Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

El calor, la humedad y el hongo pericularia hacen prever pérdidas en la producción de arroz en el Delta

Unió de Pagesos calcula que la recolecta se reducirá al menos un 30% con respecto a la campaña anterior

Actualizada 18/09/2017 a las 09:21

Los productores del delta del Ebro prevén una campaña con una reducción de producción significativa con respecto al año pasado. Unió de Pagesos calcula que se podría recolectar un 30% menos que en el 2016, cuando se recogieron 129.000 toneladas de arroz. Las pérdidas serán mayores o menores según la variedad. Todo, por culpa de la climatología de los últimos meses, con mucho calor y humedad, que ha hecho aparecer el hongo periculària. Las altas temperaturas han adelantado entre 10 y 12 días la siega, una tónica que han seguido otros cultivos, como la fruta, la fruta seca o la viña. Así, la campaña podría acabar la primera semana de octubre.

Rafel Verdiell, responsable de Sectores Agrícolas de Unió de Pagesos a las Tierras del Ebro, explica que hay variedades más tocadas que otros. Es el caso del arroz bomba, que ha sufrido unas condiciones tan desfavorables que se han producido «auténticos desastres». «Hay una finca que tenía 1.200 jornales y prácticamente la han tenido que fanguejar toda; se les ha perdido casi toda la cosecha», ha detallado Verdiell, que ha recordado que con pérdidas de al menos un 30% ya se puede solicitar una rebaja de módulos. En el margen derecho, la cantidad de producción no está fallando tanto como se preveía en un inicio y una de las variedades que está «mejor de lo que se preveía» es la Jsendra.

El arroz ha sufrido calor, humedad y el «mal de la gota», la gota de agua que se queda entre la hoja y el tallo y que actúa como efecto lupa con el sol. «Quema el tallo y se seca el arroz», relata Verdiell, que ha añadido que ha hecho tanto calor que, en algunos casos, se ha quemado directamente. Derivado del calor y la alta humedad, el hongo periculària ha afectado a muchos arrozales, que hacen temer pérdidas importantes. Este hongo produce una sustancia tóxica que frena el crecimiento de la planta, y es especialmente nociva cuando ha salido la espiga, porque lo seca.

Todo tendrá efectos en la calidad del arroz. Aquellos campos que se hayan visto afectados por las condiciones climatológicas obtendrán un grano más delgado que habitualmente, mientras que el grano de otros arrozales que no hayan sufrido tanto serán de una calidad normal. Con todo, Verdiell apunta que hasta que no acabe la siega y se analice el producto no se sabrá. El arroz tiene que pasar por la prueba de molino. Cuanto menos grandes roturas haya después del proceso de molido, más calidad se considera que tiene el arroz.

La periculària ha sido un problema más que esta campaña se ha añadido al del caracol manzana. Los esfuerzos se centran en el margen izquierdo, donde está derramado por todas partes; mientras en el derecho intentan controlar las zonas afectadas. Algunas partes el próximo año se salinizarán, otros se harán en barbecho y en los desagües dónde hay caracoles se pondrá agua de mar. En la izquierda, los campos se inundarán de agua salada. Mientras tanto, también se avanza en la siembra en seco para tratar de «coexistir con el caracol», según Verdiell.
Temas relacionados
Twitter DiariMes Twitter

@Diari_Mes

Envía tu mensaje
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43