x

Nos gustaría enviarte las notificaciones para las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Tarragona
30 º
11.16 Km/h
Imatges de l'aula a primera del matí.

Imágenes del aula a primera hora de la mañana.

Cedida

Se hunde el techo de un aula infantil durante el fin de semana

Después de examinar las instalaciones anunciaron al personal docente y padres que el colegio tenía que ser desalojado
  • Redacció

Actualizada 14/02/2017 a las 21:40

Habían pasado algunos minutos de las ocho de la mañana cuando María, una de las docentes de Infantil del CEIP Nueva Jarilla entró en el centro. Su sorpresa fue mayúscula al comprobar que en la clase de los niños de 5 años se había desplomado parte del techo de escayola y uno de los luminosos. Afortunadamente, el incidente había ocurrido en el transcurso del fin de semana, una circunstancia que sirvió de alivio a la maestra y a los padres y madres que paulatinamente iban llegando al centro para dejar a sus hijos.

Podía haber ocurrido una tragedia de ahí que María, todavía con el susto en el cuerpo, recibió a los padres nerviosa y llorando. «La entiendo, -relataba ayer una de las madres-porque encima todos los lunes los niños se sientan ahí en esa zona, que ellos le llaman la asamblea, y cuentan todo lo que han hecho durante el fin de semana». Por fortuna para todos, la rección en cadena tras lo ocurrido fue rápida y efectiva.Así, conforme iban llegando los niños al colegio, los padres se encargaban de movilizar al pueblo entero. «Algunas madres hemos llamado a los medios de comunicación y otras han llamado al alcalde», señalaba otra de las afectadas en la misma puerta del centro.

El alcalde de la pedanía, Javier Contreras, que se encontraba camino de Cádiz, pronto informó de lo sucedido a Carmen Collado y posteriormente a Laura Álvarez, delegadas de bienestar social y educación, respectivamente, y en apenas una hora se acercaron hasta el centro técnicos de educación y urbanismo para evaluar la situación. Tras examinar las instalaciones, al filo de las once de la mañana, anunciaron al personal docente y padres que el colegio debía ser desalojado por riesgo a más derrumbes.

A partir de entonces, la plaza en la que se encuentra el mismo se transformó en un ir y venir de personas, que dirigidos por las profesoras del centro y su directora, María del Carmen Barrones, tenían que vaciar, antes de las dos de la tarde, las clases.
Toda Nueva Jarilla, independiente de los padres y madres cuyos hijos se encuentran escolarizados en el centro, se puso manos a la obra para trasladar todo el material hasta las instalaciones del otro colegio, legalmente el mismo (pero a partir de Primaria) pero en otra parte de la pedanía. Hasta allí se desplazaron varias furgonetas y coches particulares para involucrarse en el traslado, al que también se unieron operarios de la pedanía enviados por el alcalde.

A la una y media de la tarde, el edificio estaba prácticamente desalojado gracias al excelente trabajo por parte de todos, y a esa misma hora, operarios de Infraestructuras del Ayuntamiento de Jerez accedían al mismo para apuntalar sus techos.

Muebles, material educativo, ordenadores, un frigorífico, libros... Todo fue acumulado y transportado hasta el otro centro educativo de la pedanía, que a partir de ahora albergará a los 31 alumnos de manera provisional. La directora, María del Carmen Barrones, adelantó que los pequeños ocuparán las clases donde estaban hasta ayer los alumnos de Primero y Segundo de Primaria, que pasarán a otras dependencias del colegio que albergaban clases de música y el laboratorio, apuntó la propia responsable del colegio. «Lo peor es organizarnos ahora, porque se ha metido todo en cajas y demás y ahora para encontrarlo...» lamentaba una de las profesoras.

Ajenos a todo estaban los principales ‘afectados’, los pequeños de 3, 4 y 5 años, que habían sido enviados a casa momentáneamente. Algunos hablaban de que habían entrado unos ladrones, ya que según comentaba una de las madres «hace un par de semanas quisieron entrar a robar en el colegio»; y otros mostraban su ‘preocupación’ porque no iban a poder estar con sus amigos.
Temas relacionados
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43

diari.mes es un medio
auditado por OJDInteractiva
Diari Mes

Con la colaboración de:
Diari Mes