Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Las consecuencias del 1-O
El president del Consell Comarcal del Montsià, Francesc Miró, compareixent envoltat dels consellers socialistes.

El presidente del Consell del Montsià cree que ERC ha roto el pacto por presiones de la CUP

El presidente del Consell Comarcal del Montsià, Francesc Miró, compareciendo rodeado de los consellers socialistas.

El presidente del Consell del Montsià cree que ERC ha roto el pacto por presiones de la CUP

Francesc Miró rechaza las acusaciones de deslealtad y reprocha a los republicanos que hayan sido «más para el proceso que por el día a día de las necesidades de los ciudadanos»

Actualizada 11/10/2017 a las 16:16

«La CUP propone y ERC dispone». Este es el principal argumento que el todavía presidente del Consell Comarcal del Montsià, el socialista Francesc Miró, ha utilizado para explicar la ruptura del pacto de gobierno por parte de los republicanos. Considera que el grupo de ERC ha acabado cediendo a las «presiones» de los anticapitalistas exigiendo la ruptura, después de que el presidente decidiera por su cuenta requisar un paquete con carteles de la AMI para la campaña del referéndum del 1-O. Rodeado de los consellers socialistas en el ente, Miró ha negado las acusaciones de deslealtad efectuadas por los republicanos y los ha acusado, particularmente a la vicepresidenta del Consell, Mari Carme Navarro, de estar «más por el proceso que por el día a día de las necesidades de los ciudadanos». De momento, el gobierno comarcal del PSC se queda en minoría y su presidente se ha limitado a asegurar que «siguen trabajando» para evitar la «paralización» del ente, sin detallar si han iniciado conversaciones para formar una nueva mayoría.

«Creemos que ha sido la CUP», ha insistido Miró, recordando los dos comunicados y las diversas piadas en Twitter de la formación anticapitalista –que no tiene ningún consejero al ente comarcal- instando ERC a romper el pacto a raíz del episodio de los carteles. Esta supuesta maniobra, sostiene, es un «mal augurio para el Montsià y para el conjunto del país». El presidente, pero, tampoco ha querido abundar en el incidente que, según los republicanos, ha acabado desencadenando la ruptura del pacto. «Antes de hacer cualquier actuación aquel día lo comuniqué a la vicepresidenta y al gerente. Ya habíamos quedado de este modo, de acuerdo con el informe de secretaría. Cuando firmamos al pacto, sabíamos que estos momentos podían llegar, dijimos a ERC que seríamos fieles a la Constitución y al Estatuto», ha apuntado. Un posicionamiento, sostiene, que se habrían comprometido a respetar, del mismo modo que ellos respetarían la posición de sus socios de apoyo al proceso en el ámbito nacional.

Visiblemente dolido, Miró ha querido también rebatir las acusaciones de «deslealtad» que los hasta ahora compañeros de gobierno dirigieron, específicamente, hacia él como presidente y desmarcando el resto de consejeros socialistas al gobierno. Asegura que son «falsas» y que no se han detallado qué se son desde el momento que fue nombrado en el mes de julio en virtud del pacto. Por el contrario, ha acusado ERC de haber sido «más por el proceso que por el día a día de las necesidades de los ciudadanos» y ha cargado contra Navarro, vicepresidenta republicana, de haber «acudido en muy pocas ocasiones a su puesto de trabajo». «No hay explicación razonable que pueda justificar esta pérdida de confianza», ha insistido, haciendo lectura de un comunicado en nombre del gobierno del Consejo Comarcal. Considera Miró también que «no tiene ningún sentido» que el gerente del ente, propuesto por ERC, continúe ejerciendo la tarea bajo un gobierno «en el que no tiene confianza».

Los socialistas minimizan las diferencias dentro del gobierno, las circunscriben a las «propias surgidas» de las coaliciones, a pesar de «no compartir sus anhelos independentistas» y aseguran haber cumplido el contenido del acuerdo subscrito. Los acusan de haber roto unilateralmente sin haber abordado las posibles desavenencias con su grupo y que se han enterado de la decisión a partir de los medios de comunicación. Tanto Miró como sus compañeros de gobierno han negado que ERC hubiera propuesto a la dirección territorial del PSC un cambio de presidente para salvar el pacto. De momento, se quedan en el gobierno comarcal con cinco regidores, a la espera que las negociaciones que han abierto los republicanos con otros grupos y consejeros pueda hacer prosperar una nueva mayoría y una moción de censura que dejaría a  Miró sin el cargo. «Estaremos trabajando desde el Consell Comarcal porque una institución como la nuestra no puede estar parada por capricho de un grupo político y quedar paralizada», ha cerrado, sin querer precisar si han abierto conversaciones con otros grupos para retener el gobierno.
Twitter DiariMes Twitter

@Diari_Mes

Envía tu mensaje
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43