Cercador de l’Hemeroteca
Español
Seccions

Tarragona Reus Costa Daurada

Tribuna

Barcelona en Común propone ahora algo vergonzoso

  • Martin Grondona
Co-Fundador de Podemos Cunit

Actualitzada 10/08/2017 a les 10:06

Martín Grondona

Martín Grondona

Martín Grondona.

Barcelona en Común, ahora llamada Catalunya en Común está conformada en su gran mayoría por políticos autodenominados de izquierdas y son los miembros de ICV, los cuales muchos de ellos son parásitos del Estado desde hace años. ICV desaparece. ICV debe millones a los bancos porque se evaporaron esos euros de sus cuentas del partido, y nadie sabe dónde están…

Intentaron fundar un Nuevo Partido Político En Común, con la excusa de formar un frente de izquierdas para ganar al PP, cuando lo que querían hacer en realidad era formar un frente de las cúpulas de izquierda, con el objetivo de licuar su deuda bancaria de 13.000.000 de «euracos» que deben a los bancos.

Por suerte muchos compañeros vimos la jugada,  y gracias a mucho machaque en las redes sociales y en la prensa, Podem Catalunya dijo «no» a este pacto mal parido de entrada. Este Nuevo Sujeto Político no quiso discutir dos temas centrales para Podemos que son, primero, el cumplimiento a rajatablas de nuestro Código Ético de tres sueldos mínimos  y, segundo, no pedir créditos a los bancos.

Ahora se les ve el plumero una vez más, vuelven a la carga y reclaman ganar más de 2.200 euros netos en 14 pagas mientras hay gente sin prestación ni posibilidad de llegar a final de mes. ¿Para qué estamos en la política? ¿Para cambiar las cosas o para seguir con las mismas políticas de despilfarro?

¿Dicen que no les alcanzan para vivir 2.200 euros?
¿Y cómo hace el resto del 95% o más de los trabajadores honrados de España para subsistir entonces?

Yo comprendo que cuando Ada Colau llegó a la alcaldía de Barcelona lo hace con el 25% de los votos y solo 11 concejales sobre 41, y sin entender nada de gestión municipal se tuvo que «apoyar» en los compañeros de ICV que allí estaban esperando.

Yo hubiera hecho lo mismo claro está, por varias razones, a saber:
1. Llegas del campo social de la PAH y no es justamente ni ingeniera en caminos, ni es Steve Jobs ni Billy Gates, y lo digo con todos mis respetos. Ser Alcaldesa de Barcelona no es un chiste porque es una de las mejores ciudades del mundo y con miles de millones de presupuesto y también de problemas, y no es para cualquiera, y Ada Colau lo está llevando muy bien... y por ello tuvo que confiar en ICV, porque no había otros.

2. Debe gobernar en minoría en una cueva de ladrones, e ICV tiene experiencia en ello por razones obvias.

3. Dentro del ayuntamiento de Barcelona se encuentra enquistados a los de ICV, que le abren la puerta para realizar un gobierno «digno, sensato y coherente» con sus ideas.

4. Y esto tiene un precio, y los de ICV quieren hacer un nuevo partido político a toda costa para «olvidar» sus deudas bancarias y crear una «ICV residual» con más de 13.000.000 de euros de deuda que muera en el tiempo.

5. Ada Colau está embarcada en un proyecto que va más allá de Barcelona en Común, apuntando al estado español,  y necesita todos los apoyos necesarios para este salto cualitativo de la política, aunque tenga que gobernar con varios hijos de puta.

6. Esta táctica es muy vieja, y ya lo decía Eva Perón en su momento desde su lecho de muerte  cuando señalaba… «Si quieres hacer una revolución necesitamos a todos, también a los hijos de puta». En definitiva, todo está muy planificado por ICV y ahora descubrimos sus verdaderos fines y sus patrañas con solicitudes vergonzosas como la de aumentarse los sueldos.

Cabe aclarar que la gran mayoría de los diputados y senadores de ICV desde siempre han incumplido y superado holgadamente el código ético de su propio partido político y jamás han aportado nada que no sea parasitar en el estado disfrazado de izquierdas.

Es juntamente por ello que debemos pelear internamiento para echarlos a patadas, porque quieren infiltrarse en Podem Catalunya desde siempre y hacer un nuevo partido político, porque el de ellos, ICV, está muerto y enterrado. ¿Quieren ganar más dinero? No lo veo mal, están en su derecho y no hay que asustarse, pero jamás del Estado. Vayan como todo autónomo o trabajador a transpirar la camiseta al ámbito privado y hagan negocios legales, pero del estado nada de nada y cumplan con el código ético que al día de hoy no lo están haciendo y deberían devolver todo este dinero del pueblo desde que fueron elegidos en mayo del 2015, porque ICV no suma, resta y avergüenza a la verdadera izquierda.
Twitter DiariMes Twitter

@Diari_Mes

Envia el teu missatge
Diari MesDiari Mes és una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43