Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Tortosa
Pla obert del director de l'excavació de Tortosa, Ramon Ferré, mostrant una antiga sortida de la claveguera d'època romana. Imatge del 7 de juliol de 2017

urbanismo, muralla, restos arqueológicos, Tortosa, catedral, Dertosa

Pla obert del director de l'excavació de Tortosa, Ramon Ferré, mostrant una antiga sortida de la claveguera d'època romana. Imatge del 7 de juliol de 2017

Pla obert de les excavacions davant la Catedral de Tortosa amb l'absis d'un temple visigòtic i el mur de carreus d'època romana. Imatge del 7 de juliol de 2017

catedral, Dertosa, muralla, urbanismo, Tortosa, restos arqueológicos

Pla obert de les excavacions davant la Catedral de Tortosa amb l'absis d'un temple visigòtic i el mur de carreus d'època romana. Imatge del 7 de juliol de 2017

Pla general de les excavacions davant la Catedral de Tortosa. Imatge del 7 de juliol de 2017

catedral, Tortosa, restos arqueológicos, urbanismo, Dertosa, muralla

Pla general de les excavacions davant la Catedral de Tortosa. Imatge del 7 de juliol de 2017

Tortosa quiere hacer visitables los restos arqueológicos de delante de la Catedral que describen la historia de la ciudad

El Ayuntamiento se coordinará con Patrimonio para encontrar el encaje adecuado en el marco del diseño del nuevo espacio público urbano que se abre al río Ebro

Actualizada 07/07/2017 a las 16:20

El Ayuntamiento de Tortosa ha acabado la tercera y última fase de las excavaciones arqueológicas de la calle Croera, delante de la Catedral. Entre los hallazgos más destacados hay un tramo de la muralla romana del siglo III, y los restos de un ábside de lo que podría ser, seguramente, el primer templo cristiano de época visigótica. Además, en esta última fase también se ha encontrado un muro de sillares de época altimperial que podría pertenecer al foro de la Dertosa romana. Finalizada esta etapa, el reto ahora es poder hacer este conjunto visitable por el enorme potencial divulgativo y turístico que tiene. El Ayuntamiento tiene previsto reunirse, en los próximos meses, con Patrimonio para poder encontrar el encaje adecuado en el marco del diseño del nuevo espacio público urbano que se abre en el río Ebro en este entorno. Los arqueólogos subrayan que en este espacio se puede describir la historia de los últimos dos mil años de historia de la ciudad.

Por su importancia en la investigación histórica del conjunto de la ciudad, los arqueólogos destacan primeramente la localización de un tramo de más de 40 metros de muralla romana conservada, datada, como mínimo a partir de la segunda mitad del siglo III de la nuestra era. Su orientación indicia que cerraba y delimitaba la ciudad en relación al curso del río Ebro. El tramo se dirige directamente al portal de Tamarit, de origen medieval y existente hoy en día.

Un segundo elemento de trascendencia histórica, que formaría también parte del conjunto visitable que prevé el Ayuntamiento, sería una gran plataforma monumental de época altimperial que habría funcionado como plaza pública. Este espacio está relacionado con el podio de un templo, del siglo I, localizado hace cuatro años bajo el edificio de la Hospitalidad de Lourdes, contiguo a los solares objeto de las excavaciones actuales. Los arqueólogos consideran que podría ser el foro de la Dertosa romana. Justa ante este espacio público, también se ha dejado a cuerpo descubierto un antiguo complejo de producción de salaons, con grandes depósitos donde se salaba el pescado. A partir del siglo V, sobre este mismo espacio se construye un edificio residencial, el trazado del cual puede distinguirse actualmente.

Situado a tocar de la calle Croera, y muy cerca de la fachada de la Catedral, en las primeras fases de las excavaciones aparecieron los primeros indicios de lo que parecía un ábside de iglesia, que esta última campaña ha permitido sacar a la luz e identificar el que posiblemente sería el primer conjunto episcopal cristiano de Tortosa. Su situación al lado de la muralla es una característica muy común entre los conjuntos religiosos tardoantiguos, al tiempo que constituye un hecho propio de las sedes episcopales creadas en el siglo IV, entre los reinados de Constantí y Teodosi. La datación se sitúa probablemente contemporánea del Concilio de Tarragona (516), momento en que hay constancia de la primera cabeza de la sede tortosina históricamente documentado, el obispo Urs.

La excavación también ha permitido recuperar una antigua cloaca que desembocada al río en forma de tejado de casa, de época romana, así como estructuras de épocas posteriores como la islámica, restos de un antiguo cementerio, estructuras de viviendas, y monedas, cerámicas y otras piezas significativas que permiten resumir la historia de la ciudad de los últimos 2.000 años.

El alcalde de Tortosa, Ferran Bel, ha explicado que ahora el reto es poder configurar el espacio público de ante la Catedral con la visita de al menos parte de estos restos de alto valor arqueológico. En los próximos meses, el Ayuntamiento hablará con expertos y con Patrimoni de la Generalitat para encontrar la ensambladura para sacar a concurso el proyecto ejecutivo de actuación del espacio. El Ayuntamiento mantiene la idea original de hacer una gran plaza ante la catedral que actúe de nexo de unión entre la fachada y el río; una escalinata central de acceso a la catedral, e incorporar los restos arqueológicos haciéndolas visitables. «Tenemos que acabar de configurarlo pero la muralla romana o el ábside nos dan mucho valor añadido a nuestra oferta turística», ha añadido.

El calendario previsto es sacar a concurso la redacción del proyecto antes de finales de año con el objetivo que durante el 2018 se puedan hacer las obras. «Tendremos que buscar financiación porque este hecho encarece la obra», ha reconocido el alcalde que confía tener el espacio público acabado a principios del 2019.

Los arqueólogos Jordi Diloli, coordinador, y Ramon Ferré, director de la excavación, han destacado la importancia de concentrar en un espacio la historia de la ciudad desde la época romana hasta la actualidad. «Es la historia política, militar y económica. Junto al río encontrar embarcador y antiguo complejo de salaons propio del tráfico fluvial; la muralla que nos habla de la estructura militar, y una plaza de representación que seguramente era el espacio político más importante de la ciudad romana. También encontramos ocupación islámica y la edad mediana», ha detallado Diloli.

A pesar de que ya se han acabado las excavaciones, está previsto que durante la obra de urbanización de todo el espacio público se pueda ir más allá, sobre todo en referencia al ábside, si se levanta una parte de la calle Croera para saber la continuidad que tiene la estructura y si hay más restos de un templo de época visigótica.
Temas relacionados
Twitter DiariMes Twitter

@Diari_Mes

Envía tu mensaje
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43