Buscador de la Hemeroteca
Català Compartir
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Els caçadors de l'Ebre mostren el seu malestar per la manca de permisos.

Los cazadores del Ebro siguen sin permiso para cazar la polla de agua

Els caçadors de l'Ebre mostren el seu malestar per la manca de permisos.

Los cazadores del Ebro siguen sin permiso para cazar la polla de agua

Hay una reunión con Territori prevista para el lunes para abordar la cuestión

Actualizada 09/10/2016 a las 11:56

Los cazadores del Ebro están a la espera de una reunión con el Departament de Territori y el Departament d'Agricultura en la delegación del Gobierno en el Ebro, prevista para el lunes, en que se tiene que aclarar por qué este año no han recibido el permiso que obtienen cada año para cazar la polla de agua, una especie de pájaro que hasta ahora habían podido capturar año tras año. El presidente de la federación de cazadores de las Tierras del Ebro, Manel Royo, ha explicado que «siempre la legalizaban a última hora, la última semana, según cómo iba la cosecha del arroz, y ahora todavía no sabemos si nos darán permiso o no». Los cazadores empiezan este domingo la temporada de caza menor, que se alargará hasta el primer domingo de febrero.

Royo ha explicado que hace 40 años que en el Ebro se captura la polla de agua, para la cual se tiene que obtener un permiso especial porque en su momento no se catalogó, según la versión de los cazadores del Ebro. La autorización para cazar la polla de agua la firmaba hasta ahora el Departament d'Agricultura pero ahora el encargado es Territori. «Es vergonzoso, lo que nos ha hecho el Departamento,» ha lamentado Royo, que ha apuntado que el primer día de cazar este pájaro representaba «una fiesta popular por el Montsià y el Baix Ebre». Los cazadores, además, defienden que el pájaro es una especie que prolifera rápidamente y que, si no se cazara, podría llegar a hacer daño a los campos en el Delta.

En el Ebro, según la previsión del presidente de la Federación de Caza de las Tierras del Ebro, Manel Royo, la temporada de caza menor «pinta bien», a la espera de saber si entra bastante el tordo o no, un ave migratoria que empieza a aparecer cuándo hay cambios de tiempo de bajada de temperaturas. Por otra parte, los cazadores alertan desde hace un tiempo que las medidas que se han tomado para combatir la plaga del caracol|tornillo manzana, con el secamiento de campos de arroz, hacen peligrar las aves acuáticas del Delta.

Los campesinos piden más implicación para frenar la sobrepoblación
En el Ebro, Unió de Pagesos ha reclamado a los cazadores la «implicación pertinente» para intentar paliar la sobrepoblación de fauna cinegética que hay en las Tierras del Ebro. Según los campesinos, «los daños no han parado de aumentar, sobre todo de conejo, jabalí, corzo y cabra hispánica». Según el presidente de la Federación de Cazadores en las Tierras del Ebro, la implicación de los cazadores es total.

En el caso del conejo, por ejemplo, UP pide a Agricultura que se declare la emergencia cinegética en los municipios de Roquetes, Tortosa y Santa Bàrbara por los daños irreversibles en naranjos y plantaciones de olivo jóvenes, que el conejo come la piel de la cepa hasta provocar la muerte. Según el sindicato agrario, la media de capturas de las temporadas 2007-2008 a 2009-2010 fueron de unos 27.000 conejos, mientras que la media de capturas de las temporadas 2010-2011 a 2014-2015 es de 43.800 conejos, es decir, un incremento de un 62%.

La población del jabalí también se está disparando y los daños son importantes en las fincas de almendros y de olivos del Baix Ebre y Montsià, donde destrozan, sobre todo, las nuevas plantaciones. Además, si las fincas tienen riego por goteo, los daños son quantiosos porque muchas veces las mangueras las hurgan hasta arrancarlas. Para hacer frente, Unió de Pagesos considera imprescindible que se emprendan ahora las actuaciones cinegéticas necesarias para evitar una sobrepoblación todavía más elevada en primavera.

También el corzo, especie que fue introducida hace pocos años en las Tierras del Ebro, hace unos cuatro que ha empezado a provocar daños relevantes en la Terra Alta y Ribera de Ebro, principalmente, en la viña y en los cerezos, donde se han detectado, fincas con retoños|pimpollos jóvenes arrasadas en un 80%, y también daños puntuales en la zona del Montsià y el Baix Ebre. Con respecto a la cabra hispánica, aunque últimamente no ha aumentado la población, hace más de treinta años que provoca daños, hasta el punto que ha llegado a ser el detonante del abandono de algunas fincas del regazo de los Puertos.

Para revertir esta situación de daños de la fauna al Ebro, Unió de Pagesos reclama que se apruebe una ley de caza con un nuevo planteamiento de gestión y nuevas herramientas y medidas que se apliquen mediante un plan de actuación concreto, que tiene que permitir que las poblaciones de fauna se adapten a la capacidad del medio natural y agrario para albergarlas y al hecho de que sean compatibles con la producción agraria. El sindicato también pide que se establezca la obligatoriedad para los titulares de los espacios cinegéticos, sean públicos sean privados, de disponer de un seguro de responsabilidad civil para cubrir los daños a la actividad agraria y forestal, que se articule un sistema de comunicación electrónica de los daños de fauna salvaje, y que se elaboren censos reales de las poblaciones de fauna cinegética.
Temas relacionados
Twitter DiariMes Twitter

@Diari_Mes

Envía tu mensaje
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43