las instrucciones de las nuevas autoridades, se podrían abrir «responsabilidades disciplinarias» contra los trabajadores sin impedir, también, posibles responsabilidades «patrimoniales, contables o penales». Por otra parte, se somete a un «régimen de comunicación o autorización previa» toda actuación de la Administración de la Generalitat, declarando «nulos los actos, actuaciones o resoluciones que se adopten sin este requisito».

Control de los Mossos
El documento prevé que el control de los Mossos lo asuma directamente un «órgano o autoridad creado o designado» por el gobierno español que dará «instrucciones directas y de obligado cumplimiento a los miembros de la Policía de la Generalitat de Catalunya». Además, «en caso de que sea necesario» los ministros autorizan que los Mossos «sean sustituidos por efectivos» de la policía española, que podrá ser «desplegada» en Cataluña. El acuerdo también prevé que «en caso de incumplimiento» de las órdenes «se podrá proceder a su exigencia» y pedir «responsabilidades patrimoniales, contables, penales o de cualquier otro tipo».

Control de las finanzas
El acuerdo también establece que el gobierno español adoptará medidas de control de las finanzas para «garantizar que los ingresos que corresponde recaudar o recibir» a la administración catalana «no se destine a actividades o finalidades vinculadas o relacionadas con el proceso secesionista». También para garantizar «la prestación de sirve públicos esenciales, la estabilidad presupuestaria y la sostenibilidad financiera».

Blindaje de «la autoridad» estatal
El mecanismo establece también un blindaje de la autoridad estatal que desplegará el 155 y sustituirá el Gobierno. Se«prohíbe» cualquier acuerdo, disposición, resolución o convenio administrativo «que contravenga las medidas» del 155. Esta autoridad podrá elaborar directrices, instrucciones y protocolos para que la Administración ejecute las medidas adoptadas «en defensa y respecto de la orden constitucional». Además, no se podrán tramitar expedientes sancionadores cultiva los funcionarios que acaten estas órdenes, mientras que el incumplimiento supondrá el «traslado al Ministerio Fiscal» para la exigencia de «responsabilidad penal».

Modificación de los departamentos
El acuerdo del Consejo de Ministros también faculta el organismo o autoridad que se haga cargo de la gestión de Cataluña a modificar los departamentos de la Generalitat, así como las estructuras orgánicas, ente y entidades vinculadas o dependientes de la Generalitat de Catalunya. Dispondrá de «potestad de organización, creación, modificación y extinción de aquellos organismos y entidades públicas creadas o autorizadas por ley».
Temas relacionados
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43

diari.mes es un medio
auditado por OJDInteractiva
Diari Mes

Con la colaboración de:
Diari Mes